Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU admite que recoge información en el exterior, como todos los países

El portavoz de la Casa Blanca reconoce que Washington intenta resolver tensiones con varias naciones

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. AFP

La Casa Blanca aseguró este jueves a través de su portavoz, Jay Carney, que Estados Unidos recoge información de inteligencia y que seguirá haciéndolo como todos los países. Las declaraciones de Carney llegan apenas 24 horas después de que el presidente Obama conversara con la canciller alemana, Angela Merkel, cuyo teléfono móvil podría haber sido interceptado según el Gobierno de Berlín.

"Hemos dejado claro que Estados Unidos reúne inteligencia en el extranjero igual que lo hacen todas las naciones", señaló Carney. El portavoz no especificó si los servicios de inteligencia norteamericanos han espiado en alguna ocasión las comunicaciones de la canciller alemana a través de su teléfono móvil, pero sí reiteró que la Casa Blanca no va a comentar a diario las diferentes actividades que desarrollan los servicios de inteligencia.

El portavoz recordó que el presidente de EE UU, Barack Obama, habló ayer por teléfono con Merkel y le aseguró que sus comunicaciones no están siendo espiadas ni lo serán en un futuro. El mandatario estadounidense ha mantenido conversaciones similares anteriormente con los presidentes de Francia, Brasil o México.

Carney afirmó que EE UU mantiene una "comunicación directa a través de canales diplomáticos al más alto nivel" con diversos países, aunque también reconoció que el escándalo del espionaje ha costado a Washington algunas “tensiones” con sus aliados que todavía están intentando resolver. Este mismo jueves, Alemania convocó al embajador estadounidense en Berlín, John Emerson, para pedirle explicaciones por el supuesto espionaje.

La Casa Blanca ha reconocido la existencia de “denuncias concretas” de diferentes aliados como Alemania, Brasil, Francia o México, tras las revelaciones del extrabajador de la CIA, Edward Snowden, acerca de la información que recaba la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense a través de las comunicaciones de Internet.

"Bajo la dirección del presidente, estamos revisando la forma en que recopilamos inteligencia para garantizar que hay un equilibrio adecuado entre las preocupaciones de seguridad de nuestros ciudadanos y aliados y las relativas a la privacidad", dijo Carney este jueves.

La canciller alemana destacó desde Bruselas, donde atiende a una cumbre europea, que no se puede tolerar el espionaje “entre amigos”, en reacción a las alegaciones de que EE UU habría accedido a su teléfono móvil, algo que Washington niega. "Desde que hablamos sobre la NSA, se lo he dejado claro también al presidente Obama”, dijo Merkel, en referencia a una conversación mantenida el pasado mes de junio. “Espiar a los amigos es totalmente inaceptable".