Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciencia

“Recientemente, en una cena, pregunté a los comensales reunidos —cuya edad calculo que iba de los treinta a los sesenta— cuántos de ellos estarían vivos si no hubieran existido los antibióticos, marcapasos y el resto de la parafernalia de la medicina moderna. Sólo uno levantó la mano. No era yo.” (Carl Sagan)

Detalle del Cartel de la XXXVII Mostra internacional de Teatro de Cangas (Pontevedra) Ampliar foto
Detalle del Cartel de la XXXVII Mostra internacional de Teatro de Cangas (Pontevedra)
Casarrubios del Monte (Toledo)

En la semana del 8 al 12 de abril de 2019, el Colegio Público de Educación Infantil y Primaria ‘Calypo, Casarrubios del Monte (Toledo), celebraba su Primera Feria de las Ciencias.

Desde el inicio de curso, el equipo docente se había propuesto desplegar en todo el colegio un proyecto colectivo de aprendizaje en acción para la incorporación del método científico en las rutinas de relación de sus estudiantes con el aprendizaje y con su entorno. El proyecto quedó definido con la exigencia añadida de incorporar para su desarrollo la metodología de trabajo cooperativo.

A partir de ese momento, los estudiantes del Colegio ‘Calypo’, tanto de Educación Infantil como de Primaria, se comportan en ciertos escenarios de aprendizaje como verdaderos ‘científicos noveles’.

Aprenden a identificar y definir ‘problemas’ a partir de situaciones cotidianas, formular hipótesis explicativas previas, que la ejecución de sencillos ‘experimentos’ de laboratorio permiten o no falsear, recoger y registrar observaciones, obtener conclusiones y proponer alternativas de explicación.

— Cristina García (maestra especialista en inglés y Ciencias Naturales): “... han reflexionado a cerca de todo el proceso científico y ordenado las ideas para darse cuenta de que la ciencia no se improvisa, sino que es producto de una planificación y del rigor en la secuenciación de procedimientos, sin los cuales es imposible llegar a un resultado útil y seguro.”

El profesorado del Colegio ‘Calypo’, como equipo docente, desde el curso 2014/15 se había propuesto indagar sobre formatos metodológicos y escenarios de aprendizaje que permitieran trabajar ‘con sentido’ el pensamiento científico y que, al tiempo, fuesen compatibles con otros formatos arraigados en el centro.

Esta pretensión los llevaría a crear nuevos escenarios de aprendizaje en los que contar con las mejores condiciones para abordar el estudio colectivo de situaciones cotidianas relevantes para el alumnado, desde una visión experimental y cooperativa del aprendizaje.

Sabemos que la escuela debe estar siempre interesada en que el alumnado lleve su experiencia cotidiana a las aulas, al laboratorio, al taller de arte... donde poder ser debatida y contrastada. Por desgracia, esto cada vez es más difícil de conseguir, entre otras razones porque las vivencias extraescolares de los estudiantes suelen estar ‘enlatadas’ y controladas por los adultos, lo que hace difícil encontrar algo genuino, realmente interesante, que sea desencadenante de aprendizajes relevantes. A pesar de estas circunstancias, en el Colegio ‘Calypo’ no cejan en el empeño.

Fue a partir de 2015, cuando comenzaron a dar cuerpo a este propósito y crean el laboratorio de ciencias del colegio.

Desocuparon un almacén que trasformaron en laboratorio. Ciclo a ciclo se organizaban bajo la responsabilidad pedagógica de una maestra encargada de planificar y prever necesidades instrumentales de talleres en los que realizar sencillos “experimentos”, demostraciones... sobre las leyes y el funcionamiento que rigen los sistemas físico y biológico. Su relevancia como sistemas sustentadores de la vida los convertían en materia ideal de indagación y aprendizaje.

