Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España recibió una propuesta de EE UU para acoger a ministros chavistas si desertaban

Borrell ha explicado que la petición fue "genérica" y no se concretó, pero ha admitido que el Gobierno respondió a la Casa Blanca que analizaría la situación llegado el caso

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, este lunes en Madrid en la presentación del sello conmemorativo de la Carrera Diplomática española. En vídeo, sus declaraciones sobre Venezuela en la Cadena Ser.

España recibió una propuesta estadounidense para acoger a uno o varios ministros de Nicolás Maduro que pudieran abandonar el país en una hipotética deserción del régimen, pero la iniciativa se ha desestimado. El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha relatado este martes que Estados Unidos planteó a España que acogiera a ministros venezolanos si decidían salir del país. Exteriores respondió que lo estudiarían. En una entrevista en la Cadena SER, el candidato del PSOE a las elecciones europeas del 26 de mayo ha señalado que ha mantenido conversaciones con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y con el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, con este propósito. Los responsables estadounidenses lo sondearon respecto a la posibilidad de que "algunas personas" del Gobierno venezolano y sus familias quisieran abandonar el país y fueran acogidas por países que apoyaron a Juan Guaidó como presidente interino, entre ellos España.

"El planteamiento no se concretó en nada y no se refirió personalmente a nadie", ha declarado Borrell, que no ha detallado si la petición fue sobre el titular venezolano de Defensa, Vladimir Padrino, como apuntan algunos medios latinoamericanos. Aunque el ministro socialista ha dicho que la petición fue "genérica", también ha añadido que el Gobierno respondió a la Casa Blanca que estudiaría la situación llegado el caso. "Habría que bajar de las musas al teatro y saber de qué, quiénes, cuándo y cómo estaríamos hablando", ha indicado, eludiendo dar más detalles.

Por la tarde, en rueda de prensa en Washington, el enviado especial de EE UU para Venezuela, Elliott Abrams, confirmó que la Administración de Donald Trump había mantenido conversaciones con España y con otros países en dicho sentido, informa Amanda Mars. "Es una vieja conversación, ya cuando era subsecretario de Estado de Estados Unidos para Latinoamérica y había muchos regímenes militares, la pregunta de qué hacer con los dictadores apareció y fue, de hecho, Felipe González, primer ministro por ese entonces, quien, en ese momento, dijo que quizás España podía ayudar, tomando a alguna de esa gente", precisó después a Efe. Además de España, citó Cuba y Rusia como posible destinos, aunque admitió que también hay discusión con otros, a los que evitó mencionar.

Otras fuentes gubernamentales de España aclaran que la petición se ha desestimado. El Ejecutivo se siente incómodo accediendo a colaborar en una operación orquestada por Estados Unidos y que además puede interpretarse como una pieza más de la intervención militar con la que amaga Washington. Si España se plantea prestar ayuda, lo hará en solitario o en concertación con la Unión Europea, no como intermediaria de una estrategia estadounidense, aclaran las fuentes consultadas.

Más allá de confirmar ese requerimiento que ha lanzado Pompeo, el ministro no ha querido pronunciarse con claridad respecto al comunicado emitido esta noche por Washington en el que anuncia que retirará a su personal diplomático. El ministro ha asegurado no saber "en qué consiste" esa decisión. El Gobierno de Estados Unidos anunció a última hora de este lunes que retirará esta semana al personal diplomático que todavía queda en su embajada de la capital venezolana. "Esta decisión refleja el deterioro de la situación en Venezuela, así como la conclusión de que la presencia de personal diplomático en la embajada se ha convertido en un obstáculo para la política estadounidense", afirmó en un comunicado Pompeo.

Borrell sí ha ofrecido la ayuda de España para tratar de resolver los problemas en el sistema eléctrico que sufre Venezuela desde el pasado jueves. "No se puede estar indefinidamente sin electricidad, estamos a disposición de Venezuela para, si podemos aportar una solución, hacerlo", ha señalado. El ministro ha atribuido los problemas eléctricos que sufre el país al deterioro de la red y a la falta de mantenimiento: "Francamente, creo que hay un problema de fondo y de su red, y en eso sí podemos ayudar". El líder chavista, Nicolás Maduro, ha insistido este lunes en que la gravísima crisis eléctrica se debe a un sabotaje alentado por la oposición. El mandatario prometió justicia y habló de los supuestos autores intelectuales del apagón, que definió como "golpe electromagnético".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información