Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FABRIZIO HOCHSCHILD | COORDINADOR DE LA ONU EN COLOMBIA

“Es imposible contentar a todos”

El coordinador de la ONU en Colombia habla sobre los foros de víctimas en Cali

Junto a la Universidad Nacional escogerá a 60 víctimas que viajen a La Habana en representación de seis millones de afectados

Fabrizio Hochschild durante una entrevista en Colombia.
Fabrizio Hochschild durante una entrevista en Colombia. EFE

Fabricio Hochschild, coordinador de la ONU en Colombia, fue el responsable, junto a la Universidad Nacional, de organizar cuatro foros con víctimas del conflicto armado venidas de todos los rincones del país. El objetivo era recoger sus propuestas para llevarlas a la mesa de negociación con las FARC que se desarrollan en La Habana. Su misión también incluye seleccionar a 60 víctimas que viajarán a la isla en representación de seis millones de afectados para participar en las conversaciones. Es la primera vez que se les incluye en la agenda de la paz y se les da voz en la negociación.

Pregunta. ¿Cuáles son los grandes retos?

Respuesta. Uno es el de verdad. Hay muchas víctimas que quieren saber lo que pasó y el desafío es construir el mecanismo más apropiado que deje satisfechos a los colombianos. Otro es la reparación. Colombia tiene un sistema que ya está funcionando (ley de víctimas), pero hay muchas propuestas para mejorarlo. Las víctimas están buscando que el alcance sea más amplio, pero definir qué cambios se harán es complejo. También está el tipo de justicia penal (que se aplicará a los desmovilizados) y este es quizás el tema que más genera polarización. El cuarto es la reconciliación. Tras 50 años, generaciones y generaciones de conflicto, la reconciliación va a ser muy difícil.

P. Algunos sectores políticos y víctimas piden una tregua para negociar. ¿Qué le parece?

R. Creo que toca empezar a pensar en qué medidas se pueden tomar para que el impacto sobre civiles del conflicto vaya disminuyendo. Entre un conflicto total y un cese al fuego bilateral hay cosas en medio, medidas de construcción de confianza que se pueden adoptar para que los colombianos empiecen a sentir la paz.

P. En este foro de víctimas de Cali se ha evidenciado la tensión que hay entre las víctimas.

R. Es de esperar, con tanta diversidad para discutir un tema tan sensible y con tanto dolor, que haya roces. Lo importante es que logramos superar estas diferencias y cumplir con lo que se espera: las propuestas para la mesa de negociaciones.

P. ¿Cómo van a escoger a las víctimas que representarán a las demás en La Habana?

R. No estamos eligiendo a las 60 personas que son los representantes definitivos del universo de víctimas en Colombia, como si fuera un Gobierno de víctimas. Eso es imposible. Tratamos de facilitar que puedan asistir y ser escuchadas, y que esas víctimas sean, de una u otra manera, representativas de la pluralidad del país en términos de regiones, de hechos victimizantes y de victimarios. Pero sin ninguna pretensión. No va a ser posible dejar contentas a todas las víctimas.

P. Las FARC dicen que, si en esa lista de 60 entran militares, también deben entrar guerrilleros. ¿Qué opina?

R. No se debe excluir a nadie que cumpla con los criterios: personas que han sufrido violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos en el conflicto. No cabe duda de que las hay entre uniformados de la fuerza pública y en la guerrilla. No se los puede excluir, pero la gran mayoría son civiles.