Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un refugiado sirio por matar con un machete a una mujer en Alemania

El solicitante de asilo había estado involucrado en peleas previas y tenía antecedentes

El agresor, detenido por la policía. Reuters-Quality

Un solicitante de asilo sirio ha sido detenido este domingo por matar con un machete a una mujer en la localidad de Reutlingen, en el estado de Baden Würtemberg (suroeste de Alemania), y herir a otras dos personas. Al parecer el hombre, de 21 años, había estado involucrado en peleas anteriores y tenía antecedentes, según la policía. Las autoridades han declarado que no hay evidencia de que el ataque sea un acto terrorista. La policía cree que puede tratarse de un caso de violencia de género, según ha declarado un portavoz policial a la agencia DPA; sospechan sospechan que el agresor y la mujer apuñalada se conocían y podían mantener una relación.

El incidente de este domingo es el tercer acto violento en diez días en Alemania, y, aunque no tienen ninguna relación entre sí, ni ningún patrón, han sembrado una ola desconfianza en el país. Sobre todo hacia los refugiados. Y es que se produce después de que el pasado lunes, un refugiado afgano atacase con un hacha y un cuchillo a varias personas en un tren de de Baviera antes de ser abatido por la policía; un ataque que se atribuyó después el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

Ese ataque ya enturbió el debate sobre la acogida de refugiados en Alemania y la política de la canciller Angela Merkel. El hecho de que el afgano se encontrase, además, entre el millón de refugiados que entraron en el país el año pasado ha sido un fuerte golpe para los solicitantes de asilo que viven en el país. Un golpe al que ahora puede sumarse también el incidente de este sábado y que está siendo utilizado como munición contra la política migratoria de Merkel fundamentalmente por el ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Incidentes violentos en Alemania

El agresor de Reutlingen, cuya identidad no ha revelado la policía, mantuvo una discusión con una mujer embarazada y por razones que aún se desconocen la apuñaló con un machete. Poco antes, había herido a otra mujer y un hombre en las inmediaciones de la estación de autobuses de la ciudad, de 100.000 habitantes localizada a unos 30 kilómetros de Stuttgart. El solicitante de asilo fue detenido por la policía, que al parecer, trató de impedir su huida con un coche patrulla.

El ataque desató por unos minutos el pánico en la ciudad y en el país, que aún se recupera del terror provocado por los dos incidentes violentos de los últimos días, el del lunes y otro el viernes, cuando un joven de 18 años con problemas psiquiátricos y obsesionado con los tiroteos múltiples mató a tiros a nueve personas en un McDonalds de Múnich antes de suicidarse frente a la policía. El ataque de este domingo puede, además, complicar aún más la gestión de la crisis migratoria a la canciller Merkel.