Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La belleza de lo racional

La belleza de lo racional

LA SENCILLEZ y la funcionalidad son dos cualidades que a lo largo de la historia de la arquitectura y el interiorismo han pasado de ser celebradas a denostadas en un bucle casi infinito. Como si fuese un péndulo, la bola de las tendencias parece haber oscilado —momentáneamente— y apunta ahora en su dirección. Por eso, cobran más relevancia que nunca piezas como esta lámpara de Hermès ideada por el diseñador español Tomás Alonso. Este gallego afincado en Londres es uno de los pocos creadores patrios junto con el arquitecto Rafael Moneo —autor de una silla, un sillón y una mesa— que ha colaborado con la maison francesa.

Se trata de una pieza realizada por artesanos japoneses y que se inspira en la escenografía teatral. Todo su potencial expresivo se concentra en el trabajo de materiales: el bambú de los marcos, el cobre del arco y, sobre todo, el papel washi de las pantallas, un tipo finísimo de pliego declarado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la Unesco.