La crisis del coronavirus

Madrid deja de hacer pruebas a los contactos de positivos de covid en los colegios e institutos

La Consejería de Sanidad cambia el protocolo y solo se hará el test a los que tengan síntomas, cuando hasta ahora se realizaba a todo el grupo

Un médico del hospital Ramón y Cajal de Madrid realiza una prueba PCR.
Un médico del hospital Ramón y Cajal de Madrid realiza una prueba PCR.Óscar del Pozo / AFP

Apenas 16 días de vuelta al cole ha durado la promesa de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de que se haría una prueba diagnóstica a todos los compañeros de clase de un niño contagiado de covid. Entre críticas por la demora de Salud Pública en responder a los centros, con los colegios como el principal foco de brotes de la región y con 13.856 alumnos aislados según el último balance, el Gobierno regional ha cambiado el protocolo covid de los centros educativos: a partir de ahora, cuando un alumno o un profesor dé positivo, al resto no se les realizará prueba alguna, salvo que presenten síntomas. Eso sí, todos ellos deberán seguir haciendo, como hasta ahora, la cuarentena, que se ha reducido de 14 a 10 días tras el acuerdo del pasado martes entre el Gobierno y las autonomías.

Sanidad ha llevado a cabo este cambio sustancial en el manejo de los contagios en las escuelas un sábado y sin informar de él públicamente. Sobre las diez de la mañana, ha procedido a sustituir en la red el protocolo anterior por el nuevo. El nuevo documento tiene fecha del día anterior, el 25. Tras adelantar Telemadrid la noticia, un portavoz de Sanidad ha explicado a este diario que “la Comunidad no se inventa nada, lo que hace simplemente es adecuar su protocolo” a la nueva Guía de actuación ante la aparición de casos de covid-19 en centros educativos del Ministerio de Sanidad del día 24.

Lo que establece este documento para los contactos estrechos en los centros educativos, es decir, para los miembros de un grupo estable de convivencia, es que “si la situación epidemiológica lo permite, se recomienda la realización de una PDIA ―pruebas diagnósticas de infección activa, que puede ser una PCR o un test rápido de antígenos― a los 10 días de la última exposición a un caso confirmado”. En la anterior versión, del 10 de septiembre, decía prácticamente lo mismo: “Se recomienda la realización de PCR a los contactos estrechos".

Esta recomendación del ministerio, que no ha cambiado, se traduce ahora en el documento de la consejería en una no realización de pruebas. Lo que sí ha cambiado es cómo está Madrid. “En la situación epidemiológica actual, la realización de una prueba diagnóstica de infección aguda a los contactos estrechos del ámbito escolar, en general, no se indica salvo que desarrollen síntomas”, indica la nueva versión del protocolo de la Comunidad. Antes, decía: “Se indicará la realización de una PCR a los contactos estrechos con el objetivo de detectar precozmente nuevos positivos”. ¿Tan mal está Madrid que tiene que renunciar a la detección precoz? Sanidad “no hace valoraciones de documentos técnicos".

Para Isabel Galvín, responsable de Educación de CC OO, es “un escándalo” y una “actuación temeraria”. “Como son incapaces de cumplir la promesa de PCR para todos los alumnos y son incapaces de cumplir su protocolo, lo cambian. No estaban haciendo rastreos de los positivos y ahora tampoco harán diagnósticos, están renunciando a localizar a los asintomáticos, lo que supone un enorme riesgo para la salud pública”, sostiene, al tiempo que denuncia que los centros “se están enterando del nuevo protocolo por los medios”. Según Sanidad, a lo largo del fin de semana se irá comunicando el cambo a los directores de colegios e institutos “para que lo tengan para el lunes” aunque, según certifica Esteban Álvarez, presidente de la Asociación de Directores de Institutos Públicos, aún no les ha llegado.

“Están dejando a 1.200.000 alumnos y a 100.000 trabajadores del personal docente y no docente, y a sus familias y a sus abuelos, fuera de los protocolos generales, que establecen PCR a los contactos de un positivo”, denuncia Galvín. Al respecto, Sanidad alega que en la Estrategia de Detección Precoz, Vigilancia y Control de covid-19 del ministerio “explícitamente indica que, ante una alta demanda de realización de pruebas, se dará prioridad a los sintomáticos”. "En este contexto, la principal medida de prevención es la cuarentena, con vigilancia de síntomas. Ante su aparición, se realiza la prueba”, sostiene la consejería, que subraya además que hacerlo así “no da lugar a equívocos ni a incumplimientos de cuarentena cuando se tiene una PCR negativa, como está ocurriendo en estos momentos y no solo en Madrid”.

En realidad, este nuevo protocolo lleva al menos una semana aplicándose “por indicación de Salud Pública a los centros de salud”, asegura el pediatra del Servicio Madrileño de Salud Ángel Carrasco, hasta hace un mes presidente de la Confederación Europea de Pediatras de Atención Primaria. Carrasco considera el cambio “significativo, pero dentro de lo previsto y aceptable teniendo en cuenta la situación epidemiológica actual”. El doctor explica que la derivación de los casos en los colegios e institutos por parte de Salud Pública “estaba sobrecargando” a los ambulatorios y que la medida más importante para frenar el virus es “el aislamiento”. “Dé positivo o negativo, el niño tiene que estar en cuarentena”, recuerda, para añadir que "los menores que se contagian tienen síntomas leves y, aunque no se han hecho estudios amplios, parece que no son grandes transmisores”. ¿Pero qué pasa con los padres, que hacen vida normal sin saber si sus hijos están contagiados o no y que pueden estar expandiendo el virus? “El riesgo existe, pero es menor”, contesta el pediatra.

“Fui al centro de salud, les conté lo que había pasado y me preguntaron si tenía síntomas. Como no los tiene, me contestaron que al niño no se le hace la prueba y papá y mamá os podéis ir tranquilamente a trabajar”, cuenta Nuria Martín, de Pinto, que el viernes tuvo que recoger a su hijo de seis años del colegio después de que le diagnosticaran la enfermedad a un compañero, que estuvo una semana esperando el resultado. Ella tiene “apaño”, haciendo turnos con su marido, pero se pregunta qué pasará con los padres que no puedan quedarse en casa a cuidar de sus hijos, ya que “sin PCR quién te va a dar la baja”.

El jueves, la pediatra de las gemelas de Íñigo Domínguez le dijo lo mismo en Madrid capital tras el positivo de la maestra de sus hijas. “Si me hubieras llamado ayer, os habríamos hecho PCR a todos, pero ha cambiado el protocolo. Estábamos haciendo muchísimas pruebas”, cuenta que le dijo la doctora. Ellos, por prudencia, han decidido quedarse en casa toda la familia gracias a que pueden teletrabajar y se plantean si pagar de su bolsillo un test rápido o una PCR.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información