Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad elige a Raquel Yotti para dirigir el principal organismo de investigación biomédica de España

La cardióloga cogerá las riendas del Instituto de Salud Carlos III, en situación de "asfixia" según sus trabajadores

La cardióloga Raquel Yotti.
La cardióloga Raquel Yotti.

El Ministerio de Sanidad, con la conformidad del Ministerio de Ciencia, ha decidido nombrar a la cardióloga Raquel Yotti como nueva directora del Instituto de Salud Carlos III, el principal organismo público de investigación biomédica de España, según confirman a EL PAÍS fuentes del gabinete de Pedro Duque. Yotti, actual jefa de Cardiología Clínica en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, sustituirá a Jesús Fernández Crespo, nombrado en marzo de 2015 tras la dimisión de Antonio Andreu por "las dificultades presupuestarias" y "los problemas estructurales" del organismo, que gestiona unos 270 millones de euros anuales.

Hace tres meses, 300 investigadores del Instituto de Salud Carlos III denunciaron su situación de “asfixia” en una carta remitida al Ministerio de Economía, responsable de la I+D en España en la época de Mariano Rajoy. “Si no se adoptan medidas urgentes nos será imposible seguir realizando nuestro trabajo de una manera eficaz y, a medio plazo, la parálisis repercutirá no solo en el nivel científico de nuestro país, sino en el tratamiento de enfermedades y la salud de la población española”, denunciaba el comunicado.

El organismo coordina los principales centros de investigación en red de España sobre cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares y otras patologías. La plantilla del centro ha caído un 18% desde 2011, hasta los 952 trabajadores. “La ciencia se muere en el Instituto de Salud Carlos III”, alertaron en mayo sus investigadores, afectados por los recortes y por una burocracia excesiva impuesta por el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro.

La nueva directora no es ajena a la investigación. En el Hospital Gregorio Marañón, Yotti ha encabezado diversos estudios científicos, como el desarrollo de un nuevo método para medir con precisión la fuerza de contracción del corazón, una herramienta útil para predecir alteraciones del corazón en pacientes bajo tratamiento oncológico, por ejemplo.

Más información