Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy refuerza su liderazgo en el PP con un triunfo en Europa

El partido de Mayor Oreja logra 23 escaños, dos más que los socialistas.-Rajoy, el gran triunfador de la noche, augura un próximo triunfo del PP en las generales.-La crisis económica pasa factura al Gobierno

Jaime Mayor Oreja y Mariano Rajoy celebran el triunfo en la sede del PP en Madrid
Jaime Mayor Oreja y Mariano Rajoy celebran el triunfo en la sede del PP en Madrid EFE

Mariano Rajoy ha logrado un triunfo en las elecciones europeas que le permite mantenerse sin graves problemas internos como líder del principal partido de la oposición y aspirante a La Moncloa. Tal y como pronosticaban la mayoría de las encuestas, el PP se ha impuesto al PSOE, pero por una diferencia menor de la esperada por los dirigentes del principal partido de la oposición. Con el 99% de votos escrutados, el partido de Rajoy suma 23 escaños de los 50 asientos del Parlamento Europeo asignados a España. El PSOE logra 21 eurodiputados. La Coalición por Europa logra 2 escaños e Izquierda Unida (IU-ICV) se mantiene como cuarta fuerza, con 2 escaños. También entra en el Parlamento Europeo el partido de Rosa Díez, UPyD, que obtiene 1 parlamentario. Por contra, Iniciativa Internacionalista (II-SP), candidatura para la que Arnaldo Otegi había pedido el voto, no ha obtenido representación.

En porcentaje, el PP se ha situado 3,7 puntos por encima del partido del Gobierno -42,23% frente al 38,51%- y en número de votos su ventaja ha sido casi de 600.000 sufragios (6.609.941 de votos han ido al PP; 6.027.289, al PSOE).

El PP, que había planteado estos comicios como una oportunidad para fortalecer el liderazgo de Rajoy y, sobre todo, para desastibilizar al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en plena crisis, ha logrado un resultado bueno pero lejos de las expectativas más entusiastas, que pasaban por ganar por más de dos escaños y empezar a hablar de cambio de ciclo político.

Rajoy, en todo caso, ha salido airoso de la cita electoral y ha logrado espantar, al menos de momento, los ecos de un hipotético cónclave extraordinario para renovar el liderazgo al frente de la derecha española. Después del triunfo de Alberto Nuñez Feijoó en los comicios gallegos, interpretado también como un espaldarazo a la gestión de Rajoy, la victoria en las europeas supone una inyección de tranquilidad y confianza para su equipo frente a los críticos en el PP. Y asi lo han querido escenificar anoche en la ya clásica escena del balcón en la calle Génova.

El cabeza de lista en estas europeas, Jaime Mayor Oreja, flaqueado por Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre y acompañado también de la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, no ha dudado en asegurar que la victoria de esta jornada supone "el inicio de un cambio de ciclo político". Entre gritos de "Zapatero, dimisión" coreados por la multitud congregada en la calle, Mayor ha agradecido el apoyo del ex presidente José María Aznar y, especialmente, de Mariano Rajoy, a quien ha atribuido todo el mérito de la segunda derrota electoral de José Luis Rodríguez Zapatero frente al PP. La primera, en número de votos, fue en las elecciones municipales de 2007.

Espaldarazo a Rajoy

Rajoy ha hecho una lectura en clave nacional de estos resultados , al asegurar, eufórico, que el de este domingo "es el mejor resultado en la historia del PP en unas elecciones europeas" y que no es más que la antesala de un gran triunfo de su partido en España. "Hemos quedado muy cerca del resultado de las elecciones generales del 2000", cuando José María Aznar obtuvo la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados, ha recordado. "Os aseguro una cosa: pronto vamos a ganar las elecciones", ha proclamado entre vítores de sus seguidores.

La victoria del PP es también un mensaje claro al Ejecutivo socialista, al que Rajoy ha exigido "un cambio en la política económica", lo que parece interpretarse como un reforzamiento de la estrategia de acoso y derribo al Gobierno en el Congreso donde cada vez cuenta con menos apoyos para sacar adelante sus políticas.

Aunque en los días previos al 7-J, Rajoy aseguraba que él se jugaba lo mismo en estos comicios que el resto de españoles, en su discurso ha tenido un recordatorio para aquellos que cuestionan su autoridad en el seno del partido al asegurar que el triunfo de este domingo "avala la estrategia salida del congreso de Valencia", cuando Rajoy zanjó el debate sobre su liderazgo con la designación de un nuevo equipo directivo.

Los socialistas acusan la crisis

El PSOE se ha parapetado en la crisis para justificar los malos resultados en Europa. Nada más conocerse el resultado del recuento de votos, la secretaria de Estado de Organización, Leire Pajín, ha recordado que la situación económica ha sido "un tema clave en la campaña" y "un factor relevante" en el voto de los ciudadanos. A pesar de este factor en contra, que se ha traducido en un "retroceso" de las expectativas de voto de "todos los Gobiernos" europeos, Pajín ha recordado que el PSOE ha obtenido "claramente el mejor resultado de los partidos socialistas" de toda la UE. Además, ha calificado el resultado de "esperanzador" tiendo en cuenta que los sondeos que pronosticaban un "resultado contundente" del PP se han visto "claramente desmentidos".

El cabeza de lista de los socialistas, Juan Fernando López Aguilar, también ha incidido en el mensaje de que "el impacto de la crisis" ha lastrado al PSOE, aunque tampoco ha querido fustigarse en exceso al asegurar que el resultado es "razonablemente positivo". López Aguilar ha agradecido "de corazón" el respaldo de quienes han votado al PSOE. "Nadie puede hacer abstracción del impacto de esta crisis en tanta gente a la que queremos" y que ha perdido su puesto de trabajo o no puede pagar la hipoteca. A todos ellos les ha trasladado el mensaje de que los socialistas "nos hacemos cargo" de su situación con la defensa de políticas socialdemócratas como instrumento para superar la actual crisis.

Fuentes del PSOE citadas por Efe han explicado que los resultados tienen una lectura moderamente positiva, que han conseguido "salvar los muebles", sobre todo teniendo en cuenta que algunas encuestas auguraban un batacazo de mayores dimensiones para los socialistas. Interpretan asimismo que, pese a no haber logrado una holgada victoria, estos resultados suponen un "respiro" para el presidente del PP, Mariano Rajoy, que podría ver reforzado su liderazgo. Una situación que, según el análisis que hacen los socialistas, les beneficia con la mirada puesta en las elecciones generales de 2012, en las que el PSOE está seguro de que Rajoy no podrá imponerse a Zapatero.