Brooklyn, el príncipe heredero de la familia Beckham

El hijo de David y Victoria cumple 21 años y sus padres le regalan una gran fiesta valorada en 114.000 euros

Victoria, David Beckham y Brooklyn Beckham, en Londres, el pasado septiembre.
Victoria, David Beckham y Brooklyn Beckham, en Londres, el pasado septiembre.Doug Peters (GTRES)

Brooklyn, el hijo mayor de David y Victoria Beckham, cumple este miércoles 21 años. Pero no lo celebrará hasta el sábado. Sus padres han organizado para su primogénito una fiesta por todo lo alto en la casa de campo que la familia tiene en el condado de Gloucestershire, al sur del Reino Unido. Según el diario británico The Sun, el matrimonio prevé gastarse 100.000 libras (cerca de 114.000 euros) en un evento que contará con la presencia de su familia y amigos, además de celebridades como Cara Delevingne, Elton John y Guy Ritchie.

También estará su actual pareja, la actriz y modelo Nicola Peltz, hija del multimillonario judío Nelson Peltz. La joven, de 25 años, acompañó al clan Beckham el pasado domingo en el debut del Inter Miami, el club de fútbol que ha inaugurado recientemente el exdeportista, contra Los Angeles FC. David y Victoria Beckham no perdían detalle de los movimientos del equipo, mientras que su hijo y Peltz se comportaron como una joven pareja enamorada, dedicándose miradas cómplices y abrazos. Unas demostraciones de afecto que también se dan en las redes sociales. Brooklyn Beckham publicó el sábado dos fotografías con la intérprete en su perfil de Instagram acompañadas del siguiente mensaje: “Prometo cuidarte siempre y amarte con todo mi corazón”.

Antes de que se juntaran sus caminos, Peltz era conocida por su relación con Anwar Hadid, hermano de las modelos Gigi y Bella Hadid y actual pareja de la cantante Dua Lipa. Brooklyn Becham salió anteriormente con la actriz Chloë Moretz, con quien tuvo una relación de idas y venidas durante su adolescencia, y con la modelo Hana Cross. “Después de su última relación, Victoria está feliz porque Brooklyn haya encontrado que considera perfecto para él”, ha contado una fuente a la revista británica Heat World. A lo que ha añadido: “Nicola es hermosa, rica, de buena familia, ambiciosa, trabajadora y respetuosa, y además se lleva muy bien con ella. Es la primera chica con la que Brooklyn ha estado que le ha hecho pensar a Victoria que es la indicada”.

Sin embargo su padre, David Beckham, no estaría tan contento con dicha relación porque considera que su hijo es demasiado joven para comprometerse y debe centrarse más en su carrera. Pese a que se dio por hecho que Brooklyn seguiría los pasos de su padre en el fútbol, incluso llegó a jugar durante un tiempo en la cantera del Arsenal, el joven acabó colgando las botas en 2015 para concentrarse en su interés por la fotografía, un gusanillo que empezó a picarle cuando el exdeportista le regaló su primera cámara.

Con solo 17 años, Brooklyn fue el fotógrafo de una campaña de perfumes Brit de Burberry y alcanzada la mayoría de edad expuso una serie de retratos de escenas familiares en Christie’s. Publicó con la editorial Penguin Random House un libro con sus instantáneas, titulado What I see (Lo que veo, en inglés). Pero la crítica no tuvo piedad con el primogénito de los Beckham, y menos siendo el hijo de dos celebridades tan populares alrededor del mundo. Alice Jones, periodista de The Independent escribió en Twitter: “Muy fan de las terribles fotografías de Brooklyn Beckham e incluso de sus peores títulos”. Tal fue la presión, que la directora de la editorial, Francesca Dow, intervino: "Se trata de un libro para adolescentes, realizado por otro adolescente, que aporta a los fans de Brooklyn una visión más íntima de su mundo. Las vidas de los adolescentes están llenas de imágenes y sabemos que las fotos de Brooklyn tienen gran calado entre su enorme número de jóvenes seguidores, quienes siguen ávidamente su vida a través de sus fotografías. Estamos orgullosos de reunir estas imágenes en un libro para esta joven generación”.

Tal es su pasión por esta disciplina que Brooklyn ha continuado formándose y trabajando; incluso se tatuó una cámara Leica en el brazo. En 2017 se mudó a Nueva York para estudiar fotografía y Victoria Beckham no pudo reprimir las lágrimas al tener que separarse de su hijo. "Estamos muy orgullosos de ti, Brooklyn. Asombrosos sobresalientes para irte a la universidad. Te queremos mucho y te echaremos de menos”, escribió la diseñadora y ex Spice Girl en su perfil de Instagram.

La relación del matrimonio Beckham con Brooklyn y con el resto de sus hijos —Romeo, de 17 años; Cruz, de 15; y Harper, de ocho— es muy estrecha. Acuden juntos a los desfiles de Victoria Beckham o comparten momentos familiares con sus seguidores en las redes sociales. De padre futbolista y de madre cantante y diseñadora, los hijos siguen el mismo camino mediático. El segundo, Romeo, que apuntaba maneras como futura estrella del tenis, está probando ahora suerte en el modelaje. David y Victoria Beckham se casaron el 4 de julio de 1999 en una ceremonia que captó la atención de todo el mundo pero que solo contó con la presencia de 29 invitados, entre ellos su hijo Brooklyn, que había nacido cuatro meses antes. Eso sí, la fiesta posterior al “sí, quiero” la celebraron con 250 amigos y costó cerca de 750.000 euros. Una cifra lejos de la que supuestamente van a invertir por el 20º cumpleaños de Brooklyn Beckham.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS