Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las FARC ordenan “aliarse con quien sea” para matar al presidente Santos

El mandatario colombiano revela un correo interno interceptado a la guerrilla

“La sangre de los nuestros reclama una respuesta contundente y radical”, reza el mensaje

Santos, en una reunión con indígenas en el departamento del Cauca.
Santos, en una reunión con indígenas en el departamento del Cauca. EFE

Aunque en Colombia se da por sentado que el presidente de la República, Juan Manuel Santos, está en la mira de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, las fuerzas de seguridad interceptaron recientemente un correo electrónico a esta guerrilla en el que dice estar dispuesta, más que nunca, a aliarse “con quien sea” para asesinar al mandatario de los colombianos.

La noticia la dio a conocer el propio presidente durante una reunión con miles indígenas en la región de La María, en el Cauca, un departamento que en el último mes ha sufrido especialmente los embates de esta guerrilla, cuya presencia histórica en esta zona del suroccidente colombiano es uno de los desafíos más grandes para las Fuerzas Militares.

“En este esfuerzo no hay que ahorrar recursos ni contactos, ni acuerdos”, dice el texto

El correo electrónico, dirigido a un jefe del Bloque Nororiental de las FARC, fue entregado a Santos por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien no dio detalles del remitente ni de la fecha de envío: “(Santos) nos debe a Alfonso (Cano) y a Jorge (Briceño) y a otros valiosos camaradas. En ese esfuerzo no ahorrar recursos, ni contactos, ni acuerdos. La sangre de los nuestros, el decoro mismo de una organización, reclaman una respuesta contundente y radical”.

Alfonso Cano era el jefe máximo de las FARC y su muerte el 4 de noviembre del año pasado ha sido uno de los golpes más duros que ha recibido esta guerrilla. Y Jorge Briceño (alias ‘Mono Jojoy’), ex jefe militar de las FARC, murió en iguales circunstancias en septiembre del 2010, cuando el presidente Santos era ministro de Defensa durante el Gobierno de Álvaro Uribe.

“Guerra a muerte a la oligarquía que hoy pretende descabezar a la insurgencia suprimiendo a sus comandantes. En estas circunstancias, la ética nos autoriza a aliarnos con quien sea. Tenemos que desatar todas las dinámicas e iniciativas ”, reza la segunda parte del correo revelado el miércoles por el presidente. Ese aliarse “con quien sea” podría entenderse como miembros de las llamadas bandas criminales (Bacrim) --formadas por antiguos desmovilizados de los paramilitares que han regresado a actividades delictivas--, narcotraficantes, o insurgentes del Ejército de Liberación Nacional, ELN. Esas alianzas tampoco serían nuevas: para garantizar su negocio en el narcotráfico, las FARC han llegado a acuerdos con las Bacrim y otros grupos armados.

Santos afirmó ante
los indios del Cauca que
no retirará al Ejército
de esta zona estratégica

Desde luego, se han extremado las medidas de seguridad del presidente quien justo el miércoles, en un mensaje sin precedentes, les pidió perdón a los indígenas del Cauca por la violencia que han tenido que padecer no sólo por parte de los grupos ilegales, sino también por los abusos de algunos miembros del Ejército.

“Nunca los he considerado guerrilleros y respeto la dignidad de los pueblos indígenas”, aseguró Santos en clara alusión a los señalamientos que algunos sectores han hecho al movimiento indígena de estar vinculado a la guerrilla. Sin embargo, reiteró que no piensa sacar a la fuerza pública de estos territorios, como piden los indígenas, que dicen que la presencia militar los deja en mitad del fuego cruzado. La región, donde además proliferan los cultivos de droga, es una zona estratégica para las FARC. “Hasta que yo no vea esa verdadera voluntad de paz, la Constitución me obliga a defender la seguridad de los colombianos usando la fuerza militar y policial”, puntualizó Santos.