Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medias verdades en el discurso del estado de la Unión de Trump

El presidente se apuntó como mérito propio la buena marcha de la economía e introdujo afirmaciones engañosas sobre la inmigración

Una cabeza gigante del presidente Donald Trump para el carnaval de Niza.

Donald Trump afrontó su primer debate sobre el debate sobre el estado de la Unión confiado y con un tono optimista. Fue un discurso en el que no dudó en apuntarse como méritos las cosas que van bien y en el que aprovechó para cargar contra las políticas de su predecesor al hablar de los restos que tiene por delante. Pese a su retórica grandilocuente, evitó entrar en muchos detalles que cuestionaran su mensaje.

El paro entre los afroamericanos está al nivel más bajo nunca antes registrado. Es algo de lo que estoy muy orgulloso”. Es correcto, pero exagera al atribuirlo a sus políticas. La mayor parte de la reducción del desempleo en este colectivo se produjo con Barack Obama, del 16,8% al 7,8%. Ahora está en el 6,8%. También se atribuyó la creación de 2,4 millones de empleos desde las elecciones, pero más de medio millón corresponden a los últimos meses de Obama.

Terminó la guerra contra la energía. Somos, y estoy muy orgulloso, un país exportador de energía al mundo”. Es cierto, pero se explica porque el Congreso permitió en 2015 abrir el grifo a los productores para que pudieran enviar petróleo y gas natural más allá de Canadá. Eso está permitiendo que se reduzca la brecha con la energía que se importa. Si se mantiene la tendencia, EE UU será exportador neto en 2026.

EE UU pasó finalmente la página a décadas de pactos comerciales injustos que sacrifican nuestra prosperidad”. Se anticipa demasiado al apuntarse el tanto. El déficit comercial durante su primer año de mandato creció un 11,6% con el resto del mundo, hasta los 513.600 millones de dólares acumulados hasta noviembre. Con China lo hizo un 12,3% y un 9,6% con México.

EE UU liberó terroristas que luego encontramos en el frente de batalla”. Es correcto, aunque tendencioso. La Oficina Nacional de Inteligencia identificó a 121 antiguos presos en Guantánamo que retomaron la actividad terrorista. De ellos, 113 fueron liberados en la presidencia de George Bush y el dirigente del Estado Islámico al que citó en su discurso, Abu Bakr al-Baghdadi, no fue liberado por EE UU.

La coalición para derrotar al ISIS liberó el 100% del territorio que estos asesinos ocuparon en Irak y Siria”. Se apoya al hacer esta afirmación en un dato que maneja el Pentágono pero la amenaza sigue siendo real y los terroristas modificaron sus tácticas de ataque y siguen controlando pequeñas bolsas de territorio en ambos países.

Los permisos de residencia se dan aleatoriamente, sin que se tengan en cuenta la formación, los méritos y la seguridad”. La representación que hizo el presidente para urgir la reforma migratoria es falsa. Existe una lotería para la concesión de visados, pero incluye como requisitos estar graduado o tener experiencia profesional. Los seleccionados deben pasar un control para determinar si tienen antecedentes.

Los recientes ataques en Nueva York fueron posibles por la lotería de visados y la migración en cadena”. Trump está en lo cierto al decir que los dos terroristas entraron legalmente en EE UU aprovechando sus lazos familiares, pero se radicalizaron ya residiendo en el país. Es falso, además, que los inmigrantes legales puedan patrocinar el visado de familiares lejanos, como primos y tíos.

Más información