Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los países ricos reducen el gasto en crisis humanitarias, aunque la demanda aumenta

Estados Unidos, el donante que más aporta, redujo su gasto un 6%, mientras que Alemania y Gran Bretaña dedicaron un 11% menos. Desde la ONU esperan que no sea una tendencia

Una madre y su hijo en Siria.
Una madre y su hijo en Siria.

Los países ricos, entre ellos Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña, gastaron menos en ayuda para crisis humanitarias el año pasado, a pesar de que Naciones Unidas dijo que se enfrentaba a unas necesidades sin precedentes, según muestra un estudio publicado el lunes.

Estados Unidos, el país que más ayuda humanitaria aporta, redujo su gasto un 6%, 423 millones de dólares, en 2018, mientras que Alemania y Gran Bretaña gastaron un 11% menos que en 2017, según el informe anual de Ayuda Humanitaria Global. Y eso a pesar de que se solicitó la cifra récord de 28.300 millones de dólares a través de peticiones coordinadas por Naciones Unidas, que considera que más de 200 millones de personas requieren ayuda humanitaria. Yemen y Siria, dos países afectados por la guerra, registraban el número más elevado de personas necesitadas.

“Tenemos que seguir muy de cerca la actitud de estos tres grandes donantes para asegurarnos de que no es el inicio de una tendencia progresiva”, declara Dan Coppard, director de investigación y análisis de Development Initiatives. Development Initiatives es la organización independiente de desarrollo internacional que ha realizado el informe, en el cual se analizan los recursos dirigidos a personas en crisis.

Coppard añade que, según el documento, la cantidad total de ayuda humanitaria gubernamental aumentó ligeramente el año pasado, ya que Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí incrementaron su gasto, especialmente en la reconstrucción de Yemen, azotado por la guerra.

Se solicitó la cifra récord de 28.300 millones de dólares a través de peticiones coordinadas por Naciones Unidas, que considera que más de 200 millones de personas requieren ayuda humanitaria

Los programas de dinero en efectivo y de cupones, que pueden permitir que la gente elija y controle los fondos destinados a ayudarla, se incrementaron un 10% con respecto a 2017 y alcanzaron la cifra récord de 4.700 millones de dólares en 2018, según el informe.

La financiación planificada para un periodo de varios años, que ayuda a los trabajadores humanitarios sobre el terreno a gestionar el impacto actual de las crisis, también aumentó. Este modelo representa ahora más de un tercio de las contribuciones humanitarias.

En el informe se señala que la tendencia actual es la de crisis que se prolongan durante muchos años, lo que requiere un mayor nivel de recursos durante un periodo de tiempo más largo.

Información de Elena Berton, edición de Claire Cozens. Este artículo se elaboró gracias a la Fundación Thomson Reuters, que informa sobre temas humanitarios, derechos de las mujeres y LGBT+, tráfico de seres humanos, derechos de la propiedad y de cambio climático.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información