Carteles de secuencias experimentales ampliar foto
Carteles de secuencias experimentales

Tuvieron la ocasión de estudiar fenómenos y propiedades físicas sobre el magnetismo, la luz, la electricidad, la temperatura, la densidad... y sobre sistemas biológicos como el cuerpo humano, que les sirvió, además, de referente en su formación para su cuidado y del entorno vital en un contexto de vida saludable.

I Feria de las Ciencias ampliar foto
I Feria de las Ciencias

Los talleres tenían una periodicidad trimestral, organizados a modo de reuniones o encuentros ‘científicos’. Las actividades procuraban una utilización activa de secuencias, en las que los ‘experimentos’ formaban parte irrenunciable de su desarrollo.

Participaban en las actividades todos y cada uno de los estudiantes de todos y cada uno de los cursos y niveles del colegio.

Liderar en una cultura del cambio

El asesor en políticas educativas Michael Fullan, en la Institución Libre de Enseñanza en Madrid
El asesor en políticas educativas Michael Fullan, en la Institución Libre de Enseñanza en Madrid

Michael Fullan

"En muchos centros escolares el problema principal no es tanto la falta de innovación como el exceso de proyectos inconexos, episódicos, fragmentados y superficialmete adornados… En el ámbito escolar se sufre la carga adicional de multitud de políticas no deseadas y descoordinadas así como de innovaciones procedentes de la jerarquía burocrática. Muchos directivos escolares (del estilo de 'marcar el paso') empeoran las cosas con su implacable 'proyectitis' ".

En el desarrollo del trabajo por talleres y ejerciendo de guías de aprendizaje estaban presentes, de manera simultánea, maestros y maestras de distintos ciclos y etapas. Esta coincidencia permitía afianzar la colaboración profesional horizontal y romper con los tradicionales niveles y separaciones entre cursos y etapas. Docentes de distintas etapas educativas, ciclos y niveles practicaban el 'apoyo mutuo'.

Era el escenario idóneo para que cada enseñante se sintiera más componente de un equipo docente que maestro o maestra de un curso, nivel o etapa. “Para nosotras éste es el aspecto más importante. Vamos despacito, pero todos juntos”, afirma Esmeralda Aguado (directora del Colegio ‘Calypo’).

La posibilidad de construir ‘comunidades profesionales de aprendizaje’, con actividades y propósitos planificados y discutidos, alejados de lo ocasional e improvisado, es una herramienta imprescindible de promoción y consolidación de cualquier cambio educativo.

La investigación en el ámbito de las ciencias de la educación concluye que uno de los ejes básicos de cualquier innovación es el trabajo en colaboración, la participación colectiva en la creación de conocimiento profesional, el compromiso interno como equipo y hacia las comunidades educativas, el barrio y el resto de los agentes educativos y administrativos.

La búsqueda y el logro de coherencia en las actuaciones de las escuelas, sustentadas en el acuerdo, el seguimiento y el apoyo a su desarrollo son las grandes palancas que capacitan a las instituciones educativas para cambiar.

Comunidades educativas con ciencia

Las escuelas consiguen desplegar sus funciones formativas si trascienden las paredes de las aulas y del centro y consiguen hacer cómplices a las comunidades educativas de la necesidad de cambiar.

Un nuevo modelo pedagógico requiere, para su desarrollo con éxito, ser explicado a las familias, acompañada y debatido en los órganos colegiados de representación de la comunidad escolar, donde compartir las razones que hacen necesario modificar determinados usos metodológicos y de relación dentro del centro, con el entorno y en el modo de acercarse al conocimiento. Es necesario compartir las líneas básicas en las que se sustenta y, más aún, hacer partícipe a la comunidad educativa de la emoción e incertidumbre que cualquier cambio supone.

— Encarnación Rodríguez: “Esta situación solamente puede conseguirse si se buscan y crean cauces de participación familiar y que los padres conozcan una nueva manera de aprender y cómo contribuir a ese cambio educativo para la mejor formación de sus hijos.”

