Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Que el terrorismo no espante a los turistas

Ministros africanos debaten en Fitur cómo garantizar la seguridad a los visitantes y combatir la imagen de violencia en sus países

Un miembro de las fuerzas de seguridad kenianas evacúa a una mujer del hotel Dusit que fue atacado en Nairobi a mediados de enero.
Un miembro de las fuerzas de seguridad kenianas evacúa a una mujer del hotel Dusit que fue atacado en Nairobi a mediados de enero. Reuters

Aunar terrorismo, crimen o incluso guerra con turismo puede parecer una paradoja. Cualquier país puede ser objetivo de un ataque violento, pero es la gestión de la crisis lo que puede suponer la caída de visitantes o garantizar el flujo de llegadas. Hace seis años Nairobi, la capital de Kenia, sufrió una de sus peores masacres cuando la milicia radical islámica somalí Al Shabab atacó un centro comercial y tiroteó a 70 personas. Las imágenes de seguridad grabaron toda la tragedia y después se filtraron a los medios. Hace una semana, los mismos yihadistas perpetraron otro atentado en un hotel en la misma ciudad y acabaron con la vida de 21 personas. "Después de este último no se registró ninguna cancelación turística, algo que no pasó en 2013", contó este jueves Najib Balala, secretario keniano del ramo en Investour, el foro de turismo africano que cumple esta edición 10 años. ¿Qué ha cambiado en este tiempo?

"Lo que hemos aprendido es a gestionar las situaciones con rapidez y eficacia. En 2013 no fuimos capaces, y en esta ocasión tardamos 10 minutos en llegar al hotel, tomar el control y ponernos en contacto con nuestros socios internacionales. La clave fue dar información constante a los medios sobre lo que estaba pasando y cómo lo estábamos llevando", ha explicado Balala. "En estos años hemos invertido mucho en inteligencia, en análisis de datos y en equipamiento y sobre todo hemos aprendido que si no controlas tú la narrativa, la controlan por ti".

La seguridad fue uno de los ejes de la jornada que se celebró en el marco de la Feria internacional de Turismo (Fitur) y a la que acudieron 23 ministros de Turismo de todo el continente. Esta cita está organizada por Casa África, la OMT y el propio Fitur. Según datos de la OMT, África recibió el año pasado a casi 63 millones de visitantes que gastaron 37.000 millones de dólares. La mayoría se concentraron en el Magreb, mientras que en África subsahariana el país líder es Sudáfrica (más de 10 millones), seguido por Zimbabue (2,4 millones) y Costa de Marfil (1,5 millones).

Jose Da Silva, ministro de Turismo y Transportes de Cabo Verde relató cómo su país ha digitalizado el registro de pasaportes de los visitantes para mejorar la seguridad y controlar con más precisión quién entra en su territorio. "Exigimos también que se registren al menos cinco días antes de llegar para que diferentes entidades puedan cruzar datos y así fortalecer también el control de fronteras", añadió. Da Silva comentó que gracias a la tecnología los países en desarrollo no tienen que esperar que las soluciones vengan de los países occidentales industrializados, sino que cada vez pueden aplicar por sí mismos estas herramientas.

En estos años hemos invertido mucho en inteligencia, en análisis de datos y en equipamiento y sobre todo hemos aprendido que si no controlas tú la narrativa, la controlan por ti

Sierra Leona salió de su guerra civil hace 17 años y todavía acarrea el estigma de ser un lugar inseguro. Su ministra Memunatu B. Pratt defendió que tienen algunas de las mejores playas y naturaleza y que están trabajando en mejorar las infraestructuras y se refirió también al sistema de control de visas. "Es el momento, contamos con una oportunidad que no habíamos tenido antes, porque un gran número de países han salido de los conflictos que los asediaban y gozan de estabilidad política", defendió. La ministra añadió que hay que educar a los propios ciudadanos para que entiendan la importancia de la seguridad para la industria del turismo. Su homólogo marroquí, Mohammed Sajid, aseguró que  el terrorismo es siempre un "acto aislado de gente irresponsable". "Tenemos que mostrar nuestros valores de coexistencia y nuestro grado de apertura y hospitalidad", puntualizó.

Didier Ranchon, consultor en el sector turístico añadió que las empresas privadas pueden contribuir a la "profesionalización de los empleados" y la "expansión de modelos que han funcionado". Señaló la gestión de la crisis de Kenia como un ejemplo de que la "comunicación no limita la seguridad".

El secretario keniano resumió la lección que aprende su país con cada ataque y que se puede aplicar a cualquiera: "Hay atentados en todas partes. En Paris, en Orlando, en Las Vegas... Lo que tenemos que aprender es a ser resilientes. Nosotros hemos sido atacados muchas veces, pero cada vez nos hemos recuperado mejor".

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

10 años, 900 proyectos, 36 países

Que el terrorismo no espante a los turistas

El Foro de Inversiones y Negocios Turísticos para África (Investour) ha cumplido 10 años que se traducen en 900 proyectos presentados y en la participación de 1.500 representantes de 36 países en esta década. Un tiempo en el que se ha fortalecido el papel de esta cita que se celebra en Fitur en el sector turístico de este continente. "Recuerdo esa primera edición cuando conseguimos traer a tres ministros y este año tenemos 23, y alguno ha faltado por la próxima celebración de elecciones. Este espacio favorece la creación y el refuerzo de las redes de contactos hispanoafricanas y los proyectos comunes", ha recordado Luis Padrón, director general de Casa África. A esta edición especial ha acudido la ministra de Industria, Comercio y Turismo de España, Reyes Maroto, el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Zurab Pololikashvilli; el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Fernando Valenzuela y el director general de Ifema, Eduardo López Puertas. Maroto resaltó que esta cita supone un "punto de encuentro de cooperación y contacto entre empresas" y destacó la "innovación y seguridad" con la que trabaja el sector turístico africano. “Para África, ¡el único camino es hacia arriba!”, exclamó Pololikashvilli. “El continente tiene un gran potencial que en gran parte no ha sido explorado todavía”, añadió. La jornada sirvió también para reconocer la labor de cinco start-ups del continente y para la firma de varios convenios.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información