Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

“A las niñas también nos gusta el baloncesto”, el reproche que movilizó al jugador de la NBA Stephen Curry

La carta de una menor de nueve años a la estrella del baloncesto consigue marcar un punto en igualdad de género

El jugador del Golden State Warriors Stephen Curry, junto a un grupo de niñas que practican baloncesto.
El jugador del Golden State Warriors Stephen Curry, junto a un grupo de niñas que practican baloncesto. AP

Riley Morrison, una niña de nueve años de Napa, California, necesitaba zapatillas para la nueva temporada de baloncesto. Para su estreno, quería llevar las de Stephen Curry, estrella de los actuales campeones de la NBA, los Golden State Warrior. Lamentablemente el modelo de las “Curry 5s” no estaba disponible en la sección de niñas. Al ver esto, la pequeña le escribió una carta a su ídolo para que hiciera algo al respecto, porque “a las niñas también nos gusta el baloncesto”. El padre de la menor difundió la carta por redes sociales y consiguió una respuesta: Curry, a través de una carta escrita con lápiz y papel, le pidió perdón a Morrison, logró que la marca de zapatillas corrigiera el error y la invitó a celebrar con él el próximo Día Internacional de la Mujer.

La carta de Morrison, publicada en la cuenta de Instagram de su padre, un bombero y paramédico de Napa tuvo un veloz y efectivo recorrido. En ella, la pequeña se reconocía como su gran admiradora, pero le contaba lo decepcionante que fue ver el modelo de sus zapatillas solo en la sección de niños, donde además se podían personalizar. “A las niñas también nos gusta el baloncesto”, narraba la misiva. “Sé que apoyas a las niñas deportistas porque tienes dos hijas y organizas un campamento de baloncesto femenino. Espero que puedas trabajar con Under Armour —la marca que vende las zapatillas— para cambiar la situación”, concluía.

A los pocos días, Riley recibió una respuesta. Curry compartió en su cuenta de Twitter la carta que le escribió, también de puño y lápiz, a su reivindicativa admiradora. El gigante del baloncesto le pedía perdón a la niña y le aseguraba que el fallo ya estaba corregido: “Quiero estar seguro de que puedes llevar con orgullo mis zapatillas y voy a mandarte unas ahora mismo. Además, serás una de las primeras en tener también el nuevo modelo cuando salgan al mercado”, le premió Curry. Por último, le contó que estaba trabajando en “algo especial” para el próximo Día Internacional de la Mujer, así que que la esperaba en Oakland el 8 de marzo.

Curry, que tiene tres hijos, dos de ellas chicas, la mayor de seis años llamada igual que su forofa de California, es reconocido por su labor por fomentar el deporte femenino. El entrenador de los Warriors, Steve Kerr, dijo que no se había sorprendido nada cuando supo la historia de las cartas. “Steph, un jugador tan bueno como él, es un ser humano igualmente impresionante”, afirmó a los medios el pasado jueves, antes de un partido en Toronto.

"Quería escribir la carta porque parece injusto que los zapatos solo estén en la sección de niños y no en la de mujeres", explicó Morrison a Teen Vogue. "Quería ayudar a hacer las cosas iguales para todas las niñas”, agregó la pequeña que logró corregir el error de Under Armour. Ahora está lista para su nueva temporada de baloncesto y el resto de niñas jugadoras tienen más fácil encontrar las zapatillas que quieran.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información