Cuba autoriza la salida de la neurocirujana Hilda Molina

La médica cubana ha obtenido luz verde de La Habana para reunirse con su familia en Argentina

Por fin Hilda Molina podrá viajar a Argentina. La neurocirujana cubana, que desde hace 15 años reclamaba que las autoridades de su país autorizara su salida de la isla, ha obtenido luz verde de La Habana para reunirse con su familia en Argentina. Lo confirmó ayer en Buenos Aires la presidenta Cristina Fernández, que reconoció y "agradeció" el "importante gesto" del Gobierno de Raúl Castro. Ayer Molina no pudo ser localizada en su casa de La Habana, aunque Fernández dijo que por la mañana estuvo en la sede diplomática en la capital cubana con su pasaporte y autorización para viajar.

Desde 1994, Molina, de 66 años, intentaba conseguir el permiso de las autoridades para viajar a Argentina, donde vive su hijo, nacionalizado en 1996, y conocer a sus nietos, de 13 y 7 años. La negativa de Cuba a permitir su salida llegó a motivar en 2006 un agrio incidente diplomático entre ambos países, cuando el entonces presidente argentino, Néstor Kirchner, abogó públicamente a favor de Molina.

Más información

A mediados de enero, la presidenta argentina realizó una visita oficial de cuatro días a Cuba en la que se entrevistó con Raúl Castro y su hermano y antecesor, Fidel Castro. Molina dirigía el Centro Nacional de Restauración Neurológica de La Habana cuando en 1994 fue cesada por el Gobierno de Fidel, que la considera una traidora. En mayo de 2008, las autoridades permitieron que la madre de la doctora, Hilda Morejón, de 90 años, viajara a Argentina para conocer a sus biznietos tras una gestión personal de Fernández.

Lo más visto en...

Top 50