Arrancan los test de antígenos con los vecinos de Puente de Vallecas: “Estoy contento de dar negativo y de seguir en pie”

Casi 1.000 ciudadanos han sido citados por SMS para la primera jornada de realización de las pruebas

Primeras pruebas de antígenos, este martes por la mañana en centro cultural Lope de Vega.KIKE PARA / EL PAÍS | VÍDEO: ATLAS

Los anunciados test de antígenos de coronavirus a los vecinos de las 45 zonas restringidas de Madrid han comenzado este martes en Puente de Vallecas, uno de los distritos con las tasas más altas de contagio. La Dirección General de Salud Pública ha citado, mediante un mensaje SMS, a casi 1.000 habitantes del distrito en el centro cultural Lope de Vega, unas instalaciones municipales en el barrio de Entrevías. Los primeros vecinos, que no presentan síntomas y que previamente no han dado positivo, estaban citados a las nueve de la mañana, pero las pruebas han empezado con cierto retraso porque faltaban algunos materiales. El Gobierno regional advierte a los madrileños de que no se presenten sin más, ya que no se les realizará el test si no han recibido el SMS, que en muchos casos llegó anoche mismo. A la una y media de la tarde, se habían realizado 103 pruebas, de las cuales solo una ha dado positivo y solo se ha presentado un tercio de los convocados, detalla una portavoz de Summa 112, que apela a la “responsabilidad ciudadana”. A las cinco, iban 197 y el mismo único caso positivo. A las 21.00, al final de las pruebas, tres positivos y 337 negativos.

Más información

Para evitar esperas innecesarias y aglomeraciones, que no se han producido, se cita a los vecinos escalonadamente y se les se ofrecen dos horarios posibles, una franja de una hora por la mañana y otra por la tarde, por si por cuestiones laborales o de estudios no podían acudir a una de ellas. A las nueve y media de la mañana, había unas 10 personas esperando para hacerse el test y más de una veintena de periodistas mirando. En ella está Raúl, que vive en Entrevías y que ha acudido con su padre. Los citaron el lunes por la tarde para uno de dos horarios: de 10.00 a 11.00 o de 18.00 a 19.00. “Me alegro de ser de los primeros. Todavía no nos hemos hecho ninguna prueba y no sé si hemos estado en contacto [con el virus]".

Dos agentes de la policía comprueban los datos ―los vecinos deben mostrar el SMS y la tarjeta sanitaria― y se aseguran de que se mantenga la distancia de seguridad. Otro policía explica mientras tanto a curiosos y a personas que desean hacerse la prueba que se está llamando por zonas y que mañana miércoles volverá a funcionar el mismo dispositivo en el mismo lugar, pero aclara que solamente se atenderá a quienes hayan sido convocados. Juan Gallego, de 62 años, es uno de los habitantes de la zona que se han acercado a contemplar el dispositivo. “Me enteré de las pruebas en la radio esta mañana. Pero a nosotros no nos han dicho nada. Seguro que mucha gente no sabe que este sitio se llama Lope de Vega. Espero que me llamen a mí pronto”.

Personal sanitario toma la temperatura a un vecino de Vallecas, este martes.
Personal sanitario toma la temperatura a un vecino de Vallecas, este martes. KIKE PARA (EL PAÍS)

La prueba, que detecta antígenos, es decir, unas proteínas de la superficie del virus, es rápida porque, a diferencia de las PCR, no necesita equipamiento ni ser procesada en el laboratorio. Tampoco hace falta personal especializado, solo sanitarios entrenados. Consiste en recoger una muestra de la nariz y de la garganta con un bastoncillo largo y fino o hisopo al ciudadano, que pasa a una sala de espera donde, pasados unos 15 o 20 minutos, se le comunica el resultado. En caso de infección, deberá aislarse 10 días en su domicilio ―acaba de bajar el periodo de cuarentena de 14 a 10 días―.

Tras hacerse la prueba, los vecinos salen por otra puerta, hasta ahora todos felices. Vicente, de 70 años, ha dado negativo. “Ha sido muy rápido y sin dificultades. Te meten eso por la nariz y a la sala a esperar. Estoy contento de que haya sido negativo y de seguir en pie”. María también sale tranquila. “Yo esperaba ser negativa porque he tenido cuidado y no he tenido síntomas. Pero hombre, con esto ya estoy más relajada”. Pepe y Loli tampoco tienen el virus. “¡Para celebrarlo te voy a comprar unos churros!”, le dice Pepe a su esposa. “Para la edad que tenemos estamos muy bien; esto es un gran alivio”, comenta Loli.

