_
_
_
_
_

Los nuevos cocineros del Ayuntamiento de Madrid

Jesús Almagro y Manuel Berganza se hacen cargo del restaurante Cornamusa, gestionado ahora por Azotea Grupo, en la misma ubicación del Palacio de Cibeles en la que hasta hace unos meses estaba el grupo Adolfo

De izquierda a derecha, Jesús Almagro y Manuel Berganza, en la terraza del restaurante Cornamusa, en el Palacio de Cibeles de Madrid.
De izquierda a derecha, Jesús Almagro y Manuel Berganza, en la terraza del restaurante Cornamusa, en el Palacio de Cibeles de Madrid.Samuel Sánchez

El Ayuntamiento de Madrid estrenará restaurante a finales del mes de octubre. Llevará el nombre de Cornamusa, haciendo referencia al instrumento que aparece en el logo de Correos, ya que este icónico edificio diseñado a principios del siglo XX por los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi, fue concebido como sede de Correos y Telégrafos, llamándose Palacio de Comunicaciones, hoy Palacio de Cibeles y sede del gobierno municipal, que preside José Luis Martínez-Almeida.

Después de 12 años, el grupo Adolfo —con sede en Toledo y dirigido por el hostelero Adolfo Muñoz y su hijo, Javier Muñoz— dejó esta primavera la gestión gastronómica de este privilegiado espacio, con vistas a la Fuente de Cibeles, considerado Bien de Interés Cultural. Ahora será Azotea Grupo quien se haga cargo de la propuesta culinaria, en el que será su decimosegundo espacio —cuyo interiorismo es obra de Alejandra Pombo—, que acoge al citado restaurante, con su terraza, la azotea, todo ello ubicado en la sexta planta, así como la cafetería de la segunda planta. En total, más de 1.000 metros cuadrados dedicados al ocio y a la gastronomía, con capacidad para atender a más de 350 clientes de manera simultánea.

El plato fuerte será Cornamusa, de cuyos fogones ya se están ocupando el nuevo fichaje del grupo, el cocinero Jesús Almagro (Cádiz, 50 años), que ejercerá como jefe de cocina, y el director gastronómico de Azotea desde hace cuatro años, Manuel Berganza (Gijón, Asturias, 38 años).

Acelgas a la importancia rellenas de changurro, plato que se servirá en el restaurante Cornamusa.
Acelgas a la importancia rellenas de changurro, plato que se servirá en el restaurante Cornamusa.Samuel Sánchez

Ambos, tal y como han explicado a EL PAÍS, están desarrollando una carta que rendirá homenaje a la gastronomía madrileña, con recetas y productos de la región. Habrá una carta con siete entrantes, tres pescados, y otras tantas carnes y postres. Dispondrá de un menú degustación (70 euros), que incluirá tres entradas, un pescado, una carne y un postre. “Parece una carta corta, pero no lo es. Todas nuestras elaboraciones tendrán una historia que contar, donde el producto será el protagonista, aunque las guarniciones, muy refinadas todas ellas, serán como otro plato más”, afirma Almagro, que insiste en la importancia de la temporalidad, “ya que queremos que todo sea muy dinámico”.

Entre los platos que preparan se encuentra una receta que, aunque en principio no lo parezca, porque se trata de ventresca de cordero —la falda—, que enrollan como una porchetta, confitan y lacan con jugo de cordero, habla de la huerta de Aranjuez, dado que sirven con una selecta menestra verduras. “En verano habrá espárragos, tomates, fresas. Y ahora tendremos alcachofas, coles, repollo o romesco. Madrid es uno de los principales productores de crucíferas de Europa”, explica Berganza.

Rape con mantequilla de Miraflores, judías verdes y caviar, un plato que formará parte de la carta del nuevo restaurante del Palacio de Cibeles.
Rape con mantequilla de Miraflores, judías verdes y caviar, un plato que formará parte de la carta del nuevo restaurante del Palacio de Cibeles.Samuel Sánchez

Otros platos en fase de preparación son las acelgas a la importancia, rellenas de changurro; el rape con mantequilla de Miraflores, judías verdes salteadas con ajos, y caviar; o el pichón de Valladolid, del que cocinan todas las partes, “recuperando el recetario castellano tradicional”, añade Almagro, que detalla que las empanadillas van rellenas de higadillos encebollados, la pechuga confitada y asada al carbón, y los muslos rellenos de alitas guisadas.

