Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Calle: “Si hay acuerdo, las FARC no mantendrán sus armas”

El negociador jefe del Gobierno en la mesa de diálogo en Cuba afirma que la paz exige la total disolución militar de la guerrilla

Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno con las FARC, el miércoles en La Habana.
Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno con las FARC, el miércoles en La Habana. EFE

El jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz con la guerrilla de las FARC, Humberto de la Calle, aseguró este domingo desde La Habana, sede de las negociaciones para terminar con el conflicto armado interno de Colombia, que una vez se firme el acuerdo definitivo con la insurgencia esta tendrá que iniciar el proceso de dejar las armas.

“Los colombianos pueden estar seguros de que las FARC no mantendrán sus armas si se llega a un acuerdo. La dejación es un imperativo que debe conducir a que no haya una paz armada”, dijo al término de otro ciclo de negociaciones que este mes completan dos años.

En sus declaraciones, el líder de la delegación del Gobierno también se refirió al grupo de 12 víctimas del conflicto armado que pudieron verse cara a cara con los negociadores este domingo. “Estas visitas nos recuerdan porqué estamos adelantando estos diálogos: precisamente para que no haya más víctimas y para que podamos satisfacer sus derechos de manera plena”.

Este es el cuarto grupo de afectados por la violencia que viaja a La Habana, pero a diferencia de los anteriores, en este caso solo asistieron 11 personas ya que una de ellas, Tulio Murillo, exguerrillero de las FARC, envió un video desde la cárcel en donde ha denunciado que ha sido víctima de violaciones a sus derechos humanos.

De esta delegación también hicieron parte un exparamilitar desmovilizado que fue reclutado siendo menor de edad y una periodista abusada sexualmente por paramilitares. En total, son 60 las víctimas de las guerrillas, los paramilitares y los agentes del Estado las que hablarán no solo de su dolor, sino de cómo esperan que sean resarcidos sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación.

Esta semana, las FARC reconocieron públicamente que han causado daño a los colombianos durante los 50 años que ya dura el conflicto armado y que asumirán la responsabilidad sobre sus actos de guerra, pero matizaron sus declaraciones diciendo que los civiles nunca fueron su objetivo. Para De la Calle, este es un paso importante de la guerrilla que se había negado reiteradamente a reconocer a sus víctimas, pero no suficiente. “La disculpa del 'tú también', si bien tiene cabida en el análisis, no debe ser usada por ninguno de los actores para disminuir la solidez del reconocimiento de responsabilidad por graves crímenes”.

Las declaraciones del líder de la delegación del Gobierno se dan a pocas horas de que el presidente Juan Manuel Santos comience una gira por seis ciudades europeas en busca de apoyo político y financiero para un eventual postconflicto. La primera de ellas es Madrid, en donde este lunes se reunirá con el jefe de Gobierno, Mariano Rajoy y con Felipe VI. También visitará Bruselas, Berlín, Londres, Lisboa y París.