Sobre las diez y media, Sanidad hace un primer balance de la marcha de las pruebas. “Llevamos una hora y pico, se han hecho unos 50 test y todavía no ha habido ningún positivo”, avanza Carmen Migueles, subdirectora de enfermería del Summa 112 y responsable del dispositivo. Migueles detalla que “hay 100 pacientes citados cada hora y en todo el día 1.000. Se harán hasta las nueve de la noche. Ahora mismo se han citado personas ancianas o con problemas de movilidad, más tarde a gente joven y a última hora, padres con niños, para evitar mayor riesgo para la población más vulnerable”. “Se han citado a unidades familiares para que, en caso de positivo, se haga más fácil el rastreo de contactos”, puntualiza.

Realización de una prueba PCR en el Centro Cultural Lope de Vega, este martes.
Realización de una prueba PCR en el Centro Cultural Lope de Vega, este martes.KIKE PARA (EL PAÍS)

“Hoy estamos solo nosotros, unos 20 o 30 técnicos sanitarios y enfermeros. Salud Publica no nos ha informado de más planes para los próximos días para montar el mismo dispositivo aquí mismo o en otro sitio. Lo cierto es que, si se amplía la operación a otros barrios, tendrán que intervenir otros cuerpos sanitarios porque Summa no puede poner 30 trabajadores sin descuidar el servicio de urgencias”, advierte la portavoz de este cuerpo de emergencias, para añadir que la huelga de los médicos del Summa, que comenzó el lunes, no afecta a este operativo pues no requiere de facultativos.

El dispositivo está formado por profesionales del Summa 112, de centros sanitarios del Servicio Madrileño de Salud, del Samur-Protección Civil, de la entidad municipal Madrid Salud y del Primer Batallón de Intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME), precisa la Consejería de Sanidad en un comunicado. También se cuenta con la colaboración de los servicios sociales de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de la capital para los casos positivos que precisen de recursos sociales a la hora de guardar el aislamiento, así como de la policía municipal en el control de acceso.

Víctor Escudero, técnico de emergencia sanitaria, subraya que es la primera vez que se hace un cribado masivo con test de antígenos: “Antes no teníamos la tecnología. Este test es superior al de anticuerpos y lo más importante es que en 20 minutos podemos aislar a la persona y se empieza de inmediato a realizar el rastreo por parte de Salud Pública. Gana por goleada. No es una prueba obligatoria, pero pedimos por favor que a todos los que le llegue el llamamiento acudan”. Al mediodía, llegan efectivos de la UME a desinfectar el recinto.

Estas pruebas, que se extenderán a las 45 zonas con restricciones de movilidad y actividad, se enmarcan en la estrategia del Gobierno regional para “detectar a población asintomática y cortar las cadenas de transmisión” en los lugares con mayor incidencia. Sin embargo, el Gobierno regional ha renunciado al mismo tiempo a detectar asintomáticos en la población escolar, ya que desde el sábado no se hace PCR a los niños que hayan estado en contacto con un positivo en los centros escolares. Se harán a 857.193 personas, que equivalen al 13% de la población de la comunidad. Las pruebas proseguirán el miércoles en otros puntos de Puente Vallecas, así como en otras zonas de mayor transmisión de covid-19 en la región, explica el Gobierno regional, que añade que las hará de manera progresiva y priorizando las zonas con mayor incidencia.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, anunció la semana pasada que la Comunidad había adquirido cinco millones de unidades de estos test que, además de realizarse a los habitantes de las zonas más castigadas, ya se han incorporado en los servicios de Urgencias de los hospitales y a lo largo de esta semana lo harán en atención primaria. “Se trata de una prueba con una sensibilidad superior al 93% y una especificidad superior al 99%”, explicaba el viceconsejero. Este método de diagnóstico rápido fue incluido la semana pasada por el Ministerio de Sanidad como herramienta rápida de diagnóstico y cribado de la covid-19, equiparándolo a la PCR. La Comunidad de Madrid ha pagado 4,5 euros por unidad al laboratorio Abbott.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción