Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal de Brasil recibe amenazas por el ‘caso Petrobras’

Rodrigo Janot ha extremado su seguridad en los últimos días

Rodrigo Janot en la Suprema Corte en Brasilia. Ampliar foto
Rodrigo Janot en la Suprema Corte en Brasilia. AFP

El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, ha elevado su seguridad y la de su familia, según fuentes oficiales, después de que el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, le transmitiese en persona el pasado miércoles la preocupación de los servicios de inteligencia ante la posibilidad concreta de que sufra atentados relacionados con las investigaciones del caso Petrobras. La Operación Lava Jato, que mantiene en vilo al país hace casi un año, está a punto de dar un paso decisivo y de repercusiones históricas con la presentación de denuncias formales contra diputados y senadores, que se esperaban para este viernes, pero que se conocerán a finales de la semana próxima, según ha podido recabar EL PAÍS.

Las amenazas no provienen de células terroristas, sino de elementos “radicalizados” que han extremado sus posturas como consecuencia del proceso de polarización que viene observándose en la sociedad brasileña desde las pasadas elecciones de octubre (en las que Rousseff venció apenas con un 51% de los votos, frente a un 49% del opositor Aécio Neves). Según las fuentes consultadas, la polarización puede conducir a la “violencia” y dificulta el trabajo “firme y equilibrado” de la Fiscalía y la Policía Federal, que junto con el juez Sergio Moro han alumbrado el mayor caso de corrupción de la séptima economía mundial y destapado la podredumbre que escondía la mayor empresa de Brasil, la compañía pública más grande de América Latina (otrora “el orgullo de los brasileños”), que es considerada hoy la petrolera más endeudada tras haber perdido en dos años un 70% de su valor de mercado.

Se espera que una treintena de políticos sean denunciados la próxima semana 

En los últimos meses la fanatización de determinados grupos que responsabilizan de la corrupción al PT y a Dilma Rousseff (presidenta del Consejo de Administración de Petrobras durante la mayor parte de los años investigados) y de los colectivos cercanos al Gobierno, que defienden su actuación, es ampliamente perceptible en blogs e incluso medios de comunicación tradicionales. “Las denuncias van a dejar insatisfechas a ambos extremos”, explica otra fuente muy cercana a la investigación iniciada en Curitiba hace ya dos años, que apunta la posibilidad de que las amenazas hayan sido “estimuladas” por sectores con intereses en la Lava Jato.

Se espera que al menos una treintena de políticos sean denunciados la semana próxima: la lista viene siendo filtrada desde hace meses por algunos periódicos brasileños y compromete muy seriamente al partido gobernante, el PT, y a su base aliada del PP y PMDB.