_
_
_
_
_

Ensalada de garbanzos y pepino con salsa de yogur, menta y eneldo


Algo me dice que con esta foto no entro en Magnum. / EL COMIDISTA
Algo me dice que con esta foto no entro en Magnum. / EL COMIDISTA

Alerta verdiblanca: la temporada de los pepinos se acaba. Esta cucurbitácea explota en verano como sus primos el melón o el calabacín, algo muy de agradecer por su parte ya que se consume, al menos por estos lares, siempre cruda y fría. Sin embargo, todavía estamos a tiempo de encontrar algún ejemplar decente antes de que nos invadan los protopepináceos blandurrios, llenos de semillas, repitientes a más no poder o poseedores de un sabor amargo a medio camino entre la quinina y una infidelidad.

Casualmente también se acaba la temporada en la que nos apetece consumir legumbres en ensalada (los guisos de cuchara ya están aquíiiiii), así que hoy os presentamos una sin ningún tipo de misterio, inspirada en el tzatziki griego. Es fresca, perfecta para tupper y de lo más apañada para comer sola o acompañar de acompañar de huevo duro,salmón ahumado, restos de pollo o pavo o alguna conserva de pescado.

La mayor complicación está en encontrar eneldo fresco y no pasarse con éste, porque esta hierbecilla tiende a ocultar cualquier otro sabor y a hacerte pensar que te estás comiendo un arenque enlatado de Ikea. Si no lo encontráis, un poco de cilantro o perejil servirán también. Respecto al ajo que incluye la salsa, dependiendo de vuestra tolerancia al elemento podéis ponerlo picado o rallado, untar la ensaladera con un diente partido por la mitad o aplastar un par con el lado de un cuchillo y dejarlos reposar un rato dentro del aceite.

Dificultad: Para melones y cucurbitáceas en general.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 400 gramos de garbanzos cocidos
  • 1 pepino grande
  • 1 yogur griego
  • 1 limón
  • 1 cucharada de menta picada
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1/2 cucharadita de eneldo picado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

Instrucciones

1.
Preparar la salsa mezclando el yogur, el aceite, el eneldo, la menta, una pizca de ralladura del limón, sal y pimienta. Añadir un diente de ajo picado o, si se quiere menos potente, aplastarlo con el lado de un cuchillo, dejarlo en la salsa una hora y luego retirarlo.
2.
Pelar el pepino y cortarlo en daditos. Mezclarlo con los garbanzos, el zumo de limón, el perejil y dejarlo macerando un mínimo de 30 minutos.
3.
Escurrir bien, salar ligeramente (importante no hacerlo antes porque el pepino soltará su agua), servir en los platos y repartir la salsa de yogur por encima. Teminar si se quiere con un chorrito de aceite.

Producción: Mónica Escudero.

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga
Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_