Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El País Semanal para Pago del Cielo

Bajo el influjo de las estrellas

Celeste Crianza es un vino cuyo carácter especial viene marcado por el firmamento de los viñedos de Ribera del Duero

Celeste Crianza vinos

La de Celesta Crianza es la historia de una doble fascinación. Por un lado, la que ejerce la noche estrellada en las vides de bodega Pago del Cielo, en Fompedraza, Valladolid. A casi 900 metros sobre el nivel del mar, los granos de la uva establecen una relación casi mágica con el firmamento. La recolección se realiza de noche, de manera que el fruto conserve toda su frescura y que el contraste entre el calor del día y el descanso de la noche haga que la uva desarrolle todo su sabor.

La otra fascinación surge de una forma de hacer las cosas que caracteriza a la bodega Pago del Cielo, poniendo todo el cuidado y la dedicación en la recolección y apoyándose en las técnicas más avanzadas. Dirigida por el enólogo Juan Ramón García, representa todo el sabor de Ribera del Duero en su máxima expresión, beneficiada por un clima extremo, de mucho contraste entre invierno y verano, y una altitud que transmite una personalidad especial a todos sus vinos.

Todo ello, acaba en un mismo sitio: nuestro paladar. Allí es donde se descubren los matices afrutados, un cuerpo voluminoso y una estructura firme. Fresco y con carácter, Celeste Crianza transmite personalidad en cada sorbo, lo que le convierte en el acompañamiento ideal para carnes, guisos, setas de temporada o verduras al horno. La fascinación de la noche resumida en una copa de vino.

Opulento, con cuerpo, posee muchos aromas de fruta y un intenso color cereza con reflejos granate. Celeste Crianza reposa durante 12 meses en barricas de roble francés y americano y 12 meses en botella. Un monumento a la dedicación que captura además una magia especial, la de la noche de Ribera del Duero, que impregna de misterio y fascinación a un vino que es como el lugar que le da origen, especial.

Brindar por Navidad

Bajo el influjo de las estrellas

Envuelto en una bóveda celeste que hace referencia a su especial manera de ser recolectado, Celeste Crianza 2015 viene en un estuche metálico que le confiere una elegancia también desde fuera. Un regalo ideal para estas navidades, que se adapta perfectamente a las comidas y cenas de estas fiestas

Bajo el influjo de las estrellas

Más información