La nueva tienda invisible de Bottega Veneta que planta cara a la desmedida obsesión por los logos en el lujo

La 'pop-up', que se podrá visitar hasta el 19 de julio en el centro comercial Plaza 66 (Shanghái), es la máxima expresión del lujo silencioso y convierte lo que no se puede ver en visita ineludible

La nueva 'pop-up' de la firma italiana en el centro comercial Plaza 66 (Shanghái) refleja los monogramas de las tiendas que la rodean creando una disruptiva ilusión óptica en un tiempo de branding hipertrofiado y logomanía desmedida. |
La nueva 'pop-up' de la firma italiana en el centro comercial Plaza 66 (Shanghái) refleja los monogramas de las tiendas que la rodean creando una disruptiva ilusión óptica en un tiempo de branding hipertrofiado y logomanía desmedida. |Bottega Veneta

Ojos que no ven, corazón que siente. Ese parece ser el leitmotiv detrás de la rompedora nueva apuesta de Bottega Veneta. La casa italiana fundada en 1966 ha inaugurado The Invisible Store (la tienda invisible), un nuevo concepto de tienda pop-up que trasciende la idea de la limitación física gracias a su fachada de espejos y que acaba de abrir sus puertas en el centro comercial Plaza 66 –en pleno corazón de Shanghái– hasta el 19 de julio. Con más de 100 metros cuadrados que pondrán a prueba la confianza en nuestra propia mirada, el espacio augura erigirse en detonante de miles de likes y obligado centro de peregrinación para los amantes de Instagram.

En un sorprendente ejercicio de diseño no exento de cierta ironía, los espejos que recubren la pop-up reflejan los monogramas de las tiendas que la rodean creando una ilusión óptica que se mantiene en el interior gracias a las superficies reflectantes que juegan con la luz y el espacio. En un tiempo de branding hipertrofiado y logomanía desmedida, Bottega Veneta se desmarca con esta instalación digna de ilusionista que, siendo disruptiva en cuanto a forma, resulta perfectamente diegética si se tiene en cuenta el historial de la etiqueta italiana.

El lujo silencioso que caracteriza sus creaciones invade la arquitectura de este nuevo espacio extrapolando la discreción, la sensualidad y el juego, pilares de su ADN, más allá de la moda. La marca del no-logo, que popularizó el eslogan "Cuando tus propias iniciales son suficientes" allá por los setenta, es ahora también la marca de la no-tienda, de la tienda invisible.

Bottega Veneta

Bajo la batuta de Daniel Lee, que se incorporó como director creativo en 2018 tras haber pasado por Celine o Balenciaga, Bottega Veneta ha logrado convertirse en una de las firmas más exitosas de los últimos tiempos. Innovación, artesanía, sutileza y confianza en uno mismo son algunas de las señas de identidad del trabajo del británico, cualidades presentes también en el alma de The Invisible Store. Su obsesión por los materiales y la técnica –el trenzado de la piel forma parte de la identidad de la casa– es característica común a esta nueva pop-up: ¿qué mejor que una fachada de espejos para jugar con el volumen y las texturas como lo hace en sus creaciones?

La ilusión óptica se mantiene en el interior gracias a las superficies reflectantes que juegan con la luz y el espacio. La 'pop-up' acoge una selección de prendas de la colección de Pre Fall 2020, desde 'ready-to-wear' a bolsos, calzado, gafas o joyería. |
La ilusión óptica se mantiene en el interior gracias a las superficies reflectantes que juegan con la luz y el espacio. La 'pop-up' acoge una selección de prendas de la colección de Pre Fall 2020, desde 'ready-to-wear' a bolsos, calzado, gafas o joyería. |Bottega Veneta

En un mundo saturado de impactos visuales en el que hacer una pausa se antojaba casi imposible hace unos meses, la tienda invisible de la maison también invita a pararse, observar y comprender. Ubicado en el lujoso centro comercial Plaza 66, séptimo rascacielos más alto de Shanghái, el espacio exige detenerse para comprender qué es ese rectángulo reflectante que se erige en mitad de la superficie comercial. En su interior podrá comprarse una selección de prendas de la colección de Pre Fall 2020 con diseños de mujer y hombre, desde ready-to-wear a bolsos, calzado, gafas o joyería. Convertir lo invisible en ineludible, el último truco de magia de Bottega Veneta.

El centro comercial Plaza 66 se ublica en el rascacielos más alto de Shanghái. Dentor de ese alarde de visibilidad, lo invisible: este espacio que exige detenerse para comprender qué es ese rectángulo reflectante. |
El centro comercial Plaza 66 se ublica en el rascacielos más alto de Shanghái. Dentor de ese alarde de visibilidad, lo invisible: este espacio que exige detenerse para comprender qué es ese rectángulo reflectante. |Bottega Veneta
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS