El centro derecha consolida su hegemonía en Europa

El Partido Popular Europeo amplía su ventaja frente a los socialistas.- Claras victorias de las formaciones de Merkel, Sarkozy y Berlusconi y batacazo de los laboristas de Brown.- La participación cae a un mínimo histórico del 43%

El grupo conservador del Partido Popular Europeo (PPE) volverá a ser la primera fuerza de la Eurocámara, donde los Veintisiete eligen a 736 diputados, tras su triunfo este domingo en los países más poblados de la Unión Europea (UE). Se han cumplido las expectativas y ha habido baja participación y una mayor fragmentación de voto.

Según los primeros datos oficiales, la derecha vuelve a ser la más votada en Europa, seguida de los socialistas, aunque al mismo tiempo ganan peso grupos minoritarios como verdes, euroescépticos, eurófobos, extrema derecha e izquierda radical. El Partido Popular Europeo puede obtener en torno al 40% de los votos, frente al 36,6% de 2004, reservándose así con toda probabilidad entre 263 y 273 escaños del total. El Grupo Socialista Europeo lograría entre 155 o 165 eurodiputados con el 26% de los votos, frente al 27,6% de hace cinco años. En tercera posición quedan los liberales, con entre 78 y 84 representantes.

Más información

En la nueva Eurocámara ganarán también peso los Verdes, que suben hasta 52 o 26 escaños (frente a los 43 actuales). En contraste, baja Izquierda Unitaria, que tendrá entre 33 y 37 puestos (ahora cuenta con 41). Los soberanistas de Unión por una Europa de las Naciones obtendrán entre 33 y 37 eurodiputados, mientras que los euroescépticos de Independencia y Democracia tienen entre 15 y 16, frente a los 22 actuales. Entre 83 y 89 parlamentarios no han sido adscritos a ninguno de los grupos existentes en la anterior legislatura. Entre ellos se encuentran los conservadores británicos.

Baja participación

Estos comicios han causado menos interés que los anteriores de 2004 y la participación ha vuelto a caer a un mínimo histórico al situarse en el 43,01%, por debajo del 45,47% registrado hace cinco años. Sin embargo, estas elecciones tienen una trascendencia decisiva para el desarrollo de la UE y la elección de sus dirigentes. Tanto el nuevo Parlamento como el jefe de la futura Comisión de Bruselas dependen del apoyo de los grupos de la Eurocámara.

El apogeo de los radicales es una cuestión que preocupa en la próxima formación europea. El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Javier Solana, reconoce que Europa necesita estar más coordinada, en una entrevista con el suplemento DOMINGO de este diario.

A la espera de resultados definitivos, los partidos de Angela Merkel y Nicolas Sarkozy son la cara de la moneda como grandes triunfadores. Mientras, la cruz se antoja que tendrá el rostro derrotado de Gordon Brown.

Alemania

La Unión -cristianodemócratas (CDU) y socialcristianos bávaros (CSU)- que dirige la canciller federal Angela Merkel se ha impuesto sobradamente en las elecciones europeas. De esta manera, los datos dan la razón a la canciller. En una entrevista a este periódico, Merkel asegura que se siente muy segura con la labor de su Gobierno y sus socios en estos cuatro años.

Según los primeros datos oficiales, las formaciones de la Unión han logrado un 38% de los votos, mientras que el Partido Socialdemócrata (SPD), que también forma parte de la gran coalición de gobierno, ha obtenido un 21,5%. Los liberales son, junto a los partidos de la Unión, los grandes triunfadores de la jornada al ganar casi 5 puntos frente a los resultados obtenidos hace un lustro, cuando lograron un 6,1% de los votos.

Estas elecciones se ven en Alemania como un test para los comicios federales del 27 de septiembre, en los que podría saltar una gran coalición actual entre democristianos (CDU-CSU) y socialdemócratas y ser sustituida por una alianza de los primeros con los liberales (FDP). Alemania, uno de los grandes motores de la UE, es el país con mayor número de representación en la Eurocámara. Elige, como en la anterior legislatura, a 99 parlamentarios.

Francia

El gobernante Unión por un Movimiento Popular (UMP) de Nicolas Sarkozy ha ganado los comicios europeos en Francia, con un 27,4% de votos, seguido del Partido Socialista (16,96%) y de Europe Ecologie (15,02%), según datos oficiales provisionales. La crisis económica, que ha causado varias manifestaciones de trabajadores en Francia, no ha golpeado a la formación de Sarkozy, que ha ampliado su distancia con respecto a los socialistas.

Los franceses han acudido por séptima vez a las urnas desde 1979 para elegir a sus 72 representantes en el nuevo Parlamento Europeo, donde sentará a seis eurodiputados menos que en la actual Eurocámara debido al Tratado de Niza.

Italia

El partido Pueblo de la Libertad (PDL), liderado por Silvio Berlusconi, es el vencedor de las elecciones europeas celebradas entre el sábado y el domingo en Italia, al conseguir entre el 39 y 43% de los votos, según los sondeos. El Partido Demócrata (PD), el primero de la oposición, se sitúa en segundo lugar con entre el 27 y 31% de los sufragios. La Liga Norte, de Umberto Bossi y aliada de Berlusconi, obtiene entre el 6,5 y el 10,5%.

La gran incógnita era saber qué impacto tendría el escándalo por las fotografías publicadas por el diario EL PAÍS en el partido de Berlusconi, que pese a todo afrontaba las votaciones como favorito.