Desde el comienzo de este proyecto el equipo docente del Colegio ‘Calypo’ sabía que debía implicar a las familias, pidiéndoles su colaboración en el desarrollo de los talleres, en su organización, en las demostraciones que, con ocasión de distintas onomásticas escolares (como el día de la convivencia escolar...), querían prodigar en el centro.

Familiares participando en la I Feria de las Ciencias del Colegio ‘Calipo’ ampliar foto
Familiares participando en la I Feria de las Ciencias del Colegio ‘Calipo’

Las familias se responsabilizaban, además, de los denominados shows’ científicos: Montajes dramatizados en los que madres y padres hacían una representación, en un espacio escénico, sobre los efectos de algún experimento que, en un tono de humor, abordaba la comprobación y explicación de un determinado fenómeno físico.

El impulso al desarrollo de las actitudes científicas se estaba consiguiendo y las familias lo vivían con expectación y gozo.

Shows científicos organizados por las familias ampliar foto
Shows científicos organizados por las familias

Después de tres años de realización de talleres de laboratorio, en el curso 2018/19 decidieron a dar un paso más, tratando de seguir avanzando en la contextualización de las temáticas de los talleres y acercándose a situaciones cotidianas. El equipo docente apostó por la posibilidad de organizar una Feria de las Ciencias y con el apoyo de todos los tutores y especialistas, estudiantes y familias decidieron poner manos a la obra.

La ‘Feria de las Ciencias’

La Feria del colegio ‘Calypo’ se organizó en torno a cuatro ejes...

1. Formación en competencia científica

Afianzar aprendizajes previos se conseguía poniendo en práctica sencillos ‘experimentos’ de laboratorio insertados en una secuencia de demostración científica: observación, formulado de hipótesis, realización de experimentos, registro y análisis de resultados, conclusiones y defensa ante compañeros, compañeras, profesorado y familias.

Secuencia experimental
Secuencia experimental

En esta primera Feria los fenómenos trabajados estaban relacionados sobre todo con los sistemas físicos y biológicos.

I Feria de las Ciencias
I Feria de las Ciencias

El alumnado utilizaba el diseño experimental para mostrar el funcionamiento de las leyes naturales en determinados fenómenos del mundo físico, generando empatía y contribuyendo a la toma de conciencia de la complejidad constitutiva y de funcionamiento, por ejemplo, de los seres vivos, incluido el propio cuerpo humano. Fue una manera espléndida de sensibilización hacia la conservación del entorno y el cuidado del cuerpo, el estudio de la alimentación, el aparato digestivo (mediante maquetas y simulaciones…) y la práctica de la higiene personal como sustentadores de salud.

Ana Muñoz (maestra y artífice de los modelos sobre el cuerpo humano): “Ha sido una experiencia enriquecedora, tanto a nivel profesional como personal. Nos ha abierto los procesos de enseñanza aprendizaje a otros caminos más motivadores e interesantes.

Hemos realizado un proyecto científico sobre la función de la nutrición, incluyendo maquetas interactivas en la explicación. Los propósitos que teníamos los conseguimos trabajando juntos en la construcción de las maquetas y en la resolución de los obstáculos que se planteaban a medida que iban aprendiendo. Nos encontramos con dificultades que tenían que resolver dentro de cada equipo. Por ejemplo, a la hora de montar la maqueta y comprobar los problemas de su puesta en funcionamiento al querer conseguir la sincronización de las interacciones entre distintos componentes.”

En la comunicación de sus hallazgos y del proceso, procuraban ser rigurosos, utilizando un lenguaje preciso. Este modo de comunicarse era parte de un código aprendido y desarrollado en la defensa que de las conclusiones habían hecho, en otras ocasiones, ante familias y compañeros del cole; de manera más exigente, cuando se trababa de exposiciones ante compañeros y compañeras del mismo ciclo.

El montaje de la exposición en el pabellón cubierto puso al alcance de la comunidad educativa el trabajo realizado por todos: niños, niñas, maestros y maestras, y familias, proyectando de este modo una visión de la ciencia argumentada, próxima y atractiva.

