Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nike ficha para un anuncio al exjugador de la NFL símbolo de la protesta antirracista

Colin Kaepernick será uno de los protagonistas de la campaña 'Just Do It' pero el anuncio hizo caer un 3% el valor de la compañía

Eli Harold, Colin Kaepernick y Eric Reid en octubre de 2016.

Nike entra de lleno en política. Y lo hace poniendo todo el poder de su marca detrás de la que quizás sea la figura más polémica del momento en el mundo del deporte en Estados Unidos, en un país partido políticamente en dos. La firma de indumentaria deportiva toma partido y va a utilizar a Colin Kaepernick, el antiguo quarterback de los 49ers de San Francisco, convertido en símbolo de las protestas antirraciales, como uno de los atletas que protagonizará la campaña con la que celebra el 30 aniversario del icónico eslogan Just do it.

Kaepernick dejó de competir en la Liga de Futbol Americano (NFL) tras concluir la temporada 2016, cuando empezó a hincar la rodilla en el césped para escuchar el himno nacional. Era su manera de mostrar ante la bandera de las barras y estrellas el rechazo a la brutalidad policial contra la comunidad afroamericana y otras injusticias sociales. Las protestas continúan hasta el punto de que la cadena que solo ofrece deporte ESPN decidió no emitir esta temporada el himno para evitar alimentar la controversia.

Fue el propio Colin Kaepernick el que reveló el apoyo de la corporación en su cuenta en las redes sociales. En el mensaje se ve una foto en blanco y negro con un plano directo a sus ojos, acompañado por un breve texto, muy contundente, en el que se puede leer: “Cree en algo. Incluso si significa sacrificarlo todo”. Nike sigue teniendo un contrato de patrocinio en vigor con el exjugador de la NFL. Además de realizar una línea exclusiva de indumentaria deportiva, destinará fondos a su organización caritativa Conoce Tus Derechos.

Nike es de los negocios más poderosos e influyentes del mundo, porque conoce bien quiénes son sus clientes y eso le permite ir por delante. Todo lo que hace está calculado. Con su respaldo apuesta porque sus fieles, especialmente las nuevas generaciones, apoyarán también su causa o, al menos, la respetarán. Pero al mismo tiempo trata de cubrir un vacío creado por la NFL en este debate, el mismo Donald Trump lleva aprovechando desde hace meses para cargar contra Kaepernick y otros jugadores que le siguieron en las protestas. Este martes, en una entrevista, el presidente dijo que se manda el mensaje equivocado.

Aunque con esta maniobra Nike trata de llamar la atención hacia un debate necesario en Estados Unidos, no deja de ser arriesgada porque entra de lleno en una cuestión muy controvertida. Reflejo de esa tensión, las acciones de la compañía caían más de un 3% en la apertura de Wall Street. La polémica provocó, por ejemplo, que el fundador de la cadena de pizzerías Papa John´s tuviera que dejar hace un año el cargo de consejero delegado porque su relación con la NFL afectó a las ventas y dejó de patrocinar también la Superbowl. 

La protesta racial también se atribuye como un factor en la caída de la audiencia de los partidos de la NFL, por el rechazo de los seguidores más conservadores y patriotas. La respuesta en las redes sociales al anuncio de Nike, de hecho, ha sido mixta. Unos fieles de la marca aplaudían el paso que está dando y consideran que las grandes corporaciones deben formar parte de debates que son relevantes para el ciudadano, como se está viendo en cuestiones relacionadas con el cambio climático o la inmigración. Otros, sin embargo, lamentan que se comercialice.

Kaepernick se colocó en el centro de la polémica cuando decidió quedarse sentado en el banquillo durante un partido de pretemporada hace dos años. Después optó por doblar la rodilla ante la bandera. Desde entonces, busca equipo y tiene una dispuesta legal con la NFL, junto a Eric Reid, que le apoyó en la protesta por la justicia social. "Colin ha sido atleta de Nike desde 2011", recordaba la portavoz de la firma Sandra Carreon-John, al justificar su inclusión en la campaña publicitaria, en la que aparecen también Odell Beckham, de los Giants de Nueva York, Shaquem Griffin de los Seahawks de Seattle o la tenista Serena Williams.

El anuncio de la campaña publicitaria de Nike se ha dado a conocer pocos días antes del primer juego de la temporada de la NFL, que será el jueves. "Creemos que Colin es uno de los atletas más inspiradores de esta generación, que ha aprovechado el poder del deporte para ayudar a mover el mundo hacia adelante", ha dicho Gino Fisanotti, vicepresidente de marca. La NFL ha adoptado una regla que requiere que todos los jugadores se pongan de pie durante el himno, aunque les ha dado la opción de mantenerse fuera del campo hasta que la ceremonia finalice. Aun así, las protestas han persistido durante la pretemporada.

Más información