Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ataque de un ‘drone’ de EE UU mata a un destacado miembro de Al Qaeda

Abu Zaid al Kuwaiti, asesinado en Pakistán, era un potencial próximo líder de la organización

EE UU ya ha asesinado a tres posibles sucesores de Al Zawahiri desde la caída de Bin Laden

Un destacado miembro de Al Qaeda y potencial próximo líder, Abu Zaid al Kuwaiti, murió el pasado jueves en un ataque de un avión no tripulado estadounidense en Pakistán, según han confirmado fuentes tribales. Al Kuwaiti falleció junto con otras diez personas en Waziristán Norte, una región fronteriza con Afganistán que es objetivo frecuente de los ataques de los drones norteamericanos.

El futuro líder de Al Qaeda se habría movido a un nuevo escondite cuando los aviones le localizaron y lanzaron el bombardeo, han especificado dichas fuentes tribales. Miembros de la Seguridad paquistaní han ratificado la muerte en Waziristán del Norte de un importante miembro de Al Qaeda, aunque no han confirmado todavía su identidad ni su cargo.

Abu Zaid al Kuwaiti formaba parte de los "más altos escalafones" de la organización terrorista tras el fallecimiento de Usama bin Laden en mayo del pasado año en una operación especial en la localidad de Abbottabad, cerca de la capital paquistaní, Islamabad.

Al Kuwaiti, que ha escrito varios libros sobre la religión, ha aparecido en numerosos vídeos difundidos por Al Qaeda de entrenamientos a milicianos en Afganistán y Pakistán, donde era uno de los principales activos de la organización.

Estados Unidos ha matado ya a tres de los presumibles sucesores de Al Zawahiri al frente de Al Qaeda desde la muerte de Bin Laden. Al fallecimiento de Ilyas Kashmiri, el líder de una milicia paquistaní asociada a Al Qaeda en junio, le siguió Atiyá Abd al Rahman, el jefe de la plana de Bin Laden en agosto. En septiembre, murió Ayman al Awlaki, un ciudadano estadounidense que lideraba la rama de Al Qaeda en la Península Arábiga.

El uso de drones para acometer las operaciones antiterroristas desató una crisis diplomática entre EE UU y Pakistán a raíz de la muerte de Bin Laden. Sin embargo, desde entonces no han cesado los ataques selectivos de este estilo, en especial en la zona fronteriza con Afganistán, donde se refugian múltiples células activas de los talibán y donde, según los primeros indicios, se ha producido el ataque que ha acabado con la vida de Al Kuwaiti.

Más información