_
_
_
_
_

Gregoris Pyrpylis, un artista griego en Hermès: “Me encanta cómo se maquillan las españolas”

El maquillador heleno, director creativo de belleza de la maison francesa, lleva las tonalidades del mar en su ADN. En su estudio de París, muestra la nueva colección de la casa.

Las tonalidades del Egeo, cuna de Gregoris Pyrpylis, son la inspiración de algunas paletas de la nueva colección de sombras de ojos Le Regard que lanza Hermès. En la fotografía, el maquillador posa en su estudio, con un cuadro que refleja sus colores favoritos.
Las tonalidades del Egeo, cuna de Gregoris Pyrpylis, son la inspiración de algunas paletas de la nueva colección de sombras de ojos Le Regard que lanza Hermès. En la fotografía, el maquillador posa en su estudio, con un cuadro que refleja sus colores favoritos.Léa Crespi

Nos espera puntual a las ocho de la mañana en la parisiense calle Penthièvre —sede de Hermès—, un cálido día de verano, vestido con informal elegancia. Es atractivo y sencillo, cercano y empático, por sus venas corre sangre mediterránea. Se llama Gregoris Pyrpylis, maquillador griego con una larga trayectoria en el mundo del color y nuevo director creativo de belleza de la casa francesa. Aún es secreto lo que vamos a descubrir hoy de su mano, pero enseguida nos sumergimos en un mundo de color infinito donde el naranja, tono emblemático de la maison Hermès, es el protagonista.

Pyrpylis descubrió el maquillaje por casualidad, mientras ayudaba a una amiga que se arreglaba para una ocasión especial, y fue amor a primera vista. Dejó de estudiar Filología Inglesa para asistir a la escuela de maquillaje. En 2006 se unió al equipo de MAC. Después vendrían Maybelline, Bioderma, Shiseido, muchos desfiles de moda y muchas portadas en revistas internacionales. En tan solo unos años, Pyrpylis se convirtió en una celebridad, lo que le ha valido maquillar a algunas de las mujeres más bellas del mundo, como Cindy Crawford, Carla Bruni, Alexa Chung o Laetitia Casta. Su asignatura pendiente es Meryl Streep. “La admiro porque es una mujer inteligente, humilde y divertida. Me inspira y sería un honor para mí poder maquillarla. No busco la perfección en un rostro, pero siento debilidad por las personas sensibles y profundas”, desvela.

Porque para Pyrpylis, el arma de maquillaje más poderosa es la sensibilidad; escuchar a la persona y ser empático con ella. “Quiero asegurarme de que se sienta hermosa. Por eso yo nunca hablo de tendencias (estas son efímeras) que dejan de lado a la persona. Hay que observar las emociones y el interior”, filosofa como buen griego.

El maquillador prueba en su mano las nuevas sombras de ojos de Hermès, sus texturas, su color en piel y sus acabados en mate, satén o brillo.
El maquillador prueba en su mano las nuevas sombras de ojos de Hermès, sus texturas, su color en piel y sus acabados en mate, satén o brillo. Léa Crespi

Ponemos de nuevo los pies en la tierra para hablar con Pyrpylis de un nuevo lanzamiento de Hermès Beauté: Le Regard. En esta ocasión y tras el éxito obtenido con las barras de labios, las bases de maquillaje, los blush y las lacas de uñas, El País Semanal ha viajado a París para conocer el colorido que vestirá la mirada: unos estuches mágicos (Pierre-Alexis Dumas es el director artístico, y Pierre Hardy, el director creativo) con diversas sombras para los párpados en diferentes tonalidades que se acompañan de varias máscaras de pestañas, pinceles para delinear y extender los pigmentos, y un rizador de pestañas único que no las daña y que el propio Pyrpylis confiesa que utiliza cada mañana para potenciar la mirada y abrir el ojo.

¿Son los ojos el espejo del alma? “Efectivamente”, afirma. “En griego se utiliza también esta expresión. Con nuestras paletas de sombras, la mirada se vuelve cambiante, mutante, intensificando la personalidad en brillo o en mate. El maquillaje de los ojos es una puerta abierta hacia el mundo y hacia el interior de cada uno, pero este maquillaje, además de ser estético, debe ser respetuoso con la piel. Las sombras de Hermès son hipoalergénicas y están formuladas con ingredientes naturales en un porcentaje que va del 72% al 98% para cuidar la delicada piel de los párpados”.

La pregunta obligada: ¿si potenciamos el maquillaje de los ojos, los labios deben ir en nude? Para Pyrpylis esto es un mito. “Fijémonos en Marilyn Monroe; ojos con eye liner intenso y labios coral, le daba chispa. Pero, bueno, esto va en gustos. Creo que se pueden compaginar perfectamente ambos maquillajes, aunque cada mujer debe elegir libremente su estilo”.

Las nuevas lacas de uñas de Hermès despliegan todo un arsenal de posibilidades: 24 tonos del verde al blanco, pasando por rojos, granates y rosados.
Las nuevas lacas de uñas de Hermès despliegan todo un arsenal de posibilidades: 24 tonos del verde al blanco, pasando por rojos, granates y rosados.Léa Crespi

El creador sigue recordando la importancia del cuidado y preparación de una piel antes de maquillarla y pone especial atención en las bases o bálsamos que alisan el párpado (otra de las novedades) para que, al extenderlos, la sombra sea de manera homogénea. Potenciar la mirada en hombres (en la época de Cleopatra, estos ya dibujaban su ojos) y en mujeres con maquillajes respetuosos con la piel y estudiadas formulaciones, es el objetivo de este nuevo capítulo de Hermès Beauté.

Hablando de piel, de tez, de glow, de luminosidad en general, desviamos la conversación a la luz del mar que tanto puede inspirar a los creadores, ya sean pintores, escritores o maquilladores. “Cuando veo una foto, distingo perfectamente el mar Egeo o el Jónico por el tipo de luz”, comenta. “La luz tiene el poder de sublimar la mirada y la piel necesita menos maquillaje. Alexis Dumas utiliza el término luz espiritual y Monet manifestaba que en su trabajo usaba las vibraciones de la luz para dibujar. Por mi parte, mantengo una relación muy especial con los reflejos del sol y del cielo en mis creaciones”.

Volviendo a ese “lujo discreto” de Hermès, sin grandes excesos pero con mucha calidad en materias primas; ¿en la colección de maquillaje se busca lo mismo? “Absolutamente. Siempre se puede optar por aplicar varias capas de color en labios o párpados, pero las texturas deben ser sutiles y evanescentes y la tez debe reflejar naturalidad, que no sea una máscara. Por supuesto, el packaging está muy cuidado, se utiliza el cuero, la loneta y los lacados como emblemas de la maison”.

El cuero de Hermès, pilar de la marca, es un básico también en su línea de cosmética.
El cuero de Hermès, pilar de la marca, es un básico también en su línea de cosmética.Léa Crespi

Pyrpylis opina que el exceso de maquillaje puede envejecer, pero también depende del gusto de cada país. “Me encanta cómo se maquillan las españolas, potencian sus ojos con eye liner negro, pero también su boca con rojos intensos. Penélope Cruz es un buen ejemplo. En cuanto a las italianas, quizás se pasen con el tono muy bronceado, pero saben sacarse partido. Las francesas son más discretas, aunque no perdonan el rojo de labios, y las griegas tienen una mezcla entre Europa y Asia”.

Deseando probar las nuevas sombras (seis armonías recargables) y máscaras de pestañas (seis tonalidades), queremos que Gregoris Pyrpylis dé una pista de cómo maquillar los ojos este otoño, qué colorido elegir, cuál es la tendencia. Pero él, como ya dejó antes claro, se muestra categórico en la respuesta. “Para mí no existen tendencias, aunque sé que para otras firmas sí”, dice. Para él, el maquillaje va por otros derroteros respecto a la moda. “Es cierto que hace años, cuando se presentaban las colecciones en las pasarelas, solo había un único peinado y un único maquillaje para todas las modelos. Pero ahora se personaliza en todos los ámbitos. Cuando una mujer se maquilla, quiere sacarse el máximo partido y potenciar su belleza, pero no debe estar pendiente de si la gama de colores que elige debe combinar con su tono de pelo, con sus ojos o con su vestimenta. Nos volveríamos locos con tantas limitaciones. Aun así, es obvio que en otoño se tiende hacia los rojizos, amarillos o castaños. La naturaleza es sabia y nos guía en todos los aspectos de nuestra vida”, remata.

El discurso de Pyrpylis ayuda a comprender que el maquillaje es algo más natural y libre de lo que pensamos, a elegir las texturas y formulaciones de calidad, a no seguir el dictamen estricto de la moda y a amar la naturaleza como él lo hace. Acabados satinados, mate o relucientes. Sombras vegetales, marinas, ahumadas, ocres o tonalidades de pétalos florales. Máscaras que estiran y alargan las pestañas sin dejar grumos. El poder de la mirada.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_