Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marie Harel, la granjera que inventó el queso camembert

Google homenajea a la creadora del famoso queso cremoso en el día de su 256 cumpleaños

Marie Harel
Marie Harel, inventora del queso camembert

Marie Harel, nacida el 28 de abril de 1761 en la localidad francesa de Crouttes, es la responsable de la aparición del primer queso camembert en 1791. Ese descubrimiento le ha permitido ser inmortalizada en su Francia natal, pero también ser honrada hoy por Google en el 256 aniversario de su nacimiento.

En el doodle, Marie Harel aparece en un pase de diapositivas que ilustran la elaboración del queso camembert paso a paso. Está dibujado en un estilo infantil y nostálgico que recuerda a los artistas franceses de los carteles del siglo XX, como Hervé Morvan y Raymond Savignac.

Marie Harel trabajaba como lechera en una mansión de un pequeño pueblo de Normandía, denominado Camembert. Cuenta la historia que Marie comenzó a fabricar el famoso queso en 1791, siguiendo los consejos del abad Charles-Jean Bonvoust, de la región de Brie, que había llegado hasta su pueblo huyendo en plena revolución francesa.

Marie Harel

Al parecer, según cuenta la tradición, a las indicaciones del abad, que era un erudito en el entonces ya conocido queso brie, Marie Harel sumó su toque personal, envasando el queso en las cajas de madera.

Al igual que el queso brie, el camembert está elaborado con leche de vaca cruda, pero sin crema. Es un queso de color amarillo, con aroma terroso y sabor cremoso. Su corteza es blanca, aunque esta característica llegó en 1910, cuando se le introdujo el moho Penicillium candidum. Hasta ese momento la corteza del camembert era azul.

Marie Harel trabajaba haciendo queso en la mansión de Beaumoncel y elaboraba quesos de camembert de acuerdo con la costumbre local. Su principal contribución fue la iniciación de una dinastía de queseros emprendedores que desarrollaron la producción de queso Camembert a gran escala, en particular su nieto Cyrille Paynel, nacido en 1817, que creó una fábrica de quesos en el municipio de Le Mesnil-Mauger en Calvados.

La hija de Marie Harel tuvo un rol fundamental en la popularización del queso. Cuenta la historia que durante una visita de Napoleón III a la zona, ésta le entregó una porción de Camembert. El emperador quedó fascinado con este nuevo queso e inmediatamente ordenó que enviaran con regularidad remesas al palacio de las Tullerías, en la orilla norte del Sena.

El éxito de la producción del Camembert en la primera mitad del siglo XIX se debió en gran medida a los descendientes de Marie Harel, que se consideraban los únicos usuarios legítimos de la denominación Camembert. Sin embargo, a partir de 1870, otros queseros de la región de Normandía impugnaron este monopolio familiar.

Marie Harel
Museo del Camembert

Hoy en día, sólo el camembert, hecho de leche sin pasteurizar, recibe la denominación Camembert de Normandie. Sin embargo, a principios de los años 90 del pasado siglo, una norma de la CE puso en peligro de desaparición al queso precisamente por forma de elaboración.

El pueblo de Vimoutiers, sede del Museo del Camembert y donde falleció Marie Harel el 9 de noviembre de 1884, cuenta con una estatua de una vaca, así como una de Harel, que realizó una de las contribuciones más deliciosas a la cultura del queso francés y, por extensión, al resto del mundo.

Más información