Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isabel Pantoja irá a ‘Supervivientes’ para hacer frente a sus deudas

La tonadillera participa en el 'reality' para salvar la finca 'Cantora' y su hijo Kiko Rivera afronta la final de 'Gran Hermano Dúo' con la tranquilidad de saber que ha resuelto sus problemas económicos

Isabel Pantoja Supervivientes
La cantante Isabel Pantoja. GTRES

El nombre de Isabel Pantoja estaba en los mentideros como concursante de la próxima edición de Supervivientes, pero a pesar de lo mucho que ha cambiado la tonadillera desde que ingresó en la cárcel en noviembre de 2014 por blanqueo de capitales, nadie terminaba de dar crédito a la noticia. Este martes Telecinco se ha encargado de confirmar al final del programa Sálvame que la canción y los escenarios no son lo único con lo que se atreve y que Pantoja es ya oficialmente concursante de su siguiente reality.

Su participación no se debe a que éste sea uno de los programas que más le gustan a la tonadillera y que haya expresado en alguna ocasión que le encantaría vivir esa aventura. Una cosa es imaginarse en bañador pescando con un cordel y otra muy diferente llegar a deshacerse de la bata de cola. Pero las deudas aprietan y el caché que habrá negociado Isabel Pantoja le ayudará a hacer frente a la acuciante situación que hace peligrar Cantora, la finca que heredó de Francisco Rivera Paquirri cuando el torero murió a causa de la cornada del toro Avispado. 

Las cifras que se han barajado para poder ver a Isabel Pantoja tirándose desde un helicóptero, comiendo cocos  y construyendo un chamizo con ramas de palmera han oscilado entre los 80.000 y los 100.000 euros semanales. Pero estas cantidades fueron desmentidas rotundamente y en directo por Carlota Corredera, una de las conductoras de Sálvame, quien afirmó que se produjera o no la entrada de la tonadillera en el reality en ningún caso se barajaban estas cifras desorbitadas. Lo que cobrará Pantoja solo lo sabrá a ciencia cierta ella, Mediaset y Hacienda, pero casi con seguridad el precio batirá récords entre los personajes que han pasado por los programas de la cadena.

Las horas bajas que vive la tonadillera en su profesión, sin contrato con casa discográfica y sin conciertos desde hace más de un año, pese a que ella argumenta que se debe a que su madre está enferma, le han situado en el disparadero. Porque las deudas siguen acuciándola. Desde finales de 2018 existes embargos sobre Cantora y lo peor, desde el pasado mes de diciembre la Agencia Tributaria solicitó certificaciones para cargar sobre la casa de los Pantoja, el paso previo que puede suponer que la finca pueda salir a subasta si no se afrontan las deudas. Sobre la finca existen más de 4.000.000 de euros de cargas y sin duda que el bien más preciado de su marido pueda estar en peligro habrá pesado en el ánimo y la decisión de la cantante.

Supervivientes 2019
Kiko Rivera y su mujer, Irene Rosales, en enero antes de entrar en 'Gran Hermano Dúo' GtresOnline

Kiko Rivera tampoco era novato en el formato realities cuando en enero entró de la mano de su mujer, Irene Rosales, en Gran Hermano Dúo. El hijo de Isabel Pantoja y Francisco Rivera Paquirrí lo había intentado en dos ocasiones anteriormente con escaso éxito. En 2011 se marchó a vivir la experiencia de Supervivientes y, aunque la llamada de su madre y de su hermano Fran Rivera le hicieron aguantar un poco más, tiró la toalla rápidamente a causa de un ataque de gota. En 2015 llegó una segunda oportunidad en Gran Hermano VIP y volvió a darse de baja voluntariamente con la misma rapidez que encontró una excusa: "El no poder darle un beso de despedida a mi madre me está pudiendo. Me acuerdo de que me he ido sabiendo dónde está mi madre y sabiendo que mi familia me necesita", argumentó en referencia a que la tonadillera se encontraba en esos momentos en la cárcel por blanqueo de capitales. 

Esta semana se decide si además de finalista se convierte en el ganador de la primera edición de este nuevo formato en el que la felicidad o los desencuentros de parejas y exparejas han vuelto a poner a la cadena de televisión en el ranking de las audiencias millonarias. Que la audiencia decida si es él quien se lleva o no el maletín de los 100.000 euros solo significaría redondear su triunfo. Porque Kiko Rivera que arrastró a su esposa –novata en estas lides y reacia a someterse al escrutinio público– con el objetivo de saldar sus cuantiosas deudas, y eso ya lo ha conseguido el caché de la pareja y las semanas que han aguantado dentro de la casa de Guadalix.

Las cuentas se ha encargado de hacerlas el Programa de Ana Rosa. El matrimonio negoció bien con Telecinco lo que costaba su presencia en el reality: 20.000 euros semanales para cada uno de ellos. Sus trece semanas de permanencia juntos suponen 520.00 euros a los que se suman los 20.000 de la semana que Kiko Rivera ha permanecido sin su mujer dentro del programa. En total 540.000 euros que descontados el IRPF se quedarían en 270.000. Dinero suficiente para saldar los 124.000 euros que debe el Dj, 95.000 a Hacienda, 24.000 a la comunidad de vecinos de un piso que posee en Alcobendas y algo más de 5.000 euros a un empresario por incumplimiento de sus compromisos profesionales.

Kiko Rivera y su familia directa empiezan a ver la luz limpios de acreedores y superadas las adicciones del Dj que ha reconocido haberse gastado una auténtica fortuna durante sus diez años de 'despiste', demasiado ocupado en divertirse y despilfarrar y obnubilado por el consumo de drogas, como él mismo ha confesado durante su participación en Gran Hermano Dúo.

Sea o no el ganador de esta edición, ya hay otra estrella Pantoja, Isabel, para entrar en el universo Mediaset, El programa puede respirar tranquilo por su audiencia, queda ver si ocurrirá lo mismo con la nueva concursante en un futuro próximo. 

 

 

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información