Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primer curso sin homeopatía en la universidad pública española

Polémica en la Facultad de Farmacia de Salamanca al retirar su optativa sobre esta pseudociencia

Imagen de un curso de la Facultad de Farmacia salmantina.
Imagen de un curso de la Facultad de Farmacia salmantina.

La universidad pública española no tendrá, por primera vez en mucho tiempo, ninguna asignatura dedicada a la homeopatía. Ese falso remedio inventado hace doscientos años por Samuel Hahnemann no ha probado nunca ninguna eficacia frente a ninguna dolencia, pero hasta hace poco se formaba sobre sus principios en media docena de universidades públicas. Con la retirada de la materia Medicamentos homeopáticos de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Salamanca, decidida en su junta ordinaria, desaparece la última asignatura específica sobre esta pseudoterapia. Solo queda la titulación de experto en Homeopatía Clínica, que se imparte en la Universidad Católica San Antonio de Murcia, de titularidad privada.

La desaparición de la homeopatía de la universidad coincide con la aprobación de su venta como medicamento por parte de Sanidad

Desde 2009, la homeopatía se ha visto acorralada en las aulas hasta su desaparición completa. La más sonada fue la retirada en marzo de 2016 del máster de la Universidad de Barcelona, fulminado por "falta de base científica". Pocas semanas después no renovaría el de la Universidad de Valencia. De manera motivada o discretamente, también cayeron las materias y cursos de las universidades de Sevilla, Córdoba, Zaragoza y, más recientemente, la UNED.

En el caso de la Universidad de Salamanca, es el silencio del decano de su Facultad de Farmacia el que impide conocer los motivos reales de la retirada de esta asignatura, que ha generado una gran polémica y malestar por la gestión de este asunto. Todo comenzó con un par de tuits exitosos publicados el 3 de mayo, recogiendo que el propio decano, Antonio Muro, anunciaba en las jornadas FarmaFórum que el siguiente curso no habría asignatura de homeopatía en su centro. Aquel día habló, pero no lo ha vuelto a hacer a pesar de los reiterados intentos de esta redacción por conseguir información por parte del decanato de esta prestigiosa universidad pública.

Tras varias semanas de correos electrónicos sin respuesta y llamadas en las que solo se han recibido largas desde el despacho del decano, el departamento de comunicación de la universidad salmantina remitió un mensaje en el que se detalla lo acordado en la junta ordinaria del 21 de mayo. No hubo ningún debate sobre el fondo del asunto, como habían manifestado otras fuentes presentes en la junta. Solo la "aprobación de cambios en optativas": el Área de Tecnología Farmacéutica decidía no ofertar la asignatura Medicamentos Homeopáticos, optativa de cuarto, para el curso 2018-19, sustituyéndola por la de Atención Farmacéutica. Considerada una maría por los alumnos, muchos se matriculaban en Medicamentos homeopáticos para asegurarse una buena nota con un aprobado fácil a cambio de cinco créditos.

La controversia surgida en esta facultad y la opacidad de su decanato son muestra de los conflictos que todavía genera la homeopatía en el ámbito de la farmacia

La retirada de la asignatura estaría relacionada, según han publicado algunos medios de comunicación, con la prejubilación de la profesora que la impartía, Ana Celia Alonso, aunque es un extremo que desmienten a Materia tanto la propia docente como la Universidad de Salamanca, que asegura que esta profesora no ha pedido su jubilación. Alonso afirma que el Área de Tecnología Farmacéutica se planteó "no ofertarla de una forma puntual y excepcional". "La jubilación, que todavía no he solicitado, no tiene nada que ver con que la asignatura se siga impartiendo en los cursos posteriores", afirma.

No es la primera vez que se vota la posible retirada de esta asignatura en la junta, ya que hace un par de años se planteó esta posibilidad que salió derrotada. Fuentes conocedoras de la polémica aseguran que son muchos los que querían tumbar la materia por pseudocientífica, pero nunca se planteó en estos términos. Otros no han querido hablar por miedo al clima hostil que se ha instalado en la universidad salmantina desde que el decano anunciara esta retirada en un foro público.

En todo caso, la controversia surgida en esta facultad y la opacidad de su decanato pueden ser buenas muestras de los conflictos que todavía genera la homeopatía en el ámbito de la farmacia, donde encuentra numerosos defensores. Hasta hace dos años los farmacéuticos no se habían movilizado contra estos falsos remedios y fue el año pasado cuando la Real Academia de Farmacia lanzó una advertencia severa contra esta pseudociencia que lleva demostrando su inutilidad desde 1796. La homeopatía todavía figura en el temario de alguna asignatura como en Medicina en la Universidad de Oviedo, Enfermería en la de Jaén o Fisioterapia en la de Granada, como publicaba recientemente InfoLibre, pero solo de pasada y no como eje de ninguna materia.

La desaparición de la homeopatía de la universidad pública española coincide en el tiempo con la aprobación de la orden ministerial de Dolors Montserrat para que se regulen entre 500 y 1.500 productos homeopáticos, que se venderán como medicamentos en las farmacias. Una situación que ahondará en la confusión actual que ya tienen los españoles con respecto a este y otros falsos remedios. La orden supone la asunción más favorable de una directiva europea que algunas consejerías de Sanidad españolas, como la que dirige Carmen Montón desde Valencia, piden que se revise. Es posible que la orden de Montserrat tenga los días contados si, como aseguran algunas quinielas, Montón termina dirigiendo la cartera de Sanidad en el Gobierno de Pedro Sánchez, vista su decidida beligerancia contra las pseudoterapias.

Más información