“Todos los platos llevan muchas elaboraciones, son complejos de por sí”, afirma Berganza, cocinero que trabajó con Sergi Arola, Quique Dacosta y el estadounidense Grant Achatz. En 2014 trabajaba en Andanada 141, un concepto de tapas en Nueva York, cuando el local consiguió su primera estrella Michelin. También pasó dos años trabajando en restaurantes en Singapur.

Pichón de Valladolid: pechuga, empanadilla y muslitos, elaborado por Jesús Almagro y Manuel Berganza.
Pichón de Valladolid: pechuga, empanadilla y muslitos, elaborado por Jesús Almagro y Manuel Berganza.Samuel Sánchez

Por su parte, Jesús Almagro, una cara conocida para el gran público por ser uno de los participantes en el concurso Top Chef, acumula una dilatada experiencia laboral, tras haber trabajado en restaurantes como La Terraza del Casino o Zalacaín, ambos en Madrid. También ha compartido fogones con cocineros españoles de renombre como Juan Mari Arzak, Martín Berasategui o Pedro Larumbe. Además, logró un Sol Repsol con su proyecto personal Mesteño Gastronómico y fue el noveno clasificado en el X Campeonato Mundial de Cocina Bocuse D ́or en 2007. También pasó un año en Argel elaborando recetas saludables. “Soy de retos, de seguir avanzando y feliz de poder centrarme ahora en el producto y en los productores de Madrid”.

En Cornamusa, “queremos que se genere una conversación entre el servicio de sala y el cliente, para ofrecer una experiencia muy personalizada para cada mesa y para los comensales”, añade Berganza, mientras le da forma al plato de pichón, antes de fotografiarlo.

Obsesión por las azoteas

Detrás de Azotea Grupo se encuentran la periodista Cristina Lasvignes y su marido José Manuel García. Tienen obsesión por las azoteas. Llevan unas cuantas. Desde 2013 gestionan la séptima y última planta del Círculo de Bellas Artes en Madrid. También la Azotea Forus Barceló (2016), en la última planta del Mercado de Barceló, o Picalagartos Sky Bar & Restaurant (2018), en el NH Collection Gran Vía. Ahora añaden la azotea del Palacio de Cibeles, donde se ubica el consistorio madrileño.

Poco a poco, fueron sumando al grupo otros locales, situados en enclaves singulares de la ciudad, como el restaurante NuBel (2016-2020) en el Museo Reina Sofía. Su primera apertura fuera de la capital, El Cuartel del Mar, abrió sus puertas en 2020, en Chiclana de la Frontera (Cádiz). También forman parte del grupo Arpillera y Bomarea, dos terrazas situadas en el parque Forestal Valdebernardo en Madrid, abiertas en 2011.

En 2021 añadieron Justa Rufina, dentro del Hotel Radisson Collection, en la ciudad de Sevilla, y el multiproyecto Sal Verde en La Hacienda Links Golf Resort, en San Roque (Cádiz). Entre sus últimos proyectos, Shallow Sun Club, en el hotel INNSiDE by Meliá Calviá Beach, en Calviá (Mallorca), la reapertura del madrileño Club Financiero Génova junto a Familia La Ancha, cuya cocina asesora Nino Redruello, además de inaugurar, en Vejer de la Frontera (Cádiz), Valhalla Gastro Beach Club. 

Puedes seguir a EL PAÍS Gastro en Instagram y Twitter.

Sobre la firma

Paz Álvarez
Periodista especializada en gastronomía. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, tiene un programa de desarrollo directivo por el IESE. En 1993 comenzó a escribir en la sección de Madrid y, en 1997, se incorporó al diario CincoDías, donde creó la sección de Directivos y ha sido jefa de la sección de Fortuna hasta 2022.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_