Reino Unido

Los peores temores de los laboristas del primer ministro Gordon Brown se han cumplido. Según los primeros resultados oficiales, quedarán como tercera fuerza del país, con alrededor del 14% de los votos, por detrás de los conservadores (29%) y los nacionalistas antieuropeos del UKIP (17%). Muy cerca de los laboristas se encuentran los liberales demócratas, que con en torno al 14% en los resultados provisionales podrían arrebatarle el tercer puesto a los laboristas en el último momento.

La irritación de los ciudadanos con los principales partidos por el escándalo de los gastos de los parlamentarios y la crisis económica ha favorecido a los partidos pequeños. De hecho, el xenófobo BNP logra su primer escaño en la Cámara europea, según los primeros recuentos.

Los expertos se preguntan cuánto tiempo puede sobrevivir Brown tras el descalabro en los comicios europeos, el de los locales del pasado jueves y la crisis monumental en su Gabinete con varias renuncias entre sus ministros. Sin embargo, el primer ministro británico insiste en que no se "marchará" pase lo que pase. Durante un acto del Partido Laborista este domingo en Londres, Brown afirmó que no dimitirá de su cargo. "Qué pensarían de nosotros si nos marcháramos en un momento de necesidad, nos quedaremos con ellos", dijo.

España

Tal como vaticinaban las encuestas, el Partido Popular español ha ganado las elecciones al lograr 23 escaños frente a los 21 del Partido Socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. El PP, que había planteado estos comicios como una oportunidad para fortalecer el liderazgo de Rajoy y, sobre todo, para desastibilizar al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en plena crisis, ha logrado un resultado bueno pero lejos de las expectativas más entusiastas, que pasaban por ganar por más de dos escaños y empezar a hablar de cambio de ciclo político.

Irlanda

Los primeros recuentos en Irlanda sugieren que el electorado ha dado la espalda a los candidatos opuestos a la ratificación del Tratado de Lisboa y apuntan a una victoria del democristiano Fine Gail sobre el gobernante Fiana Fáil. Una victoria que amenaza con tumbar el Gobierno del primer ministro Brian Cowen y que puede marcar una nueva era política en el país. "Vamos a ver cómo el Fianna Fáil es destronado como el mayor partido de este Estado, una posición que ha venido ocupando desde 1932", ha dicho uno de los líderes del Fine Gail, Leo Varadkar.

Portugal

El Partido Socialista del primer ministro portugués, José Sócrates, ha sido batido por los socialdemócratas, con un índice de abstención de más del 60%.

Según resultados oficiales con más del 80% de los votos escrutados, el PS ha logrado el 26,25% de los apoyos, lo que supone una caída de más de 18 puntos respecto a las anteriores elecciones europeas de 2004. El Partido Socialdemócrata (centro derecha), en cambio, logra una ligera subida con el 33,07% de los sufragios.

Los grandes vencedores, no obstante, han sido los partidos de izquierda no socialista, que en total han alcanzado el 20% de los votos, frente al 14% que lograron en 2004: la alianza de verdes y comunistas en la CDU obtiene el 10,21%, y el Bloque de Izquierda (coalición de extrema izquierda), el 10,06%. Por su parte, la segunda formación de la derecha portuguesa, el Centro Democrático y Social-PP, se queda con un 8,3%.

Finlandia

El temor de los líderes europeos se ha cumplido en Finlandia, donde el partido de extrema derecha y euroescéptico True Finns ha logrado un representante en la Eurocámara al obtener el 9,8% de los votos, según los resultados oficiales con prácticamente el 100% de los votos escrutados.

El vencedor de las elecciones fue el conservador Partido de Coalición Nacional con el 22,8% de los votos y tres de los trece escaños que corresponden a Finlandia. En segundo lugar quedaron los liberales del primer ministro Matti Vanhanen (19,5% de los votos y tres escaños), y a continuación e situaron los socialistas (17,6%) y los verdes (12,1%), con dos escaños cada uno.

Holanda

En Holanda, donde los resultados ya se conocían porque las elecciones se celebraron el jueves, se proclamó vencedora la derecha populista. La formación del antieuropeísta Geert Wilders, el político más famoso del país, logró colocarse como segunda fuerza del país al conseguir cuatro escaños, con lo que se acerca a los partidos que forman el Gobierno holandés, los demócrata-cristianos (CDA) y los laboristas (PvdA), que de siete cada uno han pasado a cinco y cuatro, respectivamente.

ESPECIAL ELECCIONES EUROPEAS: Siga toda la información y resultados definitivos de todos los países

El Partido Pirata sueco estará en la Eurocámara

El Partido Pirata de Suecia (PP), que defiende reformar las leyes de propiedad intelectual para permitir el libre intercambio de archivos en Internet, ha conseguido al menos un escaño en las elecciones europeas en Suecia, que según los primeros datos oficiales han ganado los socialdemócratas (SAP) con un 25,7%.

Creado en enero de 2006 por el empresario informático Rickard Falkvinge, el Partido Pirata, que en las elecciones legislativas de 2006 se quedó con el 0,63% de los votos, defiende la reforma de las leyes de copyright y patentes, reforzar el derecho a la privacidad y una UE más democrática y transparente.

El espectacular aumento del apoyo a esta formación, que ha sido una de las protagonistas de la campaña en su país, se debe en buena parte a la polémica suscitada por el caso judicial contra el portal sueco The Pirate Bay, uno de los principales del mundo para intercambiar archivos, cuyos responsables fueron condenados en abril a un año de cárcel.

Lo más visto en...

Top 50