“Ninguna ley dice que los refugiados tengan derecho a elegir dónde vivir”

El vicepresidente del Parlamento húngaro y vicepresidente del partido del Gobierno cree que el referéndum que Hungría celebra hoy servirá de ejemplo a otros países

Gergely Gulyás (Budapest, 1981), vicepresidente del Parlamento Húngaro, cree que el sistema de reubicación acordado en la UE está acabado. Gulyás, vicepresidente de Fidesz, el partido del Gobierno y uno de los redactores de la polémica nueva Constitución, cree que el referéndum de este domingo, con el que el Ejecutivo del primer ministro Viktor Orbán trata de movilizar a los húngaros contra la política migratoria de la UE, puede ser un buen ejemplo para otros países. Todos los sondeos señalan que la mayoría de los votantes se decantará por el no a las cuotas. Queda por ver si el Gobierno logrará movilizar a más del 50% del electorado, requisito para que la consulta sea válida. Sin embargo, superen o no esa cifra, Gergely considera válido el resultado, “políticamente”.

Gergely Gulyás.
Gergely Gulyás.

Pregunta.¿Cuál es la intención del Gobierno húngaro con ese referéndum?

Respuesta. Vivimos en una democracia, así que queremos saber cuál es la opinión de los ciudadanos sobre esta cuestión. Una cuestión que, desde hace más de un año, es uno de los asuntos de política interna más importante en toda Europa.

P. ¿Qué va a hacerse después de la consulta?

R. Depende de los resultados. Para que el referéndum sea considerado válido es necesario que participe un 50% del electorado. Sin embargo, desde el punto de vista político también es válido si no supera esa cifra. Queremos tener una gran mayoría para el no y queremos que los ciudadanos den así su apoyo al Gobierno húngaro en lo que se negocia en la UE con otros Gobiernos. Tenemos una mayoría en la sociedad húngara, pero sabemos que también hay una gran mayoría de ciudadanos europeos que comparten nuestras mismas visiones. La UE se ha creado desde la democracia, por eso este puede ser un buen ejemplo también para otros países de la UE que puede evidenciar que estas soluciones tomadas por la Comisión Europea están en contra de la opinión de los votantes europeos.

Más información
La UE acuerda el reparto de 120.000 refugiados con cuatro países en contra
Hungría convoca un referéndum sobre las cuotas de refugiados de la UE
Hungría sella la frontera y criminaliza la entrada ilegal de migrantes

P. ¿Cuáles son las propuestas del Gobierno sobre inmigración?

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

R. Tenemos que mostrar solidaridad, eso no está en cuestión. Tenemos que ayudar financieramente a estos países, si hablamos de refugiados, en el primer país seguro al que llegan; por ejemplo Turquía para los sirios. No hay ninguna ley internacional que diga que los refugiados pueden decidir en qué país quieren vivir. También apoyamos la creación de un Ejército europeo común, pero es un error pensar que podemos ayudar a millones de personas en Europa.

P. El Gobierno húngaro ha hecho una agresiva campaña contra la inmigración que la oposición y las organizaciones sociales consideran disparatada.

R. Yo creo que lo que ha sido un disparate es el comportamiento de la Comisión Europea. Lo que es un disparate es permitir es permitir que miles de personas venga a Europa sin control. El Gobierno húngaro no ha roto los tratados europeos. Nuestra política es correcta y hemos visto cambios en la misma línea en otros países europeos.

P. En esa campaña se ha comparado a los inmigrantes con terroristas o violadores.

R. Más de dos millones de personas llegaron a la UE en el último año, entre ellos hay algunos refugiados que tienen el derecho a asilo –en Turquía, si Turquía es el primer país seguro--, miles de inmigrantes que buscan una vida mejor y también algunos terroristas; algo que tras los atentados de París no está en cuestión. Los servicios de inteligencia de varios países han alertado de estos riesgos. No todo el mundo que llega a Europa es un terrorista, pero es una locura permitir que millones de personas que entren en Europa sin control. Es un peligro para nuestra sociedad, independientemente del porcentaje. No controlar las fronteras es una invitación para que vengan en masa cientos de miles de personas que buscan una vida mejor.

P. Según el sistema acordado en la UE, Hungría debe reubicar a unos 1.200 refugiados procedentes de Italia o Grecia. Por ahora no ha acogido a ninguno. ¿No va a cumplir?

R. El acuerdo de reubicación no funciona. La Comisión Europea y el Parlamento Europeo adoptaron esta decisión sobre las cuotas, pero sólo alrededor de 5.000 personas han sido reubicadas, de las 160.000 acordadas… Fin del debate… No obstante hay otra propuesta de Bruselas encima de la mesa que dispone una cuota sin límite. Eso es lo que queremos evitar. Este referéndum no es sobre el acuerdo de reubicación actual, es de cara a las decisiones futuras; también hacia los procedimientos.

P. El sistema de reubicación ha sido acordado por mayoría entre los 28 países miembros. Bruselas ya ha recordado que debe cumplirse. Además, dispone multas para quienes no lo respeten.

R. Nosotros, junto con Eslovaquia, hemos recurrido el acuerdo al Tribunal de Justicia Europeo y es la justicia quien debe decidir sobre el ello; no sólo sobre el sistema, también el procedimiento con el que se firmó el acuerdo.

Sobre la firma

María R. Sahuquillo

Corresponsal en Moscú, desde donde cubre Rusia, Ucrania, Bielorrusia y el resto del espacio post-soviético. Antes, fue enviada especial para grandes coberturas y se ocupó de los países de Europa Central y Oriental. Ha desarrollado casi toda su carrera en EL PAÍS y además de temas internacionales está especializada en asuntos de igualdad y sanidad.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS