Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Netanyahu justifica el asalto a la flotilla que iba a Gaza

El primer ministro israelí dice que si se levanta el bloqueo a la Franja, se convertirá en un enclave de misiles iraníes

Ha vuelto a calificar a la comunidad internacional de "hipócrita". El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha justificado hoy el asalto a la flotilla que se dirigía a Gaza con ayuda humanitaria, y en el que perdieron la vida nueve activistas. El líder israelí, en un mensaje televisado al país, ha dicho que el bloqueo a la Franja de Gaza seguirá, al afirmar que su levantamiento serviría para que Hamás convierta ese territorio en una base de misiles iraníes, "una amenaza para Israel y para Europa".

En una comparecencia pública con motivo del progresivo deterioro de la imagen pública de su gobierno y la de Israel, Netanyahu ha afirmado que la intervención militar forma parte de los "esfuerzos de proteger la seguridad" de los israelíes.

"Hamás continúa rearmándose con armas iraníes. Nuestra obligación es evitar que esas armas entren por tierra, mar o aire", ha dicho el primer ministro israelí para justificar el bloqueo que su predecesor, Ehud Olmert, impuso a la Franja hace cuatro años. "Los cohetes que Irán envía a Gaza tienen como objetivo las poblaciones alrededor de la Franja y también los alrededores de Tel Aviv y Jerusalén".

Según su versión de los hechos, "el objetivo de la flotilla era romper el bloqueo, y no el de llevar ayuda" porque "Israel ya deja entrar bienes y productos en Gaza".

Ambiente político en ebullición

El ambiente político israelí está en ebullición. El mensaje televisado se ha producido horas después de que diputados judíos y árabes del Parlamento israelí protagonizaran una trifulca que incluyó empujones y gritos y estuvo a punto de llegar a las manos en un debate sobre el asalto a la "Flotilla de la Libertad".

Las discusiones en el Parlamento han llegado a su máximo punto de acaloramiento cuando la diputada árabe Hanin Zoabi subió al estrado para hablar sobre el abordaje del lunes, que presenció en primera persona ya que estaba embarcada en uno de los navíos de activistas.

Diputados judíos exigieron a la presidencia de la sesión que no la dejara hablar y cuando se negó su requerimiento una parlamentaria del partido ultranacionalista Israel Betenu, Anastasia Mijaeli, subió al estrado y trató de empujarla para apartarla del micrófono. Otros diputados que intentaron separar a las dos mujeres se vieron en un forcejeo en el que proliferaron insultos a Zoabi, como "traidora", "enemiga" y "caballo de troya".

La diputada árabe representa al Pacto Nacional Democrático, e iba en la flotilla para expresar su rechazo al bloqueo israelí a Gaza y el lunes, después del asalto de los comandos, fue puesta en libertad por disfrutar de inmunidad parlamentaria.