La ciencia en el plan de estudios

John Dewey, Imagen disponible en la División de Impresiones y Fotografías de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos bajo el código digital cph.3a51565.
John Dewey, Imagen disponible en la División de Impresiones y Fotografías de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos bajo el código digital cph.3a51565.

Jhon Dewey

"Hay una fuerte tentación a suponer que presentar la materia en su forma perfeccionada proporciona un camino real al aprender (...) Los alumnos aprenden una 'ciencia' en vez de aprender el modo científico de tratar el material familiar de la experiencia ordinaria."

2. Fomento y difusión de la cultura científica con la comunidad educativa

La conquista del espacio despierta la curiosidad y hechiza a niños y niñas. La Astronomía, los viajes espaciales... constituyen una entrada natural a la indagación y la curiosidad por lo desconocido, tan unido, por otra parte, a las vocaciones científicas, además de constituir una espléndida vía de comunicación entre las ‘dos culturas’ (alarma apuntada en 1959 por C. P. Snow sobre la división existente en el mundo occidental entre la "cultura literaria" y la "cultura científica").

Estas razones hicieron que el equipo docente organizara un ciclo de conferencias sobre el ‘Cosmos’ dirigidas a estudiantes y familias. Estas conferencias corrieron a cargo de Carlos González (exjefe de operaciones en la estación espacial de la NASA de Robledo de Chavela).

La primera estuvo orientada a estudiantes de los cursos tercero y cuarto de Educación Primaria. En su desarrollo tuvieron la ocasión de profundizar en la complejidad y maravillosa armonía de nuestro Sistema Solar.

Con el alumnado de quinto y sexto curso, la exposición dialogada se centró en las curiosidades que despertaba la posible colonización del planeta Marte y la actividad de la sonda Curiosity, que incluye un astromóvil, realizando en la actualidad tareas de análisis del suelo y de investigación sobre la capacidad actual o pasada de este planeta para albergar vida.

Conferencias de Carlos González ampliar foto
Conferencias de Carlos González

Con motivo de la celebración del 50 aniversario de la gesta del Apolo XI, nuestro jefe de operaciones dejó a las familias sorprendidas y admiradas por la increíble historia de este viaje a la luna y la contribución española a esta aventura de la ciencia espacial.

El protagonismo español en la carrera espacial es fundamental ya que las señales de comunicación entre los astronautas y Huston pasaban primero por la Estación de Robledo, en la sierra madrileña | NASAEstación de Robledo, en la sierra madrileña | NASA

3. Fomento de la educación para la salud

La seguridad alimentaria, el valor de la biodiversidad, los problemas energéticos, los riesgos del cambio climático, los nuevos materiales... son preocupaciones de las ciencias de la salud.

La maestra Rocío Sanz de tercero de primaria y especialista en Educación Física se hizo responsable de planificar los talleres de este ámbito y en la Feria desplegó uno de ellos sobre primeros auxilios para estudiantes de primaria y para el profesorado. Se trababa de trabajar la prevención de los accidentes más cotidianos, aprender a curar pequeñas heridas, prestar los primeros auxilios, contactar con los servicios de emergencia...

Rocío Sanz impartiendo uno de los talleres sobre primeros auxilios | COLEGIO PÚBLICO ‘CALYPO’Talleres sobre primeros auxilios | COLEGIO PÚBLICO ‘CALYPO’

4. El ajedrez en la Feria

Más allá del valor reconocido como juego de estrategia, como deporte... el ajedrez ofrece buenas condiciones para trabajar el razonamiento lógico y la memoria, el cálculo mental y el análisis, la atención y la concentración en la tarea, la empatía, la creatividad y la iniciativa personal, el rigor y la autodisciplina. Algunas investigaciones (Gairín, J y Fernández, J, 2010) y muchas experiencias escolares ponen en valor las posibilidades pedagógicas, no solo de los aspectos más cognitivos sino de equilibrio personal como el fomento de la responsabilidad, previsión, deportividad, planificación, autonomía, decisión, control, tenacidad, crítica constructiva…

