Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primavera aumenta el riesgo de transmisión del virus del Zika en Europa

En 18 países europeos, como España, la probabilidad de una epidemia es moderada debido a la presencia del mosquito tigre, según la OMS

La llegada del buen tiempo aumenta el riesgo de transmisión del Zika en Europa. La Organización Mundial de la Salud ha advertido este miércoles de que la probabilidad de que haya brotes locales es mayor en los 18 países de la región en los que, como España, está presente el mosquito tigre, transmisor del virus. El riesgo es alto en zonas como la isla de Madeira o la costa norte y oriental del mar Negro por la influencia del clima. El virus del Zika, que en la mayoría de los casos produce una infección leve, está vinculado a la microcefalia en bebés de madres infectadas y a otros trastornos neurológicos graves.

Mosquito Virus Zika
Un laboratorio colombiano analiza mosquitos Aedes, transmisores del zika, en febrero. AP

La propagación del virus —presente ya en la mayoría de los países de América y algunos de Asia y el Pacífico— y su asociación con la microcefalia y casos de Guillain-Barré llevó el pasado febrero a la OMS a declarar la alerta sanitaria global. Ahora, la ultima evaluación de la presencia del virus en el continente europeo llevada a cabo por los expertos de este organismo elevan el riesgo de brotes autóctonos en Europa, donde hasta ahora los casos detectados eran importados.

En la región no hay mosquitos Aedes aegypti, el vector principal de transmisión del zika, pero sí mosquito tigre (Aedes albopictus), que también puede transmitir la enfermedad. Este insecto está presente en 18 países: España, Francia, Italia, Malta, Croacia, Israel, Mónaco, San Marino, Turquía, Grecia, Suiza, Bulgaria, Rumania, Eslovenia, Georgia, Albania, Bosnia y Montenegro, donde el riesgo de que haya brotes locales es moderado, según el informe de situación de la OMS hecho público en Copenhague.

“Podemos constatar que hay un riesgo de propagación de la enfermedad del virus del Zika en la región Europea y que el riesgo es variable de un país a otro”, ha apuntado la directora para Europa de la OMS, Zsuzsanna Jakab, que ha animado a los países europeos a poner en marcha medidas para hacer frente al brote.

A Anthony Costello, director del departamento de salud materno infantil de la OMS, le preocupa la llegada del virus a Europa. "Tenemos que estar muy pendientes y expectantes", ha apuntado en una conferencia dedicada al zika en el marco de Women Deliver, la mayor conferencia dedicada a la igualdad de género de la última década, que se celebra estos días en Copenhague. Y es que uno de los grupos de mayor riesgo de la enfermedad son las embarazadas --por la asociación del virus con la microcefalia-- y las mujeres en edad reproductiva.

El experto de la OMS ha destacado la rapidez con la que se ha propagado el zika en Brasil, el país más afectado por la enfermedad y donde más se concentran los casos de microcefalia en bebés nacidos de madres infectadas (unos 3.000 casos registrados por ahora). "El impacto económico de la epidemia aún se desconoce pero está claro que es mayor de lo que se esperaba", ha apuntado Costello. La presión sobre los sistemas sanitarios de los países afectados, aunque la mayoría de los enfermos tienen síntomas leves, tendrá un coste. 

 "El zika todavía nos provoca más preguntas que respuestas. No sabemos la frecuencia de transmisión, tampoco los mecanismos del virus y no sabemos, por ejemplo, si hay una edad gestacional de mayor riesgo", ha destacado en la conferencia de Women Deliver la investigadora brasileña Melania Amorim.

Medidas de control y protocolos de detección

En los países donde, como España, el riesgo es moderado la OMS ha recomendado reforzar el control de la presencia del mosquito tigre y poner en marcha mecanismos para evitar su propagación. Además, ha instado a las autoridades sanitarias nacionales a poner en marcha mecanismos de detección rápida de los posibles contagios y a garantizar la protección de los grupos de riesgo, en especial de las embarazadas, debido a la vinculación del zika con casos de microcefalia.

"Estamos preparados para apoyar a los países europeos sobre el terreno en caso de brotes de virus Zika", ha aseverado el director de la División de Enfermedades infecciosas y Seguridad en Salud de la OMS en Europa, Nedret Emiroglu, que facilitará el acceso a herramientas de diagnóstico para agilizar la detección de posibles casos y convocará una próxima reunión en junio en Portugal para evaluar de nuevo el riesgo y ver si hay nuevos aspectos a mejorar.

Más información