Evo Morales declara la guerra a los latifundios improductivos en Bolivia

El Gobierno redistribuirá tierras agrícolas especialmente de la región oriental

A la nacionalización de los hidrocarburos seguirá la de latifundios improductivos en la región oriental de Bolivia, según el anuncio efectuado por autoridades gubernamentales. La medida puede afectar a grandes agricultores bolivianos y brasileños (que poseen grandes extensiones de terreno dedicadas al cultivo de soja en Bolivia).

La anunciada distribución de tierras cultivables, programada para el próximo día 30 por el Gobierno de Evo Morales, determinó que la prefectura (gobernación) de Santa Cruz presente previamente un plan para sanear y distribuir las tierras de este departamento, el más grande en extensión del país.

El ministro de Planificación del Desarrollo, Carlos Villegas, explicó que el Gobierno aplicará rigurosamente la ley 1715, que modificó parcialmente la Reforma Agraria de 1953.

La ley establece que "todas las tierras agrícolas deben cumplir una función económica y social, en caso contrario se revertirán al Estado", dijo, y añadió que otra causa de reversión puede ser no acreditar legalmente la propiedad.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Rural, Hugo Salvatierra, anticipó que se están elaborando ocho decretos y una nueva ley para dar seguridad jurídica al sector y ordenar las instituciones que se encargarán de regular la tenencia de tierras.

"No debe haber temor en los empresarios bolivianos y brasileños, si es que han conseguido las tierras de manera legal", dijo, y añadió que tampoco deben preocuparse si están trabajando las tierras. Expresó que el objetivo es acabar con el latifundio, que afecta principalmente a Santa Cruz, Beni y Pando, y solucionar el problema de tierras para los desposeídos.

Las zonas cultivables de Bolivia suponen más de 30 millones de hectáreas, de las que un 87% (alrededor de 28 millones) está en manos del 7% de la población, con extensiones mayores a las 5.000 hectáreas, y el restante 13%, en manos de los campesinos.

"Cien familias de poderosos oligarcas, con fuertes lazos con el poder político y económico, están asentados en todo el país, y especialmente en el oriente, y disponen de cinco veces más tierras que los campesinos pobres, que subsisten a duras penas en los minifundios degradados por la sobreexplotación agrícola y la baja productividad", señaló un informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), difundido el pasado año.

El prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, anunció que el plan de distribución de tierras se hará "de una manera equitativa y democrática, con planificación y fiscalización", y pondrá énfasis en la atención de "campesinos, colonizadores e indígenas de nuestro departamento".

El intento de las autoridades de Santa Cruz, respaldado tanto por el Comité Cívico como por la Cámara Agropecuaria del Oriente, no es precipitado, ya que las disposiciones legales las habían recomendado hace 10 años.

Lo más visto en...

Top 50