Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El peregrino de Nueva York

Matt Green, durante una de sus 'peregrinaciones' por las calles de Nueva York. En total lleva 2.405 días recorriendo la ciudad.
Matt Green, durante una de sus 'peregrinaciones' por las calles de Nueva York. En total lleva 2.405 días recorriendo la ciudad.

Hace seis años y medio, Matt Green dejó su trabajo de ingeniero y se puso a recorrer los 12.874 kilómetros de todas las calles de la ciudad

HOY, DOMINGO 29 de julio, Matt Green cumplirá exactamente su jornada número 2.405 caminando por Nueva York. Más de seis años y medio de peregrinación. Cuando tenía 31 años, este estadounidense de Virginia dejó su trabajo como ingeniero civil y se lanzó a recorrer cada una de las calles de los cinco distritos de Nueva York, que suponen un total aproximado de 12.874 kilómetros.

No es el primero en emprender una hazaña de este tipo. John McNamara hizo lo mismo recorriendo cada calle del Bronx, y la Wikipedia asegura que son 36 las personas que han recorrido EE UU caminando. Hay otros que, en vez de andar, corren. En la ficción, el entrañable personaje de Forrest Gump se lanzaba a atravesar Estados Unidos corriendo por el mero hecho de que le apetecía, y en la vida real, el británico Robert Pope siguió su ejemplo, convirtiéndose en la primera persona que ha cruzado el país corriendo tres veces en un mismo año.

Matt Green comenzó su andadura en Nueva York, pero aspira a recorrer a pie todo el país. Para él, caminar se ha convertido en un proyecto de vida. Quiere sentir un lugar, entenderlo, experimentarlo por sí mismo y no por las palabras con que otras personas clasifican un barrio. Su cometido no era entrar en el libro Guinness de los récords. En su blog I am just walking (solo estoy caminando) explica que lo importante para él no es recorrer millones de sitios pasando poco tiempo en cada uno de ellos, sino pasar millones de minutos explorando un mismo lugar.

El proyecto de Green es revolucionario en una sociedad ante la que él se confiesa incapaz de hacer más de una cosa a la vez. En lugar de lo que el capitalismo defiende, esta actitud está ligada a enseñanzas ancestrales: por ejemplo, la palabra apranihita, que en sánscrito significa sin finalidad ni deseo, el concepto de mindfulness (poner conciencia en aquello que se hace) y los budistas que siguen la filosofía zen, quienes practican la meditación en movimiento, el kinhin;ellos proclaman que caminar con conciencia, por el placer de caminar, trae sosiego, alegría y realidad.

La jornada de Green abarca desde las diez de la mañana hasta que anochece. Duerme en casas de amigos. En su blog publica las anécdotas de su periplo y fotografías relacionadas con la naturaleza o las personas que encuentra en cada calle. Trata de caminar de siete a nueve kilómetros diarios. Uno puede seguir su itinerario y donar dinero para contribuir a que continúe su viaje. Dice sobrevivir con solo 15 dólares al día (menos de 13 euros). Su forma de vida ha cautivado a periodistas y directores de cine. El español Adán Aliaga dirigió un corto inspirado en su historia, The Walker (2015), y en marzo se estrenó en el festival SXSW el documental The World Before Your Feet, dirigido por Jeremy Workman.

Al igual que en el siglo XIX Henry David Thoreau se sumergió con Walden en un viaje al corazón salvaje de la naturaleza, Matt Green bucea en los nervios de la gran metrópoli en pleno siglo XXI.