Cientos de refugiados huyen del centro de detención de Quíos tras una pelea

Grupos de asilados sirios y afganos participaron en una pelea en la noche del viernes, que dejó tres heridos

Un grupo de inmigrantes caminan por una calle de la isla de Quíos esye viernes.Orestis Panagiotou (EFE) (atlas)

Centenares de refugiados sirios han escapado este viernes del centro de detención de la isla griega de Quíos y se han dirigido a pie hasta el puerto local. Los asilados han tomado esta decisión después de los enfrentamientos ocurridos en esta instalación durante la pasada noche entre sirios y afganos, que acabaron con tres heridos.

Más información
La UE recurre al reasentamiento para elegir refugiados vulnerables
Grecia reconocerá como seguro a Turquía para agilizar expulsiones

Cerca de 500 de los 1.650 refugiados que se encontraban en este centro de registro, transformado de hecho en centro de detención tras la puesta en marcha del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, han derribado la valla sin que la Policía se lo impidiese y se han dirigido hacia la ciudad de Quíos. "Los sirios nos dijeron que no querían seguir en el mismo lugar que los afganos debido a los enfrentamientos", han explicado fuentes de las fuerzas de seguridad, que han precisado que los agentes se limitaron a acompañar a los asilados hasta la localidad.

Según ha explicado el alcalde de Quíos, Manolis Burnús, que los refugiados caminaron hasta el puerto, donde esperan en el muelle "la llegada del barco para ir al puerto del Pireo", en las proximidades de Atenas y el mayor de Grecia.

Esta tensión, que cada día aumenta en los centros de detención de las islas del Egeo oriental y en los campamentos informales del Pireo y de Idomeni, ha empezado a provocar malestar entre una parte de los habitantes de Quíos, hasta ahora solidarios con los refugiados. Unos dos centenares de habitantes de la isla se han manifestado este viernes ante la comisaría local y han exigido el cierre del centro o, en su defecto, su transformación en un lugar donde exclusivamente se registre a refugiados.

El Ayuntamiento de Quíos, por su parte, ha anunciado que pedirá al ministerio de Migración que le sea devuelto el terreno donde se encuentra esta instalación de detención. "Ofrecimos al ministerio el terreno para utilizarlo solo como centro de registro. Transformarlo en centro de detención constituye una violación del acuerdo", ha destacado Burnús.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Para hacer frente a esta tensión creciente, la policía decidió el jueves, según los medios griegos, desplazar a 150 agentes adicionales a Quíos, Lesbos y Samos, además de otros 105 a Kilkís, el centro encargado de la seguridad del paso de Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia. Mientras tanto, en el puerto del Pireo, donde permanecen 5.377 personas, los refugiados rechazan su traslado a centros de acogida.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS