Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Najwa, estoy en directo para esa cámara que parece un huevo”: cómo la tecnología 360 triunfó en los Goya

La presentadora Ester Pérez Amat hizo una curiosa cobertura de la alfombra roja para Internet que estuvo llena de hallazgos y dieron comienzo a uno de las mejores Goya que se recuerdan

premios goya
Uno de los curiosos planos que dejó la emisión en 360: Paco León cortado a la mitad y Tamara Falcó mirando obnubilada a la cámara. RTVE

La gala de los Goya ha dejado buen sabor de boca. Y, para los espectadores más fieles, atentos a la emisión en directo en YouTube de la alfombra roja en tecnología 360, la diversión empezó tres horas antes de la gala.

El sistema era el siguiente: una cámara con tecnología 360º fue instalada en un punto de la alfombra roja en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla. Y el espectador podía girar la pantalla 360 grados para seguir a las celebridades y obtener su perspectiva favorita, ya sea la alfombra roja o un plano de lo que nunca se ve, o sea, los medios gráficos apostados al otro lado. Como experiencia inmersiva, funcionó. Y en las redes fue bienvenida.

La tecnología (aún con sus fallos, pero a eso llegaremos luego) fue importante. Pero imprescindible fue la labor como presentadora de Ester Pérez Amat, espontánea y divertidísima durante casi tres horas de emisión. Su alerta a todas las celebridades y trabajadores de los Goya, al grito de “¡cuidado, esto es una cámara, estás en directo!”, se convirtió en la broma recurrente de la noche.

“No te acerques demasiado, que aparece tu cara partida”, le dijo a Eduardo Casanova. “¿Ves esa cámara que parece un Chupa Chups?”. “Najwa, estoy en directo para esa cámara que parece un huevo”, comentó a la actriz de Vis a vis. A menudo, alguien no se daba cuenta de que ese huevo era una cámara y le daba un golpe. “Alguien acaba de pasar y le acaba de dar un golpe, habrán notado un meneo”, informaba entonces Pérez Amat. “No se preocupen, que tenemos un equipo cuidando de la cámara 360”.

“Es como Black Mirror”, comentó Eduardo Casanova. “¡Es impresionante!”, exclamó Tamara Falcó, una de las invitadas más inesperadas. “¿Esta es la cámara? ¡Qué chulo, qué avanzado, qué emocionante!”. “Yo me quedo con el WhatsApp y el Instagram”, respondió José Coronado

Las estrellas mostraron diferentes reacciones ante esta nueva tecnología. “Es como la estrella de la Muerte”, observó Luis Zahera. “Es como Black Mirror”, comentó Eduardo Casanova. “¡Es impresionante!”, exclamó Tamara Falcó, una de las invitadas más inesperadas. “¿Esta es la cámara? ¡Qué chulo, qué avanzado, qué emocionante!”. “Yo me quedo con el WhatsApp y el Instagram”, respondió José Coronado, más receloso ante las nuevas tecnologías audiovisuales, cuando Pérez Amat le cantó las virtudes de la cámara.

Como nueva experiencia, hay que ser indulgentes con sus errores: a veces el sonido se iba o la imagen dejaba estampas tan curiosas como miembros del staff o actores nominados con el cuerpo cortado verticalmente en dos. Hubo incluso algunos momentos de humor involuntario, como cuando alguien, ignorando que la cámara lo grababa todo, se acercaba a la presentadora para hacer una pregunta de auxilio (“¿dónde está tal lugar?”). En esos momentos, de nuevo la frase convertida en la broma recurrente de la gala: “Cuidado, esto es una cámara, estás en directo”. Al final, tras explicarlo mil veces, la derrota emocional: “No, no te preocupes por no reconocer la cámara”, acabó diciendo. “¡Nadie sabe que esto es una cámara!”.

Visualmente la experiencia dejó, con sus errores, imágenes memorables: un montón de estrellas del cine español cortadas por la mitad. ¿La causa? La técnica del vídeo en 360º funciona uniendo dos imágenes tomadas con dos cámaras de 180º, que posteriormente se convierten en imagen plana. La parte en la que esas dos imágenes se “cosen” (de ahí el término técnico stitching, coser en inglés) puede ser conflictiva. Por eso Ester advertía a las estrellas que por allí pasaban que no se parasen justo en ese punto. “Muévete, que me dicen que estamos en el corte de stitching que es donde se ve raruno”, le advirtió a Paco León.

Los comentarios de la emisión en directo en YouTube también dejaron alguna frase para el recuerdo. Ya sea por el despiste de algún usuario o por los misterios del posicionamiento en Google, algunos usuarios consideraron que aquel era el foro ideal para alquilar en Madrid una Xbox... 360, claro.

“Najwa, estoy en directo para esa cámara que parece un huevo”: cómo la tecnología 360 triunfó en los Goya

“Por aquí no deja de pasar gente”, comentaba con humor Pérez Amat en un momento dado, en un entorno en el que efectivamente, el 360 hacía que por el plano (que no era tal plano, ¡era un todo!) pasasen estrellas, técnicos, fotógrafos y trabajadores de prensa de los Goya continuamente. Cuando se despidió, no olvidó agradecer a quien le había cedido el vestido: “Ha sido un placer ir vestida de princesa galáctica, ¡y además tiene bolsillos!”. El precedente queda en nuestras cabezas: hay una nueva tecnología que sirve para verlo absolutamente todo. Las posibilidades televisivas son, y este término no es gratuito, infinitas.

Se puede volver a ver la cobertura 360 de los Goya aquí.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información