crónica

George Orwell en Igualada

Es complejo culpar a la sociedad cuando tiene la sensación de que en su propia casa alguien le oculta algo. En Igualada, ese alguien tiene nombre: el Hospital de la ciudad. Nadie tiene claro qué ha sucedido ni sucede allí