Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Y si tienes Zika, ¿qué pasa?, ¿vas a matar al bebé?”

Una embarazada colombiana de cinco meses relata la angustia y las dificultades para saber si tuvo el virus

Manifestación a favor del aborto en Colombia.
Manifestación a favor del aborto en Colombia. efe

“Y si tienes Zika, ¿qué pasa?, ¿vas a matar al bebé?” Lorena Herreño, de 29 años, recuerda textualmente las preguntas que su médico le hizo cuando se atrevió a pedirle un diagnóstico para saber si tenía el virus. Aunque no había escuchado mucho del tema, cuando se enteró de que estaba embarazada, y que los síntomas de los que hablaban en las noticias eran los mismos que ella sentía, pidió ayuda.

“Me salió una alergia, yo llevaba varios días en tierra caliente, en una zona de alerta por el virus, era lógico que quisiera saber si estaba infectada”, cuenta. Ante la insistencia por tener un examen que le diera tranquilidad buscó en Bogotá atención la especializada que, según ha dicho el Ministerio de Salud, deben recibir las mujeres embarazadas en zonas de riesgo de Zika.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó conceder la interrupción del embarazo a las mujeres infectadas, pero en casos como el de Lorena, la gestación avanzó sin saber si existía un riesgo para el feto. El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, que en febrero pasado confirmó el primer caso de un aborto por el virus, ha asegurado que no está comprobado que la microcefalia se desarrolle a causa del Zika. “Nadie puede decir que va a abortar porque tiene Zika. La relación no es Zika y aborto; es microcefalia y aborto”.

Lorena, que trabaja en una institución gubernamental, cuenta que su examen ha tenido que pasar por tres instancias y a pesar de esto, no hay un resultado claro. “Se suponía que debía esperar solo 15 días, pero pasan los meses, el embarazo avanza y nadie me dice si los síntomas que tuve están relacionados con el Zika”, cuenta resignada. Hasta abril pasado, más de 10.00 mujeres embarazadas estaban diagnosticadas con el virus en Colombia.

“Se debe entender que el zika afecta la salud y una de las circunstancias que permite el aborto legal es cuando está en riesgo la salud de la madre”, dice Mónica Roa, abogada de Women’s Links Worldwide. El Zika también se ha convertido en una cuestión de género. Los expertos en el tema señalan que el conocimiento generado por la investigación de este virus debe servir para hacer una reflexión sobre la situación de las mujeres en lo que se refiere al acceso a salud y a los derechos sexuales y reproductivos.