La unión homosexual en Perú choca otra vez con el Congreso

El país andino rechaza el matrimonio gay, como Bolivia, Venezuela y Paraguay

Manifestación por los derechos de los homosexuales, en Lima.
Manifestación por los derechos de los homosexuales, en Lima.REUTERS

El tiempo y el cambio generacional son la esperanza del Movimiento Homosexual de Lima (Mhol), que ha decidido no conformarse con la ley de unión civil, desechada el martes por la Comisión de Justicia del Congreso —en una votación de siete en contra, cuatro a favor y dos abstenciones—, y recuperar unas pretensiones cuya lucha puede prolongarse varios años, con el nuevo Parlamento en 2016 o con procesos en el Tribunal Constitucional y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

En 2014, la Comisión de Justicia que preside el congresista del Partido Popular Cristiano, Juan Carlos Eguren, postergó dos veces la votación de la ley de unión civil de personas del mismo sexo, pese a las movilizaciones masivas que pedían la aprobación del proyecto.

Las nuevas generaciones podrían tomar la decisión a favor de los derechos de los homosexuales en el futuro

Al reanudarse la legislatura en marzo, la cuestión volvió a la agenda y en el debate parlamentario del martes la mayoría de argumentos en contra del proyecto se centró en cuestiones religiosas pese a que, según la Constitución, Perú es un estado laico. El congresista fujimorista y expastor evangélico Julio Rosas dijo que “la familia natural corresponde a las ciencias naturales, no a las ciencias sociales: una institución de un hombre y una mujer. No se puede legislar en base a la orientación sexual. Hoy es la atracción entre personas del mismo sexo, mañana es a menores”. Su colega de bancada, Carlos Tubino, en contra de la unión civil, expresó que al archivar el proyecto de ley prevaleció “el sentir de la mayoría de peruanos respecto a la familia”. Tres congresistas del partido de Gobierno, Gana Perú, votaron en contra de la iniciativa de ley, pese a que, siendo candidato, Ollanta Humala pidió el voto de los colectivos de gais y lesbianas. El presidente de la Comisión de Justicia también rechazó la norma, pese a que los congresistas que presiden comisiones suelen abstenerse de ejercer el voto.

El presidente del Mhol, Giovanni Infante, explicó que recogerán 64.000 firmas “para plantear una iniciativa legislativa, con la próxima conformación del Congreso, y, en paralelo, un proceso en el Tribunal Constitucional que luego podría presentarse en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

Las nuevas generaciones podrían tomar la decisión a favor de los derechos de los homosexuales en el futuro, debido al conservadurismo de la mayoría del Congreso y de la sociedad peruana actual. Perú es uno de los cuatro países en Sudamérica que no permite la unión civil de los gais, junto a Bolivia, Venezuela y Paraguay.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS