Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FBI investigará a las empresas de Murdoch en EE UU por posibles escuchas a víctimas del 11-S

Varios miembros del Congreso han presionado para que las autoridades abran una investigación

Tras la presión ejercida por varios congresistas, el FBI acaba de anunciar que abrirá una investigación a la empresa News Corp del magnate Rupert Murdoch -envuelto en la polémica por las escuchas telefónicas de su ya desaparecido tabloide británico News of the World- por presuntas escuchas ilegales de conversaciones telefónicas a víctimas de los ataques terroristas del 11 de Septiembre. "Estamos examinando las acusaciones vertidas en la carta de Peter King [representante republicano por Nueva York] ayer", dijo una fuente de la Oficina Federal de Investigación, FBI, quien pidió no ser identificada.

Durante esta semana, la presión para que se investigara a los medios de News Corporation en EE UU ha ido en aumento. El pasado martes, el senador demócrata de Virginia Occidental, Jay Rockefeller, pidió a las autoridades que investigasen a la compañía del multimillonario empresario de la comunicación para que asegurara que "no se ha violado la intimidad de los ciudadanos estadounidenses". "Las supuestas escuchas de los periódicos de News Corporation contra una gama de individuos, incluidos niños, son ofensivas y una transgresión grave de la ética periodística", dijo Rockefeller en su declaración.

Según asegura en su carta el republicano King, "de acuerdo con informes recientes, periodistas que trabajaban para News of the World solicitaron a un policía de Nueva York el acceso a los archivos telefónicos de las víctimas del 11-S".

El diario The Wall Street Journal ha publicado hoy una entrevista con el magnate en la que este califica de "pura basura" las noticias que aseguran que News Corp se plantea separar su división de periódicos. En la entrevista también muestra su total apoyo a su hijo James sobre el tema de las supuestas escuchas ilegales y defiende el modo en que su compañía ha hecho frente a esta crisis. Murdoch asegura que creará un comité que investigará cualquier conducta irregular.

La investigación que abrirá el FBI se suma a la noticia de que tanto Rupert Murdoch como su hijo James, el máximo responsable de News International, y la directiva de la misma empresa Rebekah Brooks testificarán el próximo martes ante la Comisión parlamentaria de Cultura que investiga el escándalo de escuchas telefónicas en Reino Unido. Brooks, exdirectora de News of the World, en el corazón de la trama de espionaje, aceptó desde el inicio la petición de los Comunes. Mayores reticencias han tenido los dos miembros de la familia Murdoch. Ambos tienen nacionalidad estadounidense y, por tanto, no estarían en principio obligados a acudir al Parlamento británico. Un portavoz del primer ministro, David Cameron, afirmó antes de conocer su respuesta afirmativa que los dos deberían asistir a la comisión parlamentaria.