El Congreso abre una investigación de todos los audios de la corrupción de gobiernos del PP

El PSOE negoció su apoyo a cambio de ampliar el objetivo de la comisión propuesta por ERC y Bildu sobre la Operación Cataluña contra los dirigentes independentistas

La entonces secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, junto al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en 2015.
La entonces secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, junto al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en 2015.Uly Martín

El Congreso de los Diputados aprobará este jueves en el pleno la constitución de la tercera comisión de investigación en lo que va de legislatura sobre comportamientos irregulares y corrupciones fomentadas desde el Ministerio del Interior dirigido por el popular Jorge Fernández Díaz en la etapa de gobierno de Mariano Rajoy. Será una comisión para ampliar el foco de las pesquisas, que fue puesto en su momento sobre las llamadas cloacas policiales contra líderes independentistas catalanes, como pretendían los partidos proponentes, ERC y EH Bildu, pero también una prolongación de la denominada comisión Kitchen, que concluyó reafirmando el uso desde aquel Ministerio del Interior de recursos para tapar escándalos relacionados con el PP. Los nuevos audios publicados por EL PAÍS, que demuestran las maniobras del exministro Fernández Díaz y de la ex secretaria general del PP, Dolores de Cospedal con comisarios policiales, serán la base de las nuevas indagaciones parlamentarias y han sido clave para la apertura de una nueva macrocausa judicial en la Audiencia Nacional por parte del magistrado Manuel García-Castellón.

El pleno del Congreso votará al final de la sesión de este jueves una propuesta de ERC y EH Bildu para crear una comisión de investigación “sobre la presunta intromisión a la soberanía del Principado de Andorra por parte de responsables políticos españoles, así como de entramados parapoliciales en el marco de la denominada Operación Cataluña”. Este es el enunciado con el que se registró oficialmente la iniciativa, antes del verano, y que el PSOE ya aceptó entonces en la Junta de Portavoces.

El PSOE, Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, y otras formaciones aliadas habituales del Ejecutivo de coalición en el Parlamento respaldarán la proposición, que contará con el rechazo del PP y Vox. El PSOE, eso sí, lleva varios días negociando con los autores de la iniciativa para modificar el objeto de la comisión y ampliar sus cometidos a la investigación de todas las operaciones parapoliciales perpetradas durante los gobiernos del PP. Tanto ERC como EH Bildu asumirán las correcciones planteadas por los socialistas porque lo que pretenden es que la comisión inicie sus trabajos, aunque en ambos casos estén más interesados por averiguar hasta dónde se llegó en los intentos de denigrar a varios dirigentes independentistas.

Los conocidos como audios de la corrupción que publicó EL PAÍS y el diario digital Fuentes Informadas antes del verano prueban la connivencia de los principales dirigentes del Ministerio del Interior de aquellos gobiernos del PP de Rajoy con una cúpula policial que durante varios años se dedicó a elaborar y a filtrar a determinados medios de comunicación informes cargados de pruebas falsas contra dirigentes nacionalistas catalanes con el objetivo de desacreditarlos y, de esa manera, intentar frenar el desafío independentista que Artur Mas puso en marcha desde septiembre de 2012. En esas grabaciones se puede escuchar cómo los comisarios de policía a los que el PP había dado todo el poder en el cuerpo maquinaban estrategias para desacreditar a los principales dirigentes catalanes, con maniobras incluso de extorsión a determinados bancos para conseguir información incriminatoria.

El PSOE pretende indagar más sobre la Operación Cataluña, pero también volver a poner el foco sobre algunos flecos novedosos del caso Kitchen y otras actuaciones irregulares de aquellos responsables políticos del PP revelados ahora por los audios de la corrupción que el juez García-Castellón ha considerado relevantes para abrir una pieza separada del caso Villarejo, o caso Tándem, como se denomina oficialmente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La pieza será la número 34 y el juez ya ha ordenado a la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, la misma que investiga desde 2017 todo el material incautado al comisario jubilado Villarejo, que analice ese material que hasta ahora no estaba en el sumario por si pudiera tener importancia en el proceso penal abierto. Esos audios prueban la connivencia de los responsables de Interior del PP con comisarios, entre 2012 y 2017, para desacreditar e imputar delitos con operaciones ilegales a dirigentes soberanistas catalanes, a Podemos y a su entonces líder principal, Pablo Iglesias; y evidencian actuaciones para obstruir la acción de la justicia y eliminar pruebas sobre la financiación ilegal del PP durante 20 años.

El Congreso ya ha desarrollado en esta legislatura otras dos comisiones de investigación sobre el funcionamiento de Interior durante los ejecutivos del PP, una sobre las llamadas cloacas policiales contra dirigentes separatistas catalanes y otra sobre la Operación Kitchen, impulsada desde aquel ministerio para espiar al extesorero popular Luis Bárcenas y hasta robarle documentos comprometidos para ese partido. Las dos comisiones corroboraron y condenaron por amplia mayoría las actuaciones irregulares de aquellos gobiernos encabezados por Rajoy, con el voto en contra del PP.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS