Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Una asociación animalista critica el maltrato en un ‘resort’ temático de ‘El libro de la selva’ en India

Los trabajadores del complejo golpean a elefantes con un palo puntiagudo para que mojen a los turistas

Un elefante salpica con su trompa a un niño subido encima de él.

Un elefante moja con su trompa varias veces a un niño en bañador que está subido encima de él. Mientras tanto, un hombre permanece al lado del animal y, disimuladamente, lo atiza por debajo del agua con un palo que tiene en la mano. Cada vez que lo golpea, el paquidermo levanta su trompa y echa un chorro de agua al menor. Este vídeo, publicado por el diario The Independent, ha sido grabado en un resort temático de El libro de la selva en Kulem, en el estado de Goa (India). Grandes agencias de viajes de Reino Unido, según el mismo diario, ofrecen a turistas viajes a este complejo. Una de las principales asociaciones animalistas del país, Wildlife SOS, critica el maltrato animal en estas atracciones turísticas.

"El hombre está pinchando al elefante con un palo largo y puntiagudo. Se puede ver cómo intenta ocultarlo conscientemente", explica Kartick Satyanarayan, cofundador de Wildlife SOS. Esta asociación realiza campañas para concienciar sobre el maltrato animal que implica entrenar a elefantes cautivos con fines turísticos. Para ello, señala, normalmente se los golpea: "Es un proceso muy cruel y muy brutal".

"El guía ha condicionado al animal enseñándole que si no hace lo que le ordena, le va a clavar el palo cada vez más fuerte. El elefante lo sabe. Cada vez que recibe un leve golpe hace lo que le ordenan porque quiere evitar el dolor", afirma Satyanarayan. Para él, es primordial que los turistas sepan lo que se esconde detrás de esa experiencia: "El comercio feo, vicioso y malvado que todo eso inculca".

Las estancias para asistir a este complejo se pueden reservar a través de Tripadvisor. La compañía prohibió en 2016 la venta de atracciones turísticas en su web que incluyan paseos en elefante o actividades en las que se tenga un contacto físico con animales salvajes. Pero cuando The Independent se puso en contacto con ella, esta explicó que las restricciones "están centradas en el sector de las experiencias" y este complejo estaba clasificado en la web como un alojamiento.

Varios turistas que han acudido al lugar han criticado el trato que se da a los animales, según recoge el mismo diario. "El elefante que nos duchaba tenía heridas abiertas en la cabeza y una soga atada alrededor de su cuello. En general, fue una experiencia horrible", escribió en la web Luke C., de Birmingham, que visitó el lugar en abril.

Giovanna Costantini, coordinadora del departamento de comunicación de la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA), ha explicado a este periódico que "la gran mayoría de turistas que se apuntan a actividades que resultan negativas para los animales lo hacen por falta de conocimiento". Precisamente un estudio de la Universidad de Oxford reveló en 2015 que la mayoría de personas que acuden a estas atracciones turísticas cada año no son conscientes de que sus visitas tienen efectos perjudiciales para los animales. FAADA ofrece en su web un mapa con todas las actividades turísticas con animales y sus consecuencias en cada país del mundo.

Más información