Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soy una foca, no un monstruo

foca

Los protagonistas de esta imagen tomada en la Antártida en 2009 son una foca leopardo hambrienta y un pingüino a punto de ser devorado. El fotógrafo Amos Nachoum siguió a la foca cuando se lanzó al mar y vio cómo acosaba al pingüino, al que dejó escapar dos veces como si fuese un juguete. A la tercera ocasión, cogió al aterrorizado pájaro bobo, le mordió en las patas, lo sacudió bruscamente dentro y fuera del agua. Lo mató y se lo comió. Nachoum ha sido galardonado con el primer premio de fotografía profesional de naturaleza en la última edición del International Photography Awards (IPA), y también con el premio en la categoría “animales en su entorno” en el Siena International Photography 2018.