Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva ola del surf, este domingo, en ‘El País Semanal’

La selección nacional de surf junto a la playa de Pantín, en Valdoviño (A Coruña).
La selección nacional de surf junto a la playa de Pantín, en Valdoviño (A Coruña).

Es 2 de mayo. Aritz Aranburu se enfunda en su neopreno, agarra su tabla y se adentra en la playa de Zarautz, junto a su casa. Lo que debería ser rutinario para un surfista de élite como él se presenta como un momento “casi místico”.

La nueva ola del surf, este domingo, en ‘El País Semanal’

Siente la arena bajo sus pies. Saborea la sal que arrastra el aire. Escucha la llamada del mar. Hace semanas que no cabalga las olas. Esta máquina que presume de haber sido el primer y único español en entrar en el CT o Championship Tour (la primera división del surf, donde se clasifican los 34 del mundo, 17 en el caso femenino) sale dispuesto a medirse de nuevo con su eterno rival. “Lo que necesitaba, lo que realmente echaba de menos, más que el surf, era el contacto con el mar… Esa conexión con la naturaleza que solo este estilo de vida ofrece”, cuenta.

El surf nació como un estilo de vida y se convirtió para unos pocos en deporte de competición. En la selección española conviven hoy quienes abrieron la vía de la esa profesionalización con jóvenes que han aterrizado en una disciplina tecnificada. En este número nos vamos a la playa con estos deportistas, huérfanos de apoyos económicos y que ven en la entrada a los Juegos Olímpicos una nueva vía para brillar.

Más información