Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mabel Lozano, una directora contra la explotación sexual

La directora Mabel Lozano
La directora Mabel Lozano

La explotación sexual está en el punto de mira de esta cineasta, que relata en su nuevo documental la historia de Yamiled Giraldo, una colombiana que fue asesinada por sicarios en un pueblo de Navarra en 2009. Un homenaje a una de las víctimas de una lacra que se visibiliza cada 30 de julio en el Día Mundial contra la Trata de Personas.

Mabel Lozano fue capaz de alumbrar con focos potentes la cara más oscura de la prostitución en El proxeneta, y hoy lo consigue de nuevo con Biografía del cadáver de una mujer. En aquella ocasión, en 2018, nos sentó ante un hombre que iba reconociendo crudamente cómo las mujeres traídas desde América Latina les vienen a durar tres años de vida útil: uno con cierta energía e ingenuidad porque siguen convencidas de que lograrán papeles, otro con el desengaño y las drogas para aguantar, y un tercero con la desesperación y los castigos violentos hasta quedar prácticamente inservibles, retirarlas de los locales y ofrecerlas a burdeles de tercera como mercancía menor. Y esta vez, en este documental que se abre paso entre las constricciones de la pandemia, nos sitúa ante el chico que presenció el asesinato de su propia madre, Yamiled Giraldo, tiroteada en un pueblo navarro en 2009 a pesar de su condición de testigo protegida tras lograr meter en la cárcel a su explotador sexual.

Mabel Lozano, una directora contra la explotación sexual

“Lo más difícil es que no fui capaz de quedarme a su lado, y eso nunca lo voy a olvidar”, llora el hijo de Yamiled. “Sentí tanto miedo que tuve que saltar la pared y pedir ayuda. Ahí se me partió el corazón en mil pedazos, se me fue el alma y se fue la mayor parte de mi vida, y eso no tiene perdón”.

Se le partió a él ese corazón que entonces era de niño y hoy es de joven roto, y se nos parte al verlo, porque ese asesinato de sicarios no fue en lugares remotos, sino en España. “Nos creemos que aquí no ocurren esas cosas, pero sí”, cuenta Lozano. “Desde el año 2000 han sido asesinadas 44 mujeres en situación de prostitución; mujeres sin nombre, muertes de segunda, que ni siquiera entran en estadísticas de violencia de género. Sus nombres desaparecen. Sus hijos no tienen nada”.

Mabel Lozano (Villaluenga de la Sagra, Toledo, 1967) ha sido mil cosas en la vida, pero hoy es escritora y directora de cine con causa: la de la lucha contra la trata de mujeres, una bandera que la ha convertido en referente de un asunto que preferimos no mirar.

“Si hablamos de riñones, todo el mundo lo entiende: nadie se puede lucrar de los riñones. Y sin embargo hay personas lucrándose del cuerpo y la explotación sexual de mujeres inmigrantes en exclusión social y no pasa nada. Hay que tipificar todas las caras del proxenetismo”, dice. “Y es precisa una ley integral contra la trata”.

Yamiled Giraldo, la mujer colombiana que protagoniza póstumamente su documental, había llegado a España en 2001 para un supuesto trabajo en una fábrica de seda. Fue recogida en el aeropuerto de Irún y ya en el coche que la trasladó fue violada. Después fue trasladada a un club donde se la prostituyó. Tras lograr escapar, denunció y metió en la cárcel a su proxeneta, que después encargó su asesinato. El crimen y el juicio habían salido en la prensa, pero Lozano dio el salto a Navarra y se plantó ante la casa donde siguen viviendo el viudo, navarro, y los cuatro hijos de Yamiled (los dos que llegaron de Colombia y las dos niñas que ambos tuvieron en común): “El marido no quería hablar de ninguna manera, pero el hijo que había presenciado el crimen sí quiso participar: quería hacer un homenaje a su madre”, relata.

Una secuencia del rodaje del documental 'Biografía del cadáver de una mujer', que reproduce cómo fue asesinada Yamiled Giraldo. En vídeo, el trailer.

El resultado es Biografía del cadáver de una mujer, un título que eligió “porque contiene la idea de la vida y de la muerte”. De las 44 asesinadas desde 2000, cuenta Lozano, 32 lo fueron por sus consumidores de prostitución, 8 por sus proxenetas, 3 por dueños de burdeles, una sigue sin resolver y otra está desaparecida. Tres eran testigos protegidas. “Nunca escuchamos sus voces, están silenciadas y cuando denuncian como Yamiled son asesinadas. Mi documental es un homenaje a todas, a sus hijos, a sus familias”. A partir de este documental, al menos un foco les ilumina.

Más información