Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cooperación española deja su huella en la estación de Atocha

Una exposición del fotógrafo Miguel Lizana muestra diferentes proyectos de desarrollo que España ha apoyado en países de todo el mundo. Estará en Madrid hasta el 14 de noviembre

Una de las instantáneas de la exposición 'Huellas'. República Dominicana. Vicente atraviesa cada día el estrecho camino que conduce a su casa. Ver fotogalería
Una de las instantáneas de la exposición 'Huellas'. República Dominicana. Vicente atraviesa cada día el estrecho camino que conduce a su casa.

Punto de partida: Puerta de Atocha. Destino: el mundo. Este viaje comenzó hace 30 años, tantos como hace que nació la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid). Los españoles habían dejado de ser receptores de ayuda internacional en 1981 y pocos años después se creó este organismo para canalizar la que se había empezado a destinar a otros países menos adelantados. Han pasado suficientes días, meses, proyectos y profesionales para hacer balance de lo que se ha conseguido. ¿Qué legado ha dejado la cooperación española allí donde ha estado presente? Da respuesta a esta cuestión la exposición Huellas, del fotógrafo Miguel Lizana, inaugurada este lunes y abierta al público hasta el 14 de noviembre en el jardín tropical de la estación ferroviaria Puerta de Atocha, en Madrid. Después partirá rumbo a otras ciudades.

La muestra es un recorrido fotográfico en gran formato por los lugares y las vidas de las personas en las que la cooperación española ha significado progreso, mejora, dignidad, acceso a la educación, igualdad, agua, derechos... "La mirada es horizontal, se muestra a personas fuertes, con entereza, con valor, pero que viven en países muy complicados. No queríamos mostrar vulnerabilidad", ha explicado Lizana en el acto de inauguración. El componente de género en la exposición es importante, ha remarcado el fotógrafo oficial de la Aecid. "La situación de las mujeres en el mundo es muy difícil y nos han dado lecciones de lucha importantes".

Pincha en la imagen para ir al especial. pulsa en la foto
Pincha en la imagen para ir al especial.

Planeta Futuro, la sección de desarrollo de EL PAÍS, ha sido acompañante en este periplo, testigo y fedatario del impacto de la cooperación española en el mundo. Tanto de los logros realizados como de las oportunidades perdidas por los duros recortes presupuestarios a los que ha sido sometida esta política exterior durante los años de crisis y de los que todavía no se ha recuperado. La ayuda oficial al desarrollo cayó del 0,46% del PIB en 2009 al 0,21% el año pasado, con su punto más bajo en 2015, cuando apenas se destinó un 0,12%.

Tiene que haber un incremento presupuestario para poder hacer más

Aina Calvo, directora de la AECID

El acuerdo de presupuestos generales del estado para 2019 entre PSOE y Podemos omite referencia alguna a la ayuda oficial al desarrollo. Una ausencia criticada por reconocidos expertos del sector y que Aina Calvo, actual directora de la Aecid, reconoce. "Todos los que nos dedicamos a la cooperación hemos levantado la voz", ha declarado Calvo ante los periodistas antes de la inauguración de la exposición en Atocha este lunes. "Pero eso no significa que no estará en el presupuesto que vaya a ir a las Cortes. En qué medida, con qué cantidad y de qué forma, no lo puedo responder hoy en día porque lo desconocemos", ha añadido.

Calvo confía en que, de aprobarse un nuevo presupuesto —de lo contrario, se prorrogaría el actual—, la ayuda al desarrollo aumentará. "Tiene que haber un incremento para poder hacer más", ha dicho. Sobre todo para reforzar la ayuda humanitaria y de emergencia, y tener más presencia en organismos internacionales, ha remarcado. También para mejorar las condiciones laborales y económicas del personal español en el exterior, que lleva años reclamándolo. Para Calvo es "una prioridad" porque se está perdiendo capital humano. "Es una estrategia poco inteligente formar a la gente y dejarla marchar".

Una pareja pasea en el jardín tropical de la estación de Atocha, entre las obras que componen 'Huellas'.
Una pareja pasea en el jardín tropical de la estación de Atocha, entre las obras que componen 'Huellas'. Europa Press

Más allá de los actores de la cooperación y la sociedad civil organizada, no ha habido ni en los peores años de la crisis una marea ciudadana clamando por la recuperación presupuestaria de la cooperación. "Hay muchos españoles y españolas que se preguntan por qué es necesario ayudar en otros países con la cantidad de necesidades que tenemos en nuestro propio país. Y no debe sorprendernos. Pero no debemos cansarnos de explicar que los problemas son cada vez más globales y requieren respuestas globales", ha analizado Calvo. En este sentido, ha subrayado la importancia de la comunicación como herramienta para mostrar el impacto de cada euro destinado a esta política. "Esta exposición ayuda a ese relato: las huellas que va dejando la cooperación española en las vidas de muchas personas del mundo, especialmente en Latinoamérica, el continente africano y Filipinas".

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información