Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La campaña oficial del Brexit, condenada a pagar 70.000 euros por violar la ley electoral

'Vote Leave', que contaba en sus filas con el exministro de Exteriores Boris Johnson, excedió el límite de gasto al financiar a otro grupo antieuropeo

Boris Johnson, durante la campaña de 'Vote Leave' en mayo de 2016.
Boris Johnson, durante la campaña de 'Vote Leave' en mayo de 2016.

Vote Leave, la campaña oficial del Brexit en el referéndum de junio de 2016, se enfrenta a una multa de 61.000 libras (68.917 euros) por violar la ley electoral, según ha determinado un informe de casi 40 páginas hecho público este martes por la Comisión Electoral británica. El órgano regulador, que ha remitido sus conclusiones a la policía metropolitana por si fueran constitutivas de otros delitos, ha determinado que Vote Leave, que tenía entre sus cabezas visibles al exministro de Exteriores británico Boris Johnson, superó en casi 500.000 libras (unos 564.850 euros) el nivel de gasto permitido en el plebiscito, establecido en siete millones de libras (casi ocho millones de euros).

La comisión, una entidad independiente que supervisa los procesos electorales en Reino Unido “para promover la confianza del público en el proceso democrático y asegurar su integridad”, ha encontrado “evidencias sustanciales” de que la campaña desvió más de 675.000 libras (unos 760.000 euros) hacia otro grupo antieuropeo, BeLeave, fundado por un estudiante de 22 años llamado Darren Grimes que afronta, a título personal, una sanción de 20.000 libras (unos 22.500 euros). Tanto él como David Halsall, persona responsable de Vote Leave, han sido reportados a la policía “por declaraciones falsas sobre el gasto en campaña”.

Según el director de política financiera y regulación de la Comisión Electoral, Bob Posner, “los dos grupos trabajaron en un plan común, no declararon su funcionamiento conjunto y no se adhirieron a los límites de gasto legales”. Esta financiación ilegal se habría utilizado para contratar a la firma canadiense de análisis de datos Aggregate IQ, en la que Vote Leave invirtió 2,7 millones de libras (casi el 40% de su presupuesto total). BeLeave gastó en sus servicios más de 675.000 libras; un dinero que, según el informe, habría sido desviado desde Vote Leave y no aportado por el propio Darren Grimes, que “reportó erróneamente” la donación como “propia”. Además, el documento también establece que Vote Leave no declaró correctamente otras 234.501 libras (264.962 euros) y que no presentó facturas por valor de 12.849 libras (14.518 euros).

La Comisión Electoral ha acusado a la campaña oficial del Brexit de obstruir repetidamente la investigación. En declaraciones a BBC Radio, su directora ejecutiva, Claire Bassett, ha asegurado que durante un período de más de tres meses hizo cinco intentos de entrevistar a Vote Leave sin conseguirlo, y añadió que les habían aplicado una “multa récord” por su falta de cooperación. Por su parte, un portavoz de Vote Leave ha declarado que el informe contiene afirmaciones “totalmente inexactas” y ha acusado al órgano regulador de estar motivado “por una agenda política y no por el descubrimiento de los hechos”.

En un comunicado, Darren Grimes ha afirmado que la multa la que se enfrenta –y que achaca a “haber marcado la casilla equivocada en un formulario”– es “totalmente desproporcionada e injustificada” . Y ha añadido: “También me parece asombroso y sorprendente que la comisión haya concluido que formé parte de un plan común con Vote Leave, a pesar de no haberme facilitado nunca los aspectos de esa alegación para que pudiera manifestarme al respecto”. Las reacciones entre los diputados británicos tampoco se han hecho esperar. Tras hacerse público el informe, el laborista Chuka Ummuna ha tuiteado: “Sabemos que Vote Leave mintió a una escala gigantesca. Ahora sabemos que también hicieron trampas, y es oficial. ¿Afectó eso al resultado? En un referéndum donde hubo una brecha del 4% entre Leave y Remain, ellos gastaron un 10% de más. Hagan las cuentas”.

Otras campañas multadas

La Comisión Electoral también multó el pasado mes de mayo al grupo Leave.EU por superar en al menos un 10% los límites del gasto, al descubrir que no declaró en sus cuentas 77.380 libras (87.700 euros). Al no tratarse de la campaña oficial, Leave.EU solo podía gastar un máximo de 700.000 libras durante todo el proceso. Este grupo de campaña secundario –cofundado por el financiador del partido antieuropeo UKIP, el empesario Arron Banks, y que actuó en paralelo a Vote Leave– fue condenado a pagar una multa de 70.000 libras (unos 80.000 euros). Por su parte, la campaña oficial por la permanencia en la UE, Britain Stronger in Europe, abonó 1.250 libras (unos 1.400 euros) el pasado diciembre por no presentar tres facturas y por declarar de forma incorrecta parte del gasto.

Más información