Estas consideraciones empujaron a promocionar su aprendizaje y práctica. Organizaron torneos en los recreos y lo incluyeron en esta primera Feria. A finales de curso invitaron a Marcos, un chico de 13 años (Campeón sub14), a jugar una partida simultánea con los finalistas de cada nivel. Según nos cuentan las maestras... ¡Fue todo un espectáculo! ¡Casi dos horas de tensión y atención por parte de todos!

Simultanea de ajedrez. Marcos de 13 años, jugando con 16 finalistas del torneo de ajedrez | COLEGIO PÚBLICO ‘CALYPO’Simultanea de ajedrez | COLEGIO PÚBLICO ‘CALYPO’

Lecturas

Dewey, J.  La ciencia en el plan de estudios. Democracia y educación. Ediciones Morata. S.L. 2010.

Fullan, M. Liderar en una cultura del cambio. Octaedro. 2002.

Seguramente muchos los aspectos a mejorar y lo están trabajando para una nueva edición de la ‘Feria de las Ciencias’; pero recogidas algunas evidencias sobre el interés despertado por la cultura científica, las imágenes y vídeos disponibles y escuchadas las felicitaciones de familias, estudiantes y docentes no pueden evitar sentirse, como equipo docente, orgullosos del trabajo realizado y contentos de haberlo hecho y compartido.

Esquema de las actividades de la I Feria de Ciencia del Calypo | COLEGIO PÚBLICO ‘CALYPO’I Feria de Ciencia del Calypo | COLEGIO PÚBLICO ‘CALYPO’

(*) Versión para profesionales en ResearchGate (Descargar en pdf).

(**) Encarna Rodríguez Francisco es Maestra de Educación Primaria y Jefa de Estudios del Colegio Público de Educación Infantil y Primaria ‘Calypo. Diplomada en Magisterio, Licenciada en Antropología Social y Cultural por la UNED, donde obtuvo el I Premio Fin de Carrera y el II premio Curso Académico, y Doctora en Ciencias de la Educación con la defensa de la tesis: El desarrollo de la competencia matemática a través de tareas de investigación en el aula. Una propuesta de investigación-acción para el primer ciclo de educación primaria.

Compagina su labor en la escuela con la docencia en el Máster Universitario Euro-latinoamericano en Educación Intercultural. Además, ha sido profesora asociada en la UCLM durante 3 años y ha impartido cursos en diversos Centros de Formación del Profesorado. Una de sus mayores preocupaciones es cómo impulsar la metodología activa, científica, literaria, participativa y basada en la Investigación-Acción en las escuelas. Además, ha colaborado con la red INTER en publicaciones relacionadas con el racismo y la integración escolar y ha publicado varios artículos en libros y revistas científicas relacionados con la ciencia y el teatro en la escuela. Desde el año 2008, es miembro del Movimiento de Renovación Pedagógica "Acción Educativa" y en el año 2019 forma parte del grupo fundador del club de ajedrez "La Era de la Reina" cuyo objetivo es impulsar el ajedrez y la participación femenina en Navalcarnero.

(***) Agradecemos al equipo docente del Colegio Público ‘Calyposu colaboración e impulso de este tipo de iniciativas educativas innovadoras. Hacer una mención especial a Esmeralda Aguado Recuero y a Laura Martín Sánchez, por su trabajo diario en el liderazgo del proyecto.

(****) La imagen de cabecera es un detalle del Cartel de la XXXVII Mostra internacional de teatro cómico y festivo de Cangas, que tendrá lugar en los días 26 de junio y 11 de julio de 2020. El cartel es una creación de la profesora e ilustradora Luz Beloso, a la que agradecemos su generosa contribución.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información