Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 55.000 contagiados en el continente

Las muertes ya llegan a 2.083 y los recuperados son 19.118. Sudáfrica, Egipto, Marruecos y Argelia son los países con más positivos registrados

Un sanitario realiza una prueba de temperatura a un policía en Johanesburgo (Sudáfrica).
Un sanitario realiza una prueba de temperatura a un policía en Johanesburgo (Sudáfrica). AP

A las ocho de la mañana (hora española) del viernes 8 de mayo, los contagiados por la covid-19 en el continente africano son 55.364 personas. Las muertes ya llegan a 2.083 y los recuperados son 19.118. Sudáfrica, Egipto, Marruecos y Argelia son los países con más positivos registrados y también los que contabilizan más muertos. Argelia, en concreto, es el que más, con 483 fallecidos. Lesoto es, por ahora, el único país donde no se han encontrado casos.

Un nuevo estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que si la pandemia no se controla entre 83.000 y 190.000 personas están en riesgo de morir por la covid-19 en África y hasta 44 millones podrían infectarse. El estudio, basado en un modelo de predicción, se centra en 47 de los 55 países del continente con una población total de mil millones de personas, y revela también una tasa de transmisión más lenta y tasas de letalidad inferiores que en otras partes del planeta. "Si bien es probable que la covid-19 no se extienda de manera tan exponencial en África como en otras partes del mundo, probablemente explotará en puntos críticos de transmisión", explica la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, en una rueda de prensa virtual. El estudio sitúa en entre 3,6 y 5,5 millones las personas que necesitarán hospitalizaciones, mientras que las camas de cuidados intensivos en la mayoría de países siguen siendo inferiores a 500. A pesar de que Sudáfrica tiene más de 3.000 camas de cuidados intensivos, la OMS alertó que los países africanos tienen de media 9. Entre 82.000 y 167.000 personas necesitarán oxígeno y 23 países africanos tienen menos de 50 ventiladores y solo dos —Marruecos y Sudáfrica— tienen más de 1.000.

Sudáfrica prevé que los niveles epidémicos máximos en su territorio se alcancen entre finales de julio y principios de septiembre y no se descarta llegar a tener millones de positivos pese a que, por ahora, las autoridades sanitarias son optimistas porque han conseguido aplanar la curva lo suficiente como para que los hospitales no hayan llegado a saturarse. La situación es la contraria en Somalia, donde una ONG ha alertado de que el país se está viendo superado por la covid-19 y que la situación está a punto de descontrolarse. 

Las medidas de distanciamiento social son casi una utopía en muchas partes del continente. Miles de kenianos en Nairobi corren el riesgo de contraer el nuevo coronavirus después de que las autoridades demolieran sus casas en medio de la pandemia, denuncian activistas de derechos humanos. Las autoridades ordenaron a las excavadoras que destruyeran el asentamiento informal de Kariobangi en el noreste de Nairobi el lunes, y demolieron unas 600 casas. 5.000 personas, incluidas muchas madres solteras y niños, fueron desalojadas. La compañía estatal de agua y alcantarillado de la ciudad de Nairobi (NSWSC) reclama la propiedad de la tierra que, según afirma, ha sido ocupada ilegalmente desde 2008. Los residentes desalojados dicen que compraron la tierra del ayuntamiento y tienen documentos para probarlo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >