Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tiroteada en Arizona una congresista demócrata

Junto a Gabrielle Giffords, que recibió al menos un impacto de bala en la cabeza mientras participaba en un acto público, han sido alcanzadas varias personas.- Al menos seis de los tiroteados, entre ellas una niña de nueve años y un juez federal, han fallecido.- El supuesto autor de los disparos, un hombre de 22 años, ha sido detenido.- El Sheriff de Arizona confirma que se busca a un segundo sospechoso.- La congresista luchaba para reformar la ley contra la inmigración de su Estado

La congresista demócrata por Arizona Gabrielle Giffords, de 40 años, ha sido tiroteada por un individuo durante un acto público en Tucson. Junto a la legisladora han sido alcanzadas por los disparos al menos 18 personas, entre ellas, algunos de sus colaboradores. Una de las balas ha alcanzado a Giffords en la cabeza. Pese a que algunas informaciones iniciales dieron por muerta a la legisladora, tanto fuentes hospitalarias como policiales han rechazado esta versión. En la última rueda de prensa ofrecida por el centro en el que Giffords está hospitalizada, la autoridades se han mostrado "optimistas" con el estado de salud de la demócrata. Debido al caos en la zona, al número de heridos y a que no todos fueron trasladados al mismo hospital, el baile de cifras respecto al número de víctimas del ataque no está aún cerrado. El último dato facilitado por las autoridades del Estado de Arizona es de seis personas muertas en el ataque, entre ellas una niña de nueve años y el juez federal John Roll.

El sheriff del Estado de Arizona, Clarence W. Dupnik, ha confirmado la detención de un hombre de 22 años como supuesto autor de los disparos. Sobre el sospechoso, del que no ha querido confirmar la identidad, ha asegurado que utilizó un arma semi-automática y que en el pasado tuvo "algunos problemas", tanto mentales como relacionados con algunos crímenes. El sheriff también ha confirmado que las autoridades creen que el detenido no actuó solo y que están buscando a un segundo hombre blanco de mediana edad. Dupnik confirmó que 19 personas se vieron involucradas en el ataque.

Obama, en un comunicado anterior a su intervención -en el que en ese momento confirmó que la cifra de víctimas era de cinco muertos-, calificó el ataque como una "tragedia indescriptible". "No tenemos aún todas las respuestas", continuó la declaración del presidente. "Lo que sabemos es que un acto de violencia tan terrible y sin sentido no tiene sitio en una sociedad libre". El supuesto autor del tiroteo ya ha sido detenido. El Centro Médico Universitario, adonde fueron trasladados los heridos, también ha informado de que al menos cinco personas permanecen en estado "crítico".

Optimismo sobre su recuperación

Fuentes de este centro, al que Giffords fue evacuada en helicóptero, han señalado que la política se encuentra bajo los efectos de la anestesia tras una larga y complicada operación para controlar los daños de una bala que le atravesó la cabeza de lado a lado. "Se encuentra en una situación crítica" ha manifestado el médico Peter Rhee. "Los neurocirujanos han terminado de operar y puedo decir que en este momento soy muy optimista sobre su recuperación".

El atentado reproduce en este país escenas de violencia política que han acompañado dramáticamente a esta democracia desde su nacimiento. De nuevo el tiroteo de un político pone crudamente sobre la mesa algunos aspectos siniestros de esta sociedad, de sus individuos y del efecto, sin duda indeseado, que el fragor del debate ideológico puede llegar a tener en mentes enfermas o fanáticas.

El supuesto autor de los disparos, al que la mayoría de los medios describen como un hombre blanco de 22 años llamado Jared Lee Loughner que ha sido identificado por algunos testigos, fue interceptado por un viandante y detenido con posterioridad. Giffords, que había sido reelegida en el cargo en las pasadas elecciones legislativas, participaba en uno de los encuentros llamados Congress on your corner (Congreso en tu esquina), cita en la que los legisladores y los ciudadanos tienen la oportunidad de hablar cara a cara.

El presidente estadounidense confirmó que el director del FBI está de camino a la zona para hacerse cargo de la investigación y que una persona está siendo custodiada por la policía como presunto autor de los disparos. Por ahora, el perfil que Jared Lee Loughner tenía en MySpace ya ha sido cerrado, no así una cuenta suya en Youtube.

Detractora de la ley contra la inmigración ilegal

Durante el acto, un individuo se acercó a alrededor de un metro de distancia de Giffords y abrió fuego. Según uno de los testigos citados por la agencia Reuters, Andrea Gooden, el autor del tiroteo apretó el gatillo al menos en 15 ocasiones. El acto de este domingo era el primero al que Giffords acudía tras su reeleción en las elecciones del pasado 2 de noviembre que se produjeron en un clima de gran crispación política por la aprobación en abril del año pasado de la polémica ley contra la inmigración ilegal.

El flamente líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, se ha apresurado a condenar el grave suceso. "Actos y amenazas de violencia contra empleados públicos no tienen sitio en nuestra sociedad", ha afirmado Boehner. "Nuestras oraciones están con la congresista Giffords, sus empleados, todos los heridos y sus familias. Es un día triste para nuestro país".

La congresista demócrata es una ferviente detractora de la ley aprobada por la Gobernadora republicana Jan Brewer y también tiene en su agenda asuntos de gran calado como el control de los violentos carteles de droga mexicano o la investigación con células madres. Su última comparecencia en televisión antes del ataque fue en la cadena Fox para defender un recorte del salario de los miembros del Congreso en un 5%, asunto al que estaba en estos momentos decicando la mayor parte de su tiempo.

Pese a la oposición ferviente a Giffords desde el seno del Tea Party, rama ultraconservadora ligada al Partido Republicano, sus activistas en Tucson han rechazado el tiroteo. "Quiero expresar con contundencia", ha manifestado uno de sus fundadores, DeAnn Hatch, "que no defendemos la violencia". "Es una tragedia", ha afirmado.

Este ataque no ha sido el primero sufrido por la congresista. La oficina en Tucson de Giffords fue una de las tres sedes demócratas asaltadas en marzo antes de la aprobación de la reforma sanitaria de Obama. Giffords, casada con el astronauta Mark Kelly, tomó su asiento en la Cámara de Representantes en enero de 2007.

Su último mensaje en Twitter

Giffords dejó este escrito en su cuenta de Twitter antes de desplazarse al encuentro Congress on your corner (Congreso en tu esquina): "Mi primer Congreso en tu esquina empieza ya. Por favor, pasaos para decirme qué pensáis o twitteadme